El cártel de los Beltrán Leyva le pidió a Cienfuegos sacar a Los Menchos de Nayarit

Ciudad de México.- Juan Francisco Patrón Sánchez y Daniel Isaac Silva Garate, líderes del cártel de los Beltrán Leyva, le solicitaron a Salvador Cienfuegos Zepeda, exsecretario de la Defensa Nacional (Sedena), sacar del sur de Nayarit a los integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), revela la Administración para el Control de Drogas(DEA).

“Que nos ayude aquí en el sur de Nayarit para sacar a Los Menchos y estar más tranquilos nosotros solos”, dicen los mensajes interceptados a los líderes de cártel de los Beltrán Leyva la noche del 9 de diciembre de 2015.

“Agarrando a Flores yo tengo el acuerdo con el gobierno estatal, (que en ese momento estaba en manos de Roberto Sandoval Castañeda), de que ya no dejamos que entre nadie”, señala otra de las pruebas entregadas por la DEA a la Secretaría de Relaciones Exteriores para acusar de conspiración a Salvador Cienfuegos Zepeda por apoyar las operaciones delictivas y de tráfico de drogas al cártel de los Beltrán Leyva en Nayarit.

Los líderes del cártel fundado por Arturo Beltrán Leyva en Nayarit quedaron en mandarle la ubicación de Audias Flores Silva, alias El Jardinero, quien era el encargado de coordinar la producción, trasiego y venta de droga en Nayarit, así como el robo de hidrocarburo.

“Yo le puedo pasar el PIN de Flores para ver si saca la ubicación”, dice la conversación sostenida a través de BlackBerry infiltrada por los agentes de la DEA. Y la respuesta fue: “Dice que puede ser algo lento, pero que sí con el PIN”.

A mediados de julio de 2016, Daniel Canales, comisario de la División de Inteligencia de la Policía Federal (PF), anunció la captura de Audias Flores Silva en Bahía de Banderas, Nayarit.

Audias Flores Silva era el coordinador de seguridad de Nemesio Oseguera Cervantes, alías El Mencho, antes de controlar el trasiego en el estado de Nayarit.

Timothy J. Shea, administrador Interino de la Administración para el Control de Drogas (DEA), aseguró que acusaron a Salvador Cienfuegos Zepeda, exsecretario de la Defensa Nacional (Sedena),apoyar las operaciones delictivas y de tráfico de drogas al cártel de los Beltrán Leyva en Nayarit.

“La DEA no investigó a Cienfuegos Zepeda como un objetivo principal y tampoco interceptó directamente sus comunicaciones. Él fue acusado como un conspirador, después de haber sido identificado en las pruebas interceptadas que se desarrollaron en contra de (Daniel Isaac) Silva Garate y (Juan Francisco) Patrón Sánchez, (líderes del cártel de los Beltrán Leyva en Nayarit”, dice el agente de la agencia antidrogas

El funcionario de la DEA envió al secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, un documento de 751 páginas de pruebas para sostener las acusaciones en contra del exsecretario de la Defensa Nacional durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

“Las pruebas sobre Patrón Sánchez incluían unas referencias a Cienfuegos Zepeda, como Padrino y Zepeda y consistieron unas capturas de pantalla de unos mensajes, que Cienfuegos Zepeda intercambio con Silva Garate, mismos que fueron compartidos entre Silva Garate y Patrón Sánchez”, comenta el administrador de la DEA.

“Las pruebas incluían unas capturas de pantalla de unas comunicaciones del de Cienfuegos Zepeda sobre unas reuniones de la DEA con sus homólogos del gobierno mexicano acerca de una investigación que tenían como objetivo a la organización de tráfico de drogas de Patrón Sánchez, explicó el agente estadounidense.

Las intercepciones electrónicas del fuero federal revelaron también el papel que desempeña Cienfuegos Zepeda al restringir los operativos militares en Nayarit, con la finalidad de proteger las operaciones de Juan Francisco Patrón Sánchez para que no fueran intervenidas.

“En junio de 2019, esta investigación fue presentada ante un gran jurado federal en el Distrito Este de Nueva York, mismo que acusó a Cienfuegos Zepeda el 14 de agosto de 2019 de participar en un plan de importación y tráfico de drogas con la organización de (Juan Francisco) Patrón Sánchez”.

La conversación sostenida entre Daniel Isaac Silva Garate y Juan Francisco Patrón Sánchez dice: “Una vez el de Guasave me dijo que Mencho estaba en una fiesta planeando cómo chingarme con los marinos. Pero después el de Guasave se hizo amigo de Mencho y ya no supe nada. Ya nunca hablé con nadie de los de Guasave”.

“Que a usted jamás se lo van a chingar con marinos ni con militares y que a partir mañana tampoco con PFP”, cierra la prueba enviada por la DEA y desechada por la Fiscalía General de la República (FGR).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: