Argentina despide con máximos honores a Carlos Menem

Tras un velorio en el Congreso con todos los honores, Argentina despide este lunes al expresidente Carlos Menem, fallecido la víspera a los 90 años y quien marcó a su país con políticas neoliberales en la década de 1990.

Menem, quien gobernó a Argentina entre 1989 y 1999, será enterrado la tarde de este lunes en el cementerio islámico de Buenos Aires, donde reposa su hijo Carlos junior, muerto en un accidente de helicóptero en 1995.

Va a descansar en el cementerio islámico con mi hermano, a pesar de que él profesaba la religión católica, para estar con mi hermano”, dijo su hija Zulemita Menem.

Senador desde 2005, Menem fue despedido en el Congreso por el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner, de sus mismas filas peronistas, así como por otras figuras de la política.

Cientos de sus seguidores hicieron fila a las afueras del Congreso, bajo una lluvia intermitente, para participar del velorio.

Desde mediados de 2020 la salud de Menem venía en deterioro y había tenido que ser hospitalizado varias veces por diversas dolencias. Su muerte ocurrió el domingo en una clínica de Buenos Aires.

PRIVATIZACIONES

Durante su gobierno, privatizó la mayoría de las empresas públicas y dispuso una paridad de un peso igual a un dólar, un esquema que generó súbita abundancia pero que explotó en 2001, provocando la peor crisis económica, política y social en la historia del país.

Cuando él asumió, yo tenía una fábrica (de zapatos). Dejó entrar absolutamente cualquier cosa de afuera y mi fábrica se fundió, y a partir de ese momento no pude recuperar nada”, recordó con amargura Mario Kellman.

Otros, en cambio, le agradecen que durante su gobierno “se podía viajar” al exterior, por la fortaleza de la moneda argentina.

CARISMÁTICO Y EXCÉNTRICO

Descendiente de inmigrantes sirios, a Menem se le conocía con el apodo de “El Turco”.

Se le recuerda por sus excentricidades, su gusto por el lujo, los autos Ferrari y por mostrarse con hermosas mujeres.

Tenía un carisma enorme”, evocó el presidente Fernández.

Hay que reconocerle su valor y su apoyo siempre a la democracia. Cuando vino la dictadura lo encarceló durante años”, destacó el mandatario.

Antes de llegar a la presidencia, Menem ganó la gobernación de su provincia natal, La Rioja, en dos ocasiones, la primera en 1973.

Despojado de su cargo al ocurrir el golpe de Estado de 1976, estuvo detenido durante dos años.

Menem impulsó una reforma de la Constitución que en 1994 introdujo la reelección presidencial inmediata, además de suprimir el requisito de profesar la religión católica a quien ejerza la jefatura del Estado.

También indultó a los máximos responsables de la última dictadura (1976-1983) que habían sido procesados y a miembros de organizaciones guerrilleras de izquierda.

Fue juzgado por contrabando de armas a Croacia y Ecuador, y por encubrimiento del atentado contra la mutual judía AMIA en 1994, que causó 85 muertos.

También se le procesó en casos de corrupción, pero ninguna de las causas llegó a tener sentencia firme y sus fueros parlamentarios lo protegieron de la prisión.

El exmandatario se casó y se divorció dos veces, la primera con Zulema Yoma y la segunda con la exMiss Universo chilena Cecilia Bolocco.

Con Zulema tuvo dos hijos: Zulemita y Carlos. Con Bolocco tuvo a Máximo. También fue padre de Carlos Nair Menem Meza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: