El servicio y amor por Cruz Roja nunca termina, se vuelve adicción

Guamúchil Sin.- En el marco del Día del Socorrista que se celebra este 24 de junio, Sergio López Gutiérrez, paramédico de Cruz Roja quien desde hace más de 10 años adoptó a la benemérita como su segundo hogar, se dio cuenta que la adrenalina de salir en la ambulancia y la satisfacción de atender a las personas a través del servicio que ahí otorgan dijo es la mejor profesión que pudo haber elegido y ante tantas dificultades y carencias e incluso hasta el enfrentar la pandemia dijo el amor por esta institución y por servir nunca se terminará.

Sergio López Gutiérrez indicó que se siente afortunado por poder celebrar este día y ver atrás en el tiempo y recordar lo bonito que ha vivido, pero también señaló que lo más lamentable y en lo que piensa cada vez que sale a atender la emergencia de un accidente es pedir que no haya niños involucrados, puesto que el ver que han perdido la vida es lo que más lo ha dejado marcado, porque aseguró que a pesar de tener 10 años de experiencia es una parte de las malas experiencias que les pega y son urgencias que nunca quisieran atender.

En pandemia dijo nunca dudaron en seguir brindando la atención a todas las personas, aseguró que en un día le toco trasladar hasta a 12 pacientes con covid 19 y a pesar del temor de poder contagiarse dijo lo primordial era brindar esa rápida y oportuna atención al paciente.

A lo largo de su experiencia a bordo de las ambulancias, siempre le pidió a Dios que no le tocara atender alguna emergencia en donde estuvieran involucrados sus papás, abuelos o cualquier otro integrante de la familia, sin embargo el pasado 4 de noviembre al atender un llamado tuvo que ir a bordo de la ambulancia por su abuelo, le dio primeros auxilios lo traslado al seguro social y ahí al llegar murió, experiencia que nunca olvidará y que espera no se repita con sus demás seres queridos.

Sergio aseguró que vivir para servir a los demás a través de cruz roja, sin importar clase social, raza o partidos políticos, ha sido lo mejor que le ha pasado en la vida y recomienda a los jóvenes se integran a la benemérita como voluntarios a quienes les aseguró se van a enamorar de la institución y la van a transformar en su segundo hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: