El INE ordena a López Obrador retirar la conferencia matutina del viernes por incumplir la veda electoral

El instituto Nacional Electoral (INE) ha ordenado la tarde de este lunes a Andrés Manuel López Obrador borrar la conferencia de prensa matutina del pasado viernes por incumplir la veda electoral que se inició el 5 de abril por la campaña de las elecciones federales y locales de junio. El organismo insta al presidente de México a eliminar o modificar en un plazo de seis horas las publicaciones, difundidas a través de los perfiles de sus redes sociales, que contienen esa mañanera. La Comisión de Quejas y Denuncias del INE ha determinado que el mandatario emitió propaganda gubernamental y le exige también que “se abstenga de difundir logros de Gobierno” en sus comparecencias.

En ellas el mandatario presume de que “Chiapas, Oaxaca y Guerrero, los tres Estados con más pobreza, con más población indígena, son los que más apoyos están recibiendo”. “Se están dando becas, se está apoyando a los productores del campo, se están entregando pensiones a adultos mayores, a niñas y niños con discapacidad. Nada más en Guerrero se entregan fertilizantes gratuitos a todos los productores de Guerrero, a todos”, continúa. López Obrador afirma también que “es probable que casi todos los hogares de Chiapas estén recibiendo cuando menos un apoyo” y prosigue en referencia a otros logros: “Aquí no está lo de fertilizantes, por ejemplo; aquí no está la vacuna, por poner otro ejemplo, que se está aplicando y es universal y es gratuita”.

Justo antes de estas palabras el presidente recordaba que no podía contarlo todo “por la veda electoral” y que solo se iba a ceñir a contestar a una pregunta del día anterior sobre qué está haciendo el Gobierno para evitar que los niños se estén armando como ocurre en Guerrero, donde la comunidad indígena de José Joaquín de Herrera lanzó un grito de auxilio a las autoridades para que intervengan contra los carteles de narcotraficantes.

Las conferencias de prensa matutinas son una tribuna cotidiana que sirven al Ejecutivo para, esencialmente, marcar la agenda del día, librar batallas políticas e informar sobre los avances de los distintos programas. Hace justo dos semanas, coincidiendo con el comienzo de la campaña electoral, López Obrador recordó que no iba a renunciar a referirse a sus adversarios o hablar de salud, educación y seguridad antes de las elecciones de junio. Y ya entonces dejó claro que los filones de la corrupción y del conservadurismo, nociones que utiliza habitualmente para sus disputas, iban a vertebrar su discurso en los próximos meses.

Por eso el INE también ha optado por lanzarle una nueva advertencia. “En tutela preventiva, se le ordenó al presidente que, durante las campañas electorales y hasta el día de la jornada electoral, se abstenga de difundir logros de Gobierno, incluyendo programas sociales y las personas beneficiarias, obra pública e incluso emitir cualquier tipo de información que pueda incidir en las preferencias electorales de la ciudadanía. Esa obligación de neutralidad debe observarse incluso cuando responda a preguntas en sus conferencias de prensa!”, señala la autoridad electoral.

El choque de este organismo con el mandatario y su formación no es una novedad. Tanto la cancelación por irregularidades administrativas de las candidaturas de Salgado y Morón, en Guerrero y Michoacán, respectivamente, como el fallo sobre el mecanismos para evitar desvirtuar las bancadas en el Congreso han dado pie a continuas interferencias e intromisiones en el trabajo del instituto. Salgado, que también ha sido denunciado en dos ocasiones por violación y acusado de otros delitos de acoso sexual, fue más allá y amenazó al INE con su desmantelamiento. Los tres expedientes están hoy sobre la mesa de los siete magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral, que tiene previsto pronunciarse esta semana sobre los recursos presentados por Morena.

En este contexto, Delgado, líder nacional de partido, ha cargado una vez más contra el INE. “No es suficiente quitar candidaturas de manera arbitraria y desproporcionada, ahora intenta censurar al presidente”, ha escrito en Twitter el dirigente. “Lorenzo Córdova y Ciro Murayama”, ha proseguido en alusión al presidente y a un consejero del organismo, “quieren silenciar al presidente, mientras ellos usan los medios, recursos y las redes institucionales del INE para difundir sus acciones políticas”. El argumento de defensa de Morena es estrictamente político. Su dirección se limita a acusar a la institución de vínculos con las pasadas Administraciones. Córdova lleva semanas recordando lo contrario, esto es, que todas las decisiones responden a criterios jurídicos. Mientras tanto, el pulso continúa en plena campaña electoral.

(Con información de El País)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: