Crece furia por muerte de niños indígenas

WINNIPEG, Canadá.-Manifestantes derribaron estatuas de las reinas Victoria e Isabel II en la ciudad canadiense de Winnipeg, a medida que aumenta la ira por el descubrimiento de los restos de cientos de niños en fosas sin identificar en antiguas escuelas indígenas.

Una multitud coreaba “sin orgullo por el genocidio” antes de derribar las estatuas de las monarcas.

La acción tuvo lugar el jueves en el Día de Canadá, cuando tradicionalmente hay celebraciones en todo el país.

Más de mil 100 tumbas sin identificar fueron halladas en antiguas escuelas residenciales en Columbia Británica Saskatchewan, que estaban dirigidas mayormente por la Iglesia católica y financiadas por el gobierno.

Durante 165 años las escuelas separaban a la fuerza a los niños indígenas de sus familias, sometiéndolos a desnutrición y abuso físico y sexual en lo que la Comisión de la Verdad y Reconciliación calificó de “genocidio cultural” en 2015.

En Winnipeg, una multitud aplaudió cuando la estatua de la reina Victoria cayó frente a la legislatura provincial de Manitoba.

Esos hechos se suman a los incendios desatados, desde la semana pasada, en iglesias de Alberta y Edmonton.

CONDENA VANDALISMO

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, condenó los incendios y el vandalismo de iglesias.

Es real y completamente comprensible, dada la historia vergonzosa de la que todos estamos más conscientes ahora”, dijo el mandatario en conferencia de prensa.

Pero pienso que quemar iglesias en realidad está privando a las personas que tienen necesidad de un duelo y de sanar y de dolerse de tener lugares donde poder lamentar las muertes y reflexionar y buscar apoyo”, dijo.

Con información de Excelsior…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: