Aportaciones de agosto y septiembre definirán el ciclo otoño-invierno

Los Mochis, Sin.- El sistema de presas de la zona norte de Sinaloa no ha logrado recuperar sus almacenamientos a como se quisiera para poder garantizar un ciclo agrícola otoño-invierno, pero aun así hay buenas expectativas, mencionó el gerente de la Red Mayor del Valle del Fuerte.

Andrés Valdez Conde precisó que en los meses de junio y lo que va de julio el sistema hidráulico registra una aportación de casi 800 millones de metros cúbicos, ya que en este mes los escurrimientos no han sido como lo marca la media.

“La media en 75 años de junio es por el orden de 80 millones y este año le entraron 180, empezó muy bien le entraron más del doble y julio ha estado regular bajo ya que de la media que tenemos son 764 millones y tenemos 617 y nos faltan 5 días para salir, pero cuál es el diferencial que el julio del año pasado fue extraordinario y le entraron 1,300 millones fue de los mejores si no el mejor”, expresó.

Valdez Conde señaló que las esperanzas del sector agrícola están en las aportaciones de los meses de agosto y septiembre, ya que de eso dependerá el plan de riegos que se autorice para el ciclo otoño invierno.

“Es el que más debe aportar por el orden de 1,200 millones y esperemos que los cumpla y que los rebase y consideramos que si porque cuando julio es bajo agosto es mejor y tenemos esos dos meses por delante y seguro que vamos a tener el volumen para el ciclo de otoño invierno”, dijo.

El representante de la Red Mayor del Valle del Fuerte dijo que es necesario que los productores en conjunto con los módulos de riego estén conscientes de las condiciones que se tienen y ser cautelosos al momento de definir los programas de siembra para la próxima temporada.

“Hay que tener en cuenta que no necesariamente hay que tener el volumen total y hay que estar al pendiente de la evolución del sistema para hacer los trabajos y debemos ser cautelosos aunque hay que sacar lo bueno y lo malo de los últimos dos años que nos ha dejado experiencia y hacer un ciclo normal”, explicó.

Las tres presas del norte de Sinaloa almacenan en su conjunto mil 425 millones de metros cúbicos, lo que significa que están al 21.8 por ciento de sus capacidad total de conservación, hay un déficit de 468 millones comparado con la misma fecha del año pasado.

Para poder tener un ciclo otoño invierno normal sin restricciones es necesario que el sistema hidráulico registre un almacenamiento de por lo menos 3,200 millones de metros cúbicos de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: