Del PAN, el candidato del bloque opositor a la presidencia del país y a la jefatura de gobierno de CDMX

Agenda Política

= El PRI postuló ya en Coahuila y EdoMex
= Para el PRD, candidaturas a alcaldías
= Razonamientos lógicos en las definiciones
= Rota la unidad de MoReNa en Coahuila
= Cuentas públicas de la Fiscalía ¡reprobadas!

Jorge Luis Telles Salazar

Cuando la situación parecía más compleja y cuando era más fácil apostarle a la selección mexicana de futbol que al futuro de la alianza electoral “Va por México”, los dirigentes nacionales de los tres partidos oficialmente involucrados en el tema, llegaron a acuerdos sorprendentes e inesperados, mismos que vienen a constituir algo así como un tanque de oxígeno para esta coalición, de cara a las elecciones locales del presente año y las presidenciales del 2024.
Las candidaturas gubernamentales de Estado de México y Coahuila serán para el PRI; la presidencial y la de la ciudad de México, para Acción Nacional. El PRD tendrá candidaturas a presidencias municipales en una y otra entidad y un número significativo de candidaturas a diputados federales.
Siempre hemos sostenido -y así lo subrayamos en la mesa de análisis del viernes próximo pasado en Alta Voz – lo fácil que es la destrucción de una alianza electoral, cuando se llega a la definición de candidaturas; pero ahora, en un santiamén, se arregló lo que parecía tan descompuesto. Bueno, no fue precisamente en un santiamén, porque ya tenían rato en las discusiones; pero si en un periodo más corto de lo previsto.
En tales circunstancias, en automático, inmediatamente después de registradas las coaliciones ante las instancias correspondientes, surgieron los candidatos del bloque opositor a las gubernaturas de Estado de México y de Coahuila, para las elecciones de junio venidero. Acuerdo recién planchado, una vez que los dirigentes nacionales de PAN, PRI y PRD salieron a dar la cara ante los representantes de los medios de comunicación, para dar a conocer las “nuevas” en medio de las fanfarrias de los heraldos.
Alejandra del Moral, va por el EdoMex.
Y Manolo Martínez, por Coahuila.
Ambas cartas, en cumplimiento al primer acuerdo, corresponden a la baraja del Partido Revolucionario Institucional y tendrán el respaldo decidido de la militancia de Acción Nacional y del Partido de la Revolución Democrática. En EdoMex , de última hora, se sumó Nueva Alianza al bloque opositor.
Alejandra y Manolo, incluso, ya pusieron en marcha sus respectivas precampañas en búsqueda, primero, de la ratificación de sus candidaturas y más tarde de la victoria en los comicios del primer domingo de junio del año en curso.
-0-
¿Sus rivales?
La profesora Delfina Gómez, de la alianza Juntos Haremos Historia, en el Estado de México y el senador Armando Guadiana -ahora con licencia – por Coahuila. Aquí, en el asunto de Coahuila, hay que agregar el nombre de Ricardo Mejía, que será el candidato del Partido del Trabajo, en lo que se visualiza como un rompimiento que le puede costar muy caro a la Cuarta Transformación. Ricardo Mejía fungía como subsecretario de Seguridad del gobierno federal y en principio y en apariencia había aceptado el resultado de la encuesta correspondiente, en favor del señor del sombrero.
La determinación de Ricardo Mejía, por cierto, provocó la marcada irritación del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ya lo había felicitado públicamente por su disciplina, institucionalidad y lealtad (en su última mañanera) pero las cosas caminaron en otra dirección a final de cuentas.
Así las peleas preliminares correspondientes a la magna función política de México, han comenzado, como preludio a la estelar programada para el 2024, en la que se jugará la presidencia de la República. Los tiempos políticos se han reanudado, cuando parece que fue apenas ayer, cuando los comicios del 2021.
Sobre el particular y para cerrar tema, hay que puntualizar que a la postre los acuerdos correspondieron a razonamientos lógicos y naturales, sin mucho que discutir.
Si el PRI tiene en su poder los gobiernos de EdoMex y de Coahuila y sus propuestas son las mejor posicionadas ante las candidaturas de la Cuarta Transformación ¿Por qué no pensar en que los candidatos del bloque opositor tendrían que surgir justamente del Revolucionario Institucional?
En sentido contrario, si el PAN fue el partido que mayor número de votos obtuvo en los comicios del 2018 para presidente de la República y jefatura de gobierno de la Ciudad de México, respectivamente, era elemental decidir en favor de sus cartas para fortalecer sus aspiraciones de victoria en los procesos electorales en puerta.
Insistimos: no había que buscarle mucho; pero las cosas en política son así y es frecuente que la pasión sea superada por la razón.
Bajo estas condiciones, las dirigencias nacionales del PAN y del PRD olvidaron la traición del PRI del año pasado, en la persona de Alejandro Moreno; olvidaron sus diferencias y decidieron trabajar unidos de nueva cuenta, bajo una premisa ineludible: solo en coalición tendrán alguna posibilidad de éxito en los comicios venideros; en solitario ¡jamás!
Tan fácil como eso.
-0-
Por otro lado.
Acertada y oportuna la observación de nuestra compañera Altagracia González, en la mesa de análisis del viernes próximo pasado en el programa Alta Voz, que dirige el connotado periodista Pablo Cesar Espinoza y ​que se transmite por todas las estaciones del grupo Chávez Radio en Sinaloa:
-¿Con qué cara la Fiscalía General del Estado llamará a cuentas a los entes públicos cuyas cuentas no fueron aprobadas, si la suya propia fue rechazada por la comisión de Fiscalización del Congreso de Sinaloa.
Y en efecto, la cuenta pública de la Fiscalía está reprobada.
Como reprobadas también están las cuentas públicas de los siguientes entes de nuestro Estado, sujetos a fiscalización de recursos:
-Centro de Ciencias de Sinaloa.
-Hospital Civil de Culiacán.
-Instituto de Capacitación para el Trabajo.
-Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores (ISSSTESIN).
-Instituto de la Infraestructura Física Educativa.
-Servicios de Salud de Sinaloa.
-Juntas de Agua Potable y Alcantarillado de Ahome, El Fuerte, Escuinapa, Guasave y Mazatlán.
Y además:
-Instituto Electoral del Estado de Sinaloa.
Y si. Si se presume, en efecto, que es la Fiscalía la responsable de darle seguimiento a las irregularidades registradas en las cuentas de entes estatales, municipales y organismos autónomos ¿Quién entonces revisará los números de la Fiscalía?
Simple pregunta.
-0-
Ya nos vamos. Cuídense mucho y Dios los bendiga. Ahora y siempre.
-0-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: