‘El baile de los 41’, una película necesaria: David Pablos

‘El baile de los 41’ llega a las salas de cine como uno de los estrenos nacionales más esperados del año. La cinta dirigida por David Pablos, visibiliza uno de los acontecimientos de discriminación que ha marcado a la comunidad LGBT de nuestro país.

La trama de la cinta se centra en Ignacio De la Torre y Mier, interpretado por el actor Alfonso Herrera,  uno de los miembros del grupo de 41 hombres homosexuales que formaron parte de un baile ocurrido en 1901, el cual fue reprimido por la autoridad.

A partir del próximo 19 de noviembre, ‘El baile de los 41’ llegará a las salas de cine bajo el sello de Cinépolis Distribución, por lo que antes de su estreno el director David Pablos conversó con el equipo de Forbes Life para conocer los por menores de esta cinta, que pese al paso de los años, continúa ofreciendo conversación por la discriminación de la comunidad.

Para Pablos, la historia detrás de la película fue un suceso que le cautivó desde niño. El creador recuerda como su interés de retratar la historia sucedió desde sus inicios en sus estudios de cinematografía, pero en aquel entonces pensar en llevarla a cabo no estaba en sus planes por lo complicado de su realización.

El baile de los 41 David Pablos

El reparto principal está conformado por Alfonso Herrera, Emiliano Zurita y Mabel Cadena. Foto: Cinépolis Distribución.

Años más tarde, Monika Revilla, guionista y amiga cercana, fue quien lo impulsó a consumar ‘El baile de los 41’, sumándose al equipo como la escritora del guión. El director recuerda el camino en conjunto para lograr encontrar los recursos para poder consumar la cinta y por fin grabarla hace un año.

El desentierro del suceso

Aunque la historia del suceso de ‘El baile de los 41’, parece ser del dominio popular, al momento de dar inicio a la documentación de la cinta, los creadores se encontraron con poca información. Más que sustentos históricos de lo ocurrido, lo poco con lo que se toparon fue con una caricaturización del hecho.

“Hay muy poca documentación. Esta fue un historia fue bastante sepultada, entonces el acceso que tenemos a ella es muy precario, agotamos todo lo que pudimos leer para investigar, incluso recurrimos a algunos historiadores, pero no pudieron aportar más información o arrojar mucha luz“, comentó.

El baile de los 41 David Pablos
Foto: Cortesía.

Cuando esto sucedió, decidieron seguir de manera consciente la ficción como parte de la trama de ‘El baile de los 41’, pero sin dejar de lado la mirada del director como parte de la propuesta que distingue la película.

“La manera en que retrato a este grupo de hombres, a los personajes en la película, es contrario al evento mediático de 1901 que fue con un punto de vista de reproche y condena. Creo que la cinta se vuelve empática con los personajes y los celebra; para mí era importante darles un lugar, una voz, dignificarlos y ni presentar a hombres homosexuales de forma caricaturizada o como un cliché como generalmente suelen retratarse a la gente de la comunidad LGBT “, detalló David Pablos.

Presentar una historia como la de ‘El baile de los 41’ abre la puerta para el debate, pero en este caso, el creador muestra a los personajes sin ningún juicio social, incorporando varias capas en la trama y personajes de importancia como el caso de Amanda Díaz, interpreta por la actriz Mabel Cadena.

El baile de los 41 David Pablos

Este poderoso personaje femenino de la trama abre la conversación a otros temas que siguen vigentes como el papel de la mujer en la sociedad y el racismo, mientras que su contraparte masculina, el personaje de Ignacio De la Torre y Mier, muestra la imposibilización social de una persona sobre cómo vivir libremente su preferencia sexual y como esta trae consecuencias no solo para las persona sino para todos los cercanos a él.

“Se plantean otras series de situaciones que para mi es importante abordar, creo es una película que presenta distintos ángulos y puntos de vista y toca temas que siguen siendo totalmente relevantes hoy día“

Una historia de desafíos

Como cada proyecto cinematográfico que ha consumado el director David Pablos, ‘El baile de los 41’, trajo consigo una serie de desafíos, de los cuales destaca dos vertientes: uno relacionado con la producción y otro referente a las lecciones como director aprendidas durante la filmación.

La primera de ellas está relacionada con la representación de época que exigía la cinta. Para Pablos, recrear el México del Porfiriato tenía que ser algo al que el espectador no le causara conflicto, por lo que procuró que recrear ese mundo fuera de la manera más verás, contundente y correcta con gran atención al detalle resultado de una planificación minuciosa ya que no podría existir margen de error.

El baile de los 41 David Pablos

El director David Pablos. Foto: Cortesía.

Para consolidar lo anterior tenían presente otro gran desafío: alinearse al presupuesto, que pese a que no era poco, aún así trajo limitantes para realizar una película de época como lo es ‘El baile de los 41’

Por otra parte, el desafío como director se presentó al querer cumplir con la realización de una cinta que se sintiera moderna. Pablos no deseaba que la trama terminara siendo conservadora en términos de realización.

“Quería hacer una película contundente y que en términos cinematográficos fuera arriesgada. Existieron muchas decisiones de cámara y de puestas en escena que no son convencionales y que en su momento me generaban cierto vértigo, pero me alegra mucho haber tomado esas decisiones“.

Una cinta necesaria

Traer de vuelta este suceso es un mensaje necesario para nuestra actualidad. ‘El baile de los 41’, trae consigo una historia que sigue siendo un tabú, pero que sigue resonando en nuestra sociedad hoy en día, según el director.

“Aun falta mucho en términos de inclusión, de visibilidad de la diversidad y creo que hay reflexiones importantes que se pueden generar a partir de la película. Creo que es necesaria, muy necesaria esta representación de la diversidad de una manera digna, pero contundente“, afirmó.

Pablos invita al público a cuestionarse y disfrutar de la cinta, esperando que cada persona vea las sutilezas y puntos de reflexión de la trama. “Muy pocas veces se ha visto una película así“, refiriéndose al retrato de la homosexualidad desde una visión a la que no estamos acostumbrados al contar una historia que en sí misa es bastante épica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: