Con entrevistas de trabajo falsas, Andrés Roemer atraía a mujeres a su casa para abusar de ellas

Ciudad de México.- Mariana Flores, feminista e internacionalista, se sumó a las mujeres que han denunciado a Andrés Roemer por abuso sexual. Al igual que la bailarina Itzel Shanaas y la periodista Monserrat Ortiz, el escritor la llevó a su casa prometiéndole de una entrevista de trabajo que resultó ser falsa.

Andrés Roemer y Mariana Flores se conocieron en 2011 durante una entrevista de trabajo para un puesto de trabajo en la asociación civil Poder Cívico.

“Yo conocí a Andrés Roemer porque me iba a entrevistar para un puesto de trabajo en Poder Cívico, asociación civil que organiza el festival de la Ciudad de las Ideas. Yo vi esta vacante en la bolsa de trabajo del ITAM y así es como entré  en contacto con ellos.

“Me citaron, primero, en sus oficinas de Paseo de la Reforma y después, unos minutos antes de la entrevista, me cambiaron el lugar al restaurante ‘Un lugar de la Mancha’. Él estaba con quienes me dijo eran su equipo de trabajo. Me pidió que me sentara al lado de él, me hizo un par de preguntas que respondí. Me dijo que no tenía el suficiente tiempo para concluir la entrevista, porque tenía mucho trabajo”, narró al noticiero “Por la mañana” de Ciro Gómez Leyva para Radio Fórmula.

Para terminar la entrevista, Andrés Roemer citó a Mariana Flores día siguiente en otro sitio, sin embargo, omitió decirle que el punto de reunión era su casa.

Al llegar a la dirección que le proporcionó, la joven descubrió que era la vivienda de Roemer. Una vez adentro, un hombre la condujo a una “sala”, donde el escritor abusó sexualmente de ella.

“Me abrió  la puerta un señor. Cuando entré, me di cuenta de que era la casa del señor, eso fue muy desconcertante para mí. Me conducen a un lugar al final de un pasillo, un espacio que era una combinación entre sala, cine y biblioteca, unos minutos antes de que Andrés Roemer se presentara, y cerró la puerta.

“Yo tenía muy claro que iba a una entrevista de trabajo y él abusó sexualmente de mí. Yo no di mi consentimiento en ningún momento para lo que sucedió ese día en la casa de Andrés Roemel; al contrario, yo dije no en varias ocasiones y lo empujaba con las manos”, contó.

on su testimonio, Mariana Flores busca que “las instituciones se pongan del lado de las víctimas, para que se sepa quién es Andrés Roemer y no le den espacios ni poder  para violentar a las mujeres”.

Por otra parte, la mujer reveló que en su momento no se atrevió a denunciar al escritor, porque no entendía lo que le había pasado y no estaba lista para hablar.

“Lo que quiero que quede clarísimo, es que las víctimas denunciamos en el momento en que estamos listas, no cuando la misma sociedad que nos cuestiona y revictimiza quisiera”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: