Cablebús sufre su primer sismo: gente queda atrapada en cabinas

El Cablebús de la Ciudad de México, el sistema de teleférico público que estrenó hace unos meses la capital, enfrentó su primer sismo y aunque todavía no se reportan daños, sí se informó que en la Línea 2, que va de Constitución de 1917 a Santa Marta, en Iztapalapa, usuarios quedaron atrapados en las cabinas debido a una falla del suministro eléctrico.

No obstante, minutos después la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, compartió un video en el que se aprecia el restablecimiento de la operación de Cablebús.

El secretario de Movilidad de la Ciudad de México, Andrés Lajous, escribió antes en su Twitter que “se hizo desalojo total de L1 de Cablebús y desalojo Bucle B de L2. Hay una falta de suministro eléctrico en la zona del Bucle A de la Línea 2. Pedimos tranquilidad a personas en cabinas. Están seguros. Se está resolviendo el suministro eléctrico Servicios de emergencia en camino”.

En redes sociales se difundieron videos de las cabinas de Cablebús suspendidas en el cable del teleférico y moviéndose de un lado a otro. Hasta el momento no se ha reportado ninguna persona lesionada ni daños en la infraestructura, sin embargo, se tendrá que esperar a una revisión más detallada de la obra.

La Línea 2 del Cablebús fue construida por la empresa mexicana Alfa Contratistas y Proveedores y la italiana Leitner, y se inauguró el 8 de agosto pasado, en tanto que la Línea 1, que va de Indios Verdes a Cuautepec, en la alcaldía Gustavo A. Madero, fue construida por la mexicana Grupo Indi y la austriaca Doppelamyr.

 

“Cablebús L1 ha sido desalojada en su totalidad sin contratiempos ni daños a instalaciones. Se aplica protocolo de revisión para evaluar las condiciones de operación. L2 sin daños en instalaciones; bucle A desalojado, en desarrollo el desalojo del bucle B tramo Santa Marta-Xalpa”, escribió el Servicio de Transportes Eléctricos, organismo operador del Cablebús.

Un fuerte sismo sacudió esta noche a la Ciudad de México y otras entidades de la región centro del país. De acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional (SSN), el temblor fue magnitud 7.1 con epicentro a 14 kilómetros al sureste de Acapulco, Guerrero.

 

El temblor ocurrió exactamente cuatro años después del registrado a las 23:49 horas del 7 de septiembre de 2017 en el golfo de Tehuantepec. Aquel fue de magnitud 8.2 y fue el más fuerte en casi 100 años.

 

Con información de Forbes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: