El repunte de casos de Covid No Alarma; pero si preocupa y a todos nos debe ocupar

= Triplicados los casos en las últimas dos semanas
= Relajamiento de las medidas, las posibles causas
= Imperativo recuperar medidas de precaución
= Pese a todo, Estrada presenta su plan municipal
= Hay que entender el espíritu de la 4-T, dice Rocha

Jorge Luis Telles Salazar

En efecto, el nuevo brote de Covid-19 en Sinaloa “no debe alarmar”, como lo señaló el gobernador del Estado, Rubén Rocha Moya; pero si debe preocuparnos y ocuparnos porque al menor descuido la situación sale de control; pone en riesgo la salud de decenas de miles de sinaloenses -vacunados o no – y de paso atenta contra la estabilidad económica de la entidad.

Y es que luego de muchas semanas de tranquilidad, tras el disparo de casos en enero de la variante ómicron, los contagios se han duplicado de una semana a la otra, en estos últimos días del mes de mayo, situación que bajo ninguna circunstancia debe ser tomada con indiferencia, en tratándose de un tema de salud que a estas alturas (a dos años y medio de su aparición) se mantiene bajo la lupa de la Organización Mundial de la Salud.
Si. De acuerdo a las estadísticas de la propia secretaría estatal de salud, en la semana comprendida entre el lunes 23 y el domingo 29 de mayo, Sinaloa registró 680 casos nuevos, lo que representan casi 100 por día. Esto elevó a 734 el numero de pacientes activos y aunque reportó 17 defunciones, todas corresponden a diferentes meses del año pasado.

El municipio de Culiacán es el de mayor número de casos activos con 480, seguido de Ahome, con 134 y Mazatlán, con 93.

Cifras que triplican a las de la primera quincena del mes anterior.

Y aunque, en efecto, no hay punto de comparación entre estas y las registradas en los diferentes “picos” de la pandemia, a juicio del columnista no hay razones para preocuparse, ni mucho menos para alarmarse; pero si para ocuparse ya. De una vez por todas.

Es que, evidentemente, las causas del repunte de Covid-19 provienen del relajamiento de las medidas de precaución frente a la pandemia, aspecto solapado por la propia autoridad, que avaló, por ejemplo, el retiro gradual del uso del cubrebocas o que lo dejó, si usted quiere, al criterio de los mismos ciudadanos, seguramente ya con una visión optimista del futuro.

Al mismo tiempo, dejó de ser obligatorio, en tiendas y en las grandes plazas comerciales, la aplicación del termómetro digital y la utilización de gel antibacterial, así como se amplió la capacidad de clientes y visitantes, en las mismas tiendas y en las mismas plazas que operan en la ciudad. Todavía se utilizan estas medidas, hay que reconocerlo, pero ya sin el rigor de semanas atrás.

De hecho ya todo está permitido. La sana distancia, para no ir muy lejos, quedó atrás. Hay cupos completos en restaurantes, bares y centros sociales, donde ya se aprecia la casa llena en todo tipo de eventos.

¿Qué lo mismo sucede en muchos otros estados del país o en todos, quizás?
Si. De acuerdo.

Pero, sin ignorar lo que acontece en el resto de la nación, lo que preocupa y ocupa es lo que pasa en Sinaloa y a reserva de lo que opinen las autoridades formales y las autoridades sanitarias, el momento para retomar las medidas de restricción es ahora y no cuando el problema se agrave en unas semanas más.

¿Qué en nuestra entidad se registra un excelente porcentaje de población vacunada, con su esquema completo, incluso con los refuerzos correspondientes?

En efecto, así es; pero esto ¿es acaso una garantía de inmunidad al cien por ciento?

Comprobado científicamente que no es así, lo que anula la posible justificante para no dictar, de inmediato, un catálogo de acciones a seguir, que a final de cuentas son las mismas que ya todos conocemos; pero que por una u otra cosa nos resistimos a acatar.

En fin. En nuestra salud lo hallaremos.

Mientras.
Con toda y la preocupación que evidentemente le causa el juicio político que el Congreso del Estado impulsa en su contra e independientemente de lo que de esto vaya a resultar, Jesús Estrada Ferreiro presentó ayer, con todo el protocolo de rigor, el Plan Municipal de Desarrollo 2021-2024 para Culiacán.

Se trata, como en todos los casos semejantes, de un documento resultante de una serie de foros de consulta ciudadana organizados por el Comité de Planeación y Desarrollo Municipal y que trazan la ruta de trabajo a seguir para los tres años de la actual administración.

El Plan Municipal de Desarrollo para Culiacán, por si le interesa, gira alrededor de ocho ejes sugeridos por la instancia responsable: 01.- Gobierno eficiente y transparente; 02.- Combate a la Corrupción; 03.- Ciudad ordenada y sostenible; 04.- Bienestar social; 05.- Bienestar económico; 06.- Servicios públicos de calidad; 07.- Construcción de paz y 08.- Eje Infantil.

Estos ocho ejes de acción se amarran a cuatro estrategias transversales para dar lugar a las acciones concretas a aplicar en su oportunidad: a) Botón de Pánico; b) Derechos de niños, niñas y adolescentes; c) Ciudad de medio ambiente y d) Igualdad de género e inclusión.

El PMDC reúne el conocimiento de la problemática del municipio y propone, al mismo tiempo, las acciones a seguir.
Y todo queda, finalmente, en el gobierno de Culiacán.

Es un plan bien elaborado, que llena todos los requisitos del caso y que responde a las medidas de la municipalidad; pero que, quiérase que no, queda ensombrecido por las dudas en torno al futuro político inmediato del alcalde de nuestra ciudad.

Pendientes pues.

En tanto.
A quienes preguntan, con insistencia, ¿A que vino el presidente López Obrador a Sinaloa? Rubén Rocha Moya responde:

-Vino a apoyar al Estado y a mi gobierno.

Así. En tono concluyente.

-Quienes todavía no lo entienden así es porque, simplemente, no comprenden todavía los valores, principios y programas de la Cuarta Transformación -añade.

Rocha detalla que la base fundamental de la 4-T es “primero los pobres”, lema consistente precisamente en eso: en apoyar a los que menos tienen, sin importar que, para eso, se tengan que sacrificar algunas obras, que también son necesarias; pero la prioridad está bien marcada.

-Hay que entender nuestro movimiento: la Cuarta Transformación – insiste.

Si.
Esta bien. A lo mejor y los impulsores de la 4-T tienen razón en ese sentido; pero como que también nos gustaría una que obrita de vez en cuando. Y si es nueva, mucho que mejor.

Digo.

CORTOS.- Como de costumbre, el dirigente estatal de Movimiento Ciudadano, Sergio Torres Félix, se fue con todo contra el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Rubén Rocha Moya. Contra el primero, porque, dijo, “no trajo nada a Sinaloa”; contra el segundo, reafirmó, porque ya les prohibió hasta respirar a sus funcionarios, incluso a los de primerísimo nivel. Ahora, dijo Sergio, hay que pedirle permiso para todo al señor gobernador. ¿Será?…ORALE.- En ese mismo tenor, por supuesto, las reacciones de las dirigentes estatales del PRI y del PAN, Cinthia Valenzuela y Roxana Rubio, quienes se quedaron con deseos -declararon – de escuchar noticias favorables para nuestro Estado. ¿Podría ser de otro modo acaso?…OJO.- El gobernador Rubén Rocha Moya realizó un rápido viaje al sur del vecino estado de Sonora; concretamente a la comunidad de El Quinto, Etchojoa, como invitado al 85 aniversario de la fundación de la Escuela Normal Rural “General Plutarco Elías Calles”, donde tomó parte de sus estudios como maestro normalista. Rocha Moya tuvo allá una cálida recepción por parte de la comunidad en general. Hay que decirlo…EPALE.- La nota que recorre las redes sociales: el reto a golpes que lanzó el senador priista Mario Zamora al diputado petista Gerardo Fernández Noroña, tras las expresiones de este último en contra de la ahora senadora panista Lily Téllez. Al modo viejo: “como quiera y donde quiera”, le dijo Zamora sin que se acusara recibo de parte. ¿Qué tal?…COLOFON.- Y hasta aquí. Nos vamos ya. Cuídense mucho y Dios los bendiga. Ahora y siempre…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: