Coepriss pide extremar precauciones y prepararse ante Huracán “Nora”

Mazatlán, Sin.- La Secretaría de Salud, a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa (Coepriss), recomienda a la población extremar precauciones, especialmente en los municipios del sur del estado incluyendo a Elota, San Ignacio, Mazatlán, Concordia, Rosario y Escuinapa pues se esperan lluvias de intensas a torrenciales en esta zona.

El comisionado Jorge Alan Urbina Vidales comentó que la región más vulnerable del sur de Sinaloa es la que colinda con el Océano Pacífico pues por la intensidad de las lluvias, los vientos y el oleaje que se pronostican existe el riesgo de deslaves e inundaciones por lo que se recomienda desplazarse a zonas altas y suspender las actividades marítimas.

Sostuvo que la Coepriss participa en este operativo interinstitucional por instrucciones del gobernador Quirino Ordaz Coppel y el secretario de salud Dr. Efrén Encinas Torres.

Precisó que con el propósito de prevenir riesgos a la salud ante el fenómeno hidrometeorológico previsto en el Océano Pacífico están preparadas las brigadas de protección sanitaria.

“Estamos listos para auxiliar a la población ante los posibles efectos por el paso del huracán Nora y a las familias que viven en partes bajas se les recomienda se refugien en partes altas con familiares y de ser necesario en uno de los 128 albergues habilitados”, comentó.

Sostuvo que existen zonas de vigilancia y prevención a lo largo del Pacífico por los posibles efectos del huracán que contemplan Topolobampo y Altata en Sinaloa. “Hay que prepararse anticipadamente para prevenir cualquier tipo de contingencia”, dijo.

Apuntó que se ha activado una coordinación interinstitucional en la que personal de Coepriss participa para prevenir cualquier riesgo sanitario. “La población se debe mantener atenta a los avisos oficiales porque la prevención es fundamental puesto que a veces las precipitaciones pluviales pueden ocasionar zonas peligrosas e inundaciones que ponen en riesgo la salud y la vida”, señaló al destacar que los brigadistas de Coepriss supervisan los aspectos sanitarios de los albergues.

Aclaró que los fenómenos meteorológicos no tienen palabra de honor por lo siempre existe la posibilidad de que un huracán modifique su trayectoria y su fuerza por lo que hay que estar atentos a los avisos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes.

Afirmó que los protocolos para prevenir riesgos ponen especial énfasis en agua, alimentos, lavado de manos, manejo adecuado de excretas y basura, entre otros.

“Hay zonas de riesgo en todo Sinaloa que presentan problemas de posibles inundaciones, desbordamiento de arroyos y ríos e incluso en el sector urbano por sistemas de alcantarillados insuficientes en algunos sectores para desalojar el agua, sumado a que algunas personas tiran basura en la vía pública”, lamentó.

Aseveró que las aguas estancadas pueden propagar enfermedades infecciosas pues es factible que contengan microorganismos, sustancias químicas peligrosas, cables con energía eléctrica u ocasionar lesiones por los objetos que no se pueden ver a simple vista, por lo tanto no se debe jugar en el agua de lluvia y mucho menos andar descalzo. “Con las inundaciones se pueden presentar problemas dermatológicos y diarreas cuando los alimentos no se conservan adecuadamente por lo tanto es importante la higiene, el lavado de manos y utensilios”, dijo.

“Se debe tener mucha precaución en zonas de riesgo por alcantarillas abiertas y corrientes de agua porque quince centímetros de agua pueden ocasionar que se pierda por completo el control de un vehículo y la corriente de agua puede arrastrar a cualquier automóvil”, advirtió.

Aseveró que es recomendable tomar en cuenta otras acciones que pueden prevenir accidentes durante las lluvias o los huracanes como podar árboles que obstruyan los cables de energía eléctrica y los que pudieran presentar algún riesgo para la población así como limpiar desagües, canales, drenajes, tuberías y coladeras de manera permanente.

“Es muy importante evitar tirar basura en las calles, con ello se evitará la obstrucción del drenaje y las inundaciones, que pueden afectar viviendas y sobre todo, la salud de la población”, afirmó.

De ser necesario, explicó, se deberá colocar cinta adhesiva en forma de cruz en las ventanas, para evitar accidentes como cortaduras o lesiones provocadas por cristales rotos.

Finalmente, recomendó que los patios y azoteas permanezcan limpios y libres de objetos que puedan ser lanzados por el viento y causar daños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: