Enfermedades respiratorias, moscas abundantes y ninguna atención de las autoridades, estragos del incendio del basurón 

Guamúchil Sin.- Los vecinos de la comunidad La Ciénega de Casal en Salvador Alvarado son parte de los ciudadanos que han sido víctimas colaterales del imparable incendio del basurón municipal, pues desde que empezó el pasado sábado viven entre el humo y las cenizas, lo que les ha empezado a causar estragos en la salud.

Los vecinos aseguraron que en las primeras horas del día y en la noche ha sido cuando más han sufrido los estragos del humo; ya hay niños y personas adultas que han presentado cuadros de enfermedades respiratorias; por si fuera poco, las moscas abundan.

Indicaron que comen entre las moscas, situación que ya no soportan; además que las casas y los carros amanecen llenos de cenizas, la ropa que lavan queda impregnada al mal olor del humo y ellos mismos así pasan desde que el incendio empezó.

Los vecinos indicaron que también temen que esta situación afecte la afluencia turística que esperaban visite esta comunidad durante Semana Santa, fechas que deja derrama económica a los habitantes, por lo que esperan que ese incendio sea apagado a la brevedad.

Los habitantes aseguraron que no han recibido ninguna atención de parte de las autoridades municipales ni del sector Salud, lo cual, dijeron, es lamentable y desesperante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: