El día que García Luna pidió disculpas al Mayo Zambada por el arresto de un narcojunior

Ciudad de México.- Ismael “El Mayo” Zambada García estalló en cólera luego de enterarse en abril de 2008 de la detención de Juan José Esparragoza Monzón hijo del narcotraficante Juan José Esparragoza Moreno “El Azul”, otro de los fundadores del Cártel de Sinaloa junto con el Chapo Guzmán.

Una confusión en el sistema de inteligencia de la Policía Federal Preventiva (PFP) hizo que el Cártel de Sinaloa recibiera información equivocada sobre las pesquizas que realizaban las autoridades en la ciudad de Los Mochis.

El Mayo Zambada y su gente habían recibido información de que buscaban a Carlos Alberto Morales Huerta “El Killer”, un operador de lo que ahora es el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que operaba en la plaza, pero la realidad es que iban tras Esparragoza Monzón, quien usaba el alias de Carlos Alberto Morales, lo que generó la confusión, según narra el periodista Jesús Lemus en su libro El Licenciado García Luna, Calderón y el narco.

Juan José Esparragoza, "El Azul" presuntamente murió en 2014 (Foto: archivo)
Juan José Esparragoza, “El Azul” presuntamente murió en 2014 (Foto: archivo).

Posteriormente, citando a una fuente, destaca que el ex funcionario “ofreció disculpas (al Mayo) y le pidió la oportunidad de enmendar el error”.

Para tratar de en enmendar su “error”, García Luna se reunió días después con el Rey Zambada, hermano del Mayo, en la Ciudad de México, sin embargo, el cabecilla del CDS no quedó contento con las disculpas y exigió “aplicar un correctivo” al mando policiaco que estuvo a cargo del operativo.

Días después, un grupo de sicarios ejecutó de un tiro en la cabeza a Roberto Velazco Bravo, quien era jefe de Investigaciones contra el Crimen Organizado de la PFP, en la colonia Irrigación en la capital del país.

De acuerdo con el autor, el Mayo había encomendado la tarea a Dámaso López Núñez “El Lic”, quien a su vez encargó la tarea a uno de sus sicarios identificados como “El Cabo Domínguez” quien recibió 150,000 pesos para organizar el operativo y hacerlo parecer un asalto.

Juan José Esparragoza Monzón, hijo de Juan José "El Azul" (Reuters/captura de pantalla)

Juan José Esparragoza Monzón, hijo de Juan José “El Azul” (Reuters/captura de pantalla).

“La oficina de Comunicación Social de la PFP filtró que no se descartaba una venganza del crimen organizado derivada del trabajo institucional de los policías caídos”, señala Lemus.

Posteriormente vendría lo que se ha llamado la traición de García Luna al hermano del Mayo: en octubre de 2008, luego de recibir una llamada anónima, policías federales detuvieron a Jesús Zambada García ‘el Rey’, en San Bartolo Atepehuacan, en la Ciudad de México.

La detención del ‘Rey’ fue ejecutada por elementos de Miguel Ángel Mancera, que en ese entonces era procurador de justicia de la capital mexicana. Él no congeniaba con García Luna. Así que cuando la dependencia a su cargo, Secretaría de Seguridad Pública (SSP), se enteró de la detención ya no podían hacer nada. Llegaron al lugar, se enfrentaron a los policías de Mancera. Pero fue inútil; se vieron rebasados. Entonces fueron capturados el ‘Rey’, su hijo Jesús Zambada Reyes y una treintena de personas más.

Jesús Zambada Reyes, hijo del ‘Rey’ y sobrino del ‘Mayo’, se convirtió en testigo protegido de la antigua Procuraduría General de la República (PGR) y habló: dio los nombres de todos los policías que estaban en la nómina de su familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: