¿Desinfectas TODO? Podrías estar en PELIGRO, ‘limpieza’ vs Covid-19 sería más riesgosa que NO hacerla

A inicios de la pandemia de Covid-19 el año pasado, una de las medidas de protección que se hizo hábito fue la de desinfectar constantemente superficies de nuestro hogar, sin embargo, conforme se ha obtenido más evidencia, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) han indicado que esta acción podría hacer más daño que bien.

Los especialistas determinaron que el riesgo de transmisión por superficies es bajo y “secundario a las rutas primarias de transmisión del virus a través del contacto directo con gotitas y aerosoles”, dijo Vincent Hill, jefe de la Subdivisión de Prevención de Enfermedades Transmitidas por el Agua de ese país.

El experto explicó que el riesgo es mayor en espacios interiores y menor al aire libre, donde el sol u otros factores pueden destruir los virus.

A pesar de que se ha demostrado que mantener las superficies limpias no es una pérdida de tiempo, pues investigaciones revelan que los hogares donde una persona tenía covid-19 tenían tasas de transmisión más bajas cuando el hogar limpiaba y desinfectaba, no es la forma más importante de reducir los riesgos, según los CDC.

“En la mayoría de las situaciones, limpiar las superficies con jabón o detergente, y no desinfectar, es suficiente para reducir el ya bajo riesgo de transmisión de virus a través de las superficies”, dijo Hill.

“Por lo general, no es necesario desinfectar las superficies, a menos que una persona enferma o positiva por  covid-19 haya estado en la casa en las últimas 24 horas”, agregó.

Hill indicó que la limpieza debe enfocarse en áreas de alto contacto como pomos de puertas e interruptores de luz.

Otra desventaja de la obsesión por la desinfección debido a la pandemia de coronavirus, es que puede dar una falsa sensación de seguridad que podría inhibir que las personas adopten medidas más importantes como usar el cubrebocas, lavarse las manos o practicar el distanciamiento social.

Pero más riesgosos son los productos domésticos, que en sí mismos pueden representar peligro.

“Las consultas públicas indican que algunas personas pueden beber, inhalar o rociar su piel deliberadamente con desinfectantes, sin comprender que el uso de desinfectantes de esta manera puede causar daños graves a sus cuerpos”, dijo el experto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: