Codo a codo por Congreso; incertidumbre lo rodea

La disputa por el Congre­so se mantenía cerrada has­ta la madrugada de este martes, con el Senado dividido con 46 escaños demócratas y 47 republicanos.

Para garantizar el control del Senado, los demócratas necesitan asegurar, al me­nos, cuatro escaños más.

Mientras que en la elec­ción correspondiente a la Cámara de Representantes. los demócratas conserva­ron la mayoría, tras una jor­nada electoral en la que se renovaron los 435 escaños, según las primeras proyec­ciones de las cadenas Fox News y ABC.

Sin sorpresas, los de­mócratas confirmaron su mayoría y las cadenas pro­yectaron que van a arreba­tarles entre cuatro y cinco escaños a los republicanos. En la legislatura que termina los demócratas tenían 232 escaños y los republicanos controlaban el Senado con 53 de los 100 senadores, destacó la agencia DPA.

Con esta victoria, los de­mócratas se aseguran que, incluso si perdieran la Pre­sidencia y el Senado, gran parte de la actividad legisla­tiva del gobierno tenga que negociarse en la Cámara de Representantes como se ha hecho en los dos últimos años de mandato de Trump.

VUELVEN A ROMPER BARRERAS

Alexandria Ocasio-Cortez, Rashida Tlaib, Ayanna Press­ley e Ilhan Omar, conside­radas parte del “escuadrón” progresista de mujeres de­mócratas, renovaron en las elecciones de ayer sus es­caños en el Congreso esta­dunidense tras vencer a sus oponentes republicanos en los diferentes estados a los que representan.

Ocasio-Cortez, de 31 años, fue reelecta por una cómoda mayoría.

Llegó a Washington DC hace dos años como la re­presentante más joven del Congreso, tras arrebatar el escaño de un demócra­ta que llevaba dos décadas en la Cámara baja. Des­de entonces se convirtió en blanco de los republicanos —incluido el presidente Do­nald Trump— que la atacan continuamente.

El mandatario también ha desatado polémicas al arre­meter contra las congresis­tas Ilhan Omar, musulmana de origen somalí (Minneso­ta), la afroamericana Ayanna Pressley (Massachusetts), y Rashida Tlaib, de origen pa­lestino (Michigan), a quienes pidió que volvieran a su país.

Las cuatro legisladoras fueron cómodamente reele­gidas en la lección de ayer.

CONGRESISTAS QUE HACEN HISTORIA

Dos candidatas demócratas al Congreso de Estados Uni­dos por Delaware y Vermont hicieron historia al conver­tirse en las primeras legis­ladoras transgénero de sus estados.

Sarah McBride, de 30 años, se convirtió en la pri­mera senadora trans de De­laware, tras obtener 86% de los votos en el primer distri­to de Senado del estado, y de Estados Unidos.

Lo hicimos. Ganamos las elecciones generales. Gra­cias, gracias, gracias”, tui­teó. “Espero que esta noche le muestre a un niño LGBTQ que nuestra democracia es lo suficientemente grande para ellos también”.

En Vermont, Taylor Sma­ll, de 26 años, se convirtió en la primera trans elegida para la Cámara de Representantes en este estado, después de obtener 43% y 41% de los vo­tos en sus dos distritos.

¡5º legislador trans en la nación!”, tuiteó.

Sus victorias se produ­cen sólo unos años después de que la demócrata Dani­ca Roem se convirtiera en la primera legisladora abierta­mente trans del país. Roem fue elegida para la asamblea estatal de Virginia en 2017.

En 2018, la demócrata de Vermont Christine Hallquist se convirtió en la primera per­sona abiertamente transgéne­ro nominada para gobernador por un partido importante en Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: