“Es hora de la generosidad y responsabilidad social; en 2021 debe florecer un Sinaloa mejor”: Imelda Castro

Culiacán, Sin.- Tras señalar que se viven tiempos extraordinarios, con una crisis por el COVID-19 que reta a gobernantes, legisladores y ciudadanos por igual a pensar en soluciones para adaptarnos a una nueva realidad, la senadora de la República, Imelda Castro Castro, sostuvo hoy que en 2021 debe florecer un Sinaloa incluyente, honesto, congruente con los anhelos de justicia y un desarrollo económico para todos y todas.

La vicepresidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República rindió este viernes, ante sus representados y con sana distancia, el Segundo Informe de Actividades Legislativas como integrante de la LXIV Legislatura de la Cámara alta.

“Sabemos del desastre que nos fue heredado por gobiernos anteriores; las y los legisladores de Morena, estamos conscientes del reto que tenemos por delante”, dejó en claro la legisladora sinaloense.

Destacó ante un reducido grupo de personas que la acompañaron de manera presencial y ante cientos de ciudadanos conectados a través de la plataforma Zoom y redes sociales, que hoy, “a dos años de haber iniciado un nuevo camino para México, hemos hecho de la transformación legislativa una fuente del bienestar social y de representación popular”.

Dijo también que una nueva etapa de la vida pública de México está en marcha y que el cambio de régimen empieza a dejar atrás las formas viejas de la política autoritaria.

“El Estado de Bienestar Social apenas dibuja sus trazos gruesos y se vislumbra la aurora de la justicia. No debemos bajar la guardia, el monstruo que dominó el pasado reciente sigue enseñando sus garras”, advirtió.

La senadora por Morena dijo a los empresarios y empresarias de Sinaloa que “es la hora de la generosidad, de la responsabilidad social”, y les explicó que el hecho de que hoy cerca de 600 mil sinaloenses tengan un apoyo del Estado mexicano es un primer paso para mínimamente elevar el poder adquisitivo de miles de familias.

“No es suficiente para borrar las enormes desigualdades, para ello debemos hacer causa común, atender el llamado mundial, para no dejar a nadie atrás, para que nadie se quede fuera. El advenimiento de la profunda crisis sanitaria que estamos enfrentando y su consecuente crisis económica, nos advierten que el juego del “toma todo” debe quedar atrás, y que ahora nos toca jugar al “todos ponen”, al “todos ponemos”, reflexionó

Con ello, aseguró, se podrá aspirar a salir unidos de la crisis y con mayores elementos para vivir con dignidad.

Pidió no olvidar que todos y todas las sinaloenses tienen una cita en el 2021: “Una nueva oportunidad para refrendar el compromiso de mejorar el presente y el futuro de generaciones que hoy esperan más de nosotros. En 2021 debe florecer un Sinaloa incluyente, honesto, congruente con los anhelos de justicia y un desarrollo económico para todos y todas”.

Los cambios: igualdad y bienestar social

Imelda Castro Castro hizo un recuento sobre la labor legislativa realizada durante el segundo año de ejercicio de la LXIV Legislatura del Senado de la República, y destacó que los cambios de este periodo estuvieron orientados a combatir las disfuncionalidades del antiguo régimen y abrir a un panorama de igualdad y bienestar social.

Se aprobaron mecanismos de participación ciudadana directa como la revocación de mandato y la consulta popular, para fortalecer y acompañar la democracia estrictamente representativa que tenemos. La emisión del voto en los procesos electorales ya no va a silenciar a los ciudadanos, por el periodo de encargo que elige. La consulta y la revocación de mandato son ahora el mecanismo legal para evitar los abusos del pasado.

“Hicimos la reforma constitucional más importante de los últimos tiempos al convertir políticas públicas en derechos sociales; así los apoyos a los adultos mayores, a los jóvenes, a las personas con discapacidad y el sistema de becas educativas no dependerá de vaivenes de gobiernos y partidos, están protegidos por la Constitución”, dijo.

Se creó el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), se estableció el etiquetado de alimentos para una fácil comprensión de los contenidos energéticos, azúcares, grasas y demás nutrimentos para impulsar una alimentación sana.

Se incrementó la penalización a los delitos de defraudación fiscal y la compraventa de facturas falsas y se prohibió la condonación de impuestos.

Con la Ley de Amnistía se busca hacer justicia a las personas que perdieron su libertad por vivir en condiciones de vulnerabilidad social y por casos de aborto o robo simple, entre otros, y se creó una nueva ley para salvaguardar los derechos y proteger la cultura e identidad de los pueblos indígenas.

Con las reformas a la Ley de Instituciones de Crédito y al Código Civil Federal fue posible la inclusión de más de 3 millones de jóvenes de entre 16 y 18 años de edad, a los servicios financieros, para poder abrir una cuenta bancaria, por su propio derecho.

Se garantizó la paridad de género en todos los cargos públicos, en todos los planos de gobierno.

Y se destaca la aprobación del nuevo tratado comercial con Estados Unidos y Canadá, T-MEC, reformando 5 leyes con disposiciones diversas.

 

Ejemplo de austeridad

La senadora Imelda Castro ratificó el compromiso del Senado de la República con la austeridad en el gasto: “Este 2020 ejercemos un presupuesto mil millones menor al del último año de la legislatura pasada. Se eliminaron las tarjetas de gasolina y peaje, pago de celulares, servicio de vehículos, seguros de gastos médicos mayores, se suspendió la creación de nuevas plazas y los senadores y senadoras ahora viajamos en vuelos de clase económica, entre otras muchas medidas que han hecho de la Cámara alta el primer ejemplo de la austeridad republicana”.

 

Numeralia

En el último año, en el Senado de la República:

—Se aprobaron 8 reformas constitucionales.

—Se crearon 12 nuevas leyes.

—Se reformaron 144 leyes.

—Se aprobaron 14 instrumentos internacionales.

—Se aprobaron 432 nombramientos, incluyendo personal diplomático.

—Se realizaron 60 sesiones legislativas.

 

“Apostemos por una agenda que permita a Sinaloa una transformación positiva”: Germán del Rincón

“Estamos pisando los cimientos de un cambio de época. La ilusión y la confusión coexisten en un México necesitado de perfiles íntegros para gestionar con responsabilidad los cambios propuestos, perfiles conciliadores para apelar a la comprensión cuando la situación así lo requiera, y al consenso cuando el escenario lo permita”.

Así se expresó el empresario Germán del Rincón, al contestar el Segundo Informe Legislativo de la senadora de la República por Sinaloa, Imelda Castro Castro, quien agradeció dicha invitación, misma que aseguró, la asume como una invitación extensiva a empresarios, jóvenes, sociedad civil.

Dijo que contar con Imelda Castro como representante popular, ha hecho posible impulsar iniciativas como la que busca que millones de jóvenes de entre 16 y 18 años tengan acceso a los servicios financieros a través de una tarjeta bancaria: “El sector productivo sinaloense, con cuya agenda me identifico, celebra las iniciativas que pretenden incorporar a la economía a un segmento pujante de la población, que reclama su lugar en la esfera económica y política”.

Con la aprobación del incremento al salario mínimo, dijo, la pobreza laboral de los sinaloenses y la desigualdad laboral, ha comenzado a disminuir por primera vez en cuarenta años, según datos de México, ¿cómo vamos?

“Que empresas y gobierno estemos construyendo un acuerdo para que los trabajadores comiencen a percibir incrementos graduales de ingresos, que los lleven, en un horizonte de cinco años, a vivir por encima de la línea de bienestar, refrenda nuestra convicción de que la conciliación es el camino a un escenario óptimo para todos”, destacó.

Pidió combatir juntos el discurso de miedo y paralización y aseguró que no todos los empresarios están replegados.

“Si bien no somos del todo ajenos a sentir la incertidumbre propia de los cambios, confiamos en que los representantes populares como tú, cocinados a fuego lento, congruentes y con una visión sistémica de la cosa pública, serán determinantes para el buen funcionamiento de este tren de dos motores, gobierno e iniciativa privada, que tiene como destino un país pujante, justo, generoso: un país con menos desigualdades”, le dijo a Imelda Castro.

Germán del Rincón concluyó: “Vamos apostando por una agenda de reencuentro, de coincidencia y de concordia que permita a Sinaloa ser base para una transformación positiva y duradera. Construyamos los mecanismos e incentivos para recuperar la inversión y generar certidumbre a los empresarios para reactivar la economía y generar valor y talento para Sinaloa”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: