Alan y Héctor habrían sido asesinados en vecindad de República de Cuba

Ciudad de México.- Todo parece indicar que Alan y Héctor pasaron sus últimas horas de vida en un cuarto de la vecindad marcada con el número 86 de la calle de República de Cuba, en el Centro Histórico.

Lo anterior se desprende de los análisis realizados por los expertos en genética de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales a los indicios encontrados durante el cateo que ahí se realizó el pasado jueves.

Así lo informó la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, la cual mediante un comunicado señaló que la sangre y la ropa que hallaron en el sitio corresponde a los menores, cuyos restos fueron encontrados el pasado primero de noviembre.

Con ello, indican, se cuenta con los elementos necesarios para relacionar con el homicidio de los adolescentes a Baltazar “N”, el sujeto que fue capturado en el inmueble y el cual aparentemente fue el que sacó los cuerpos del lugar, en cajas de plástico.

A Baltazar “N” este sábado se le dictó auto de vinculación a proceso y como medida cautelar el juzgador le impuso prisión preventiva justificada y determinó un plazo de 15 días para el cierre de la investigación complementaria.

Durante la audiencia el juzgador calificó como legal su detención y el Ministerio Público de la Fiscalía de Investigación Estratégica Central le formuló imputación por posibles delitos contra la salud, en su modalidad de narcomenudeo, hipótesis de posesión con fines de comercio y cohecho.

Con relación a Édgar “Z”, quien fue detenido el domingo pasado con la carretilla y las cajas en las que se transportaban los cuerpos de los menores de 12 y 14 años, su audiencia fue este viernes.

Después de que se acogiera a la duplicidad del término constitucional, la audiencia se reanudó con el antecedente de que el juzgador calificó como legal la detención y el agente del Ministerio Público de la Fiscalía de Investigación Estratégica del Delito de Homicidio formuló imputación, por lo que se le confirmó como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa y se le vinculó a proceso.

El plazo para el cierre de la investigación complementaria que fijó el juez fue de tres meses.

Alan y Héctor desaparecieron el pasado 27 de octubre tras acudir a la Iglesia de San Hipólito. Con engaños fueron conducidos al lugar en el que los torturaron y después les quitaron la vida.

Las autoridades continúan con las indagatorias para determinar el móvil del crimen y la posible participación de más personas en este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: