EU: el mercado energético debe seguir abierto; ‘reforma frenaría la cooperación’

CIUDAD DE MÉXICO. La reforma eléctrica propuesta por el presidente López Obrador podría tener un impacto negativo en la inversión estadunidense, advirtió la secretaria de Energía de EU, Jennifer M. Granholm.

Podría obstaculizar los esfuerzos conjuntos de EU y México en materia de energía limpia y clima”, dijo en una declaración pública, en la que afirma que expresó esta postura en sus reuniones con el presidente López Obrador, empresarios, legisladores y sociedad civil.

Debemos mantener y mejorar los mercados energéticos abiertos y competitivos que beneficien a América del Norte. Me aseguraron que México está comprometido con apoyar la energía limpia y resolver las disputas actuales con proyectos energéticos dentro del estado de derecho”, destacó Granholm.

Aseguró que EU quiere trabajar con México para impulsar una economía de energía limpia, competitiva y diversificada. “Explorar la colaboración en el desarrollo de la energía geotérmica, la integración de las energías renovables en la red, la reducción del metano y la electrificación rural”, indicó.

México, agregó, posee una gran cantidad de energía renovable potencial que, si se aprovecha por completo, podría impulsar el desarrollo del país diez veces más.

EU PLANTEA MERCADO ABIERTO ENERGÉTICO

La secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer M. Granholm, dio a conocer que durante sus reuniones con el presidente Andrés Manuel López Obrador, integrantes de la industria, legisladores y sociedad civil expresó las preocupaciones reales de la administración Biden-Harris sobre el posible impacto negativo de la reforma eléctrica propuesta por México en la inversión privada estadunidense.

La reforma propuesta también podría obstaculizar los esfuerzos conjuntos de Estados Unidos y México en materia de energía limpia y clima. Debemos mantener y mejorar los mercados energéticos abiertos y competitivos que beneficien a América del Norte. Me aseguraron que México está comprometido con apoyar la energía limpia y resolver las disputas actuales con proyectos energéticos dentro del estado de derecho”, indicó.

En una declaración pública, señaló que México fue bendecido con una gran cantidad de energía renovable potencial que, si se aprovecha por completo, podría impulsar el desarrollo del país al menos 10 veces más, crear millones de empleos bien remunerados y desarrollar una industria de exportación extraordinaria orientada a un mundo que necesita energía limpia.

Hemos expresado nuestro entusiasmo por trabajar con el gobierno mexicano para avanzar en sus objetivos climáticos y hacer crecer una economía de energía limpia, competitiva y diversificada. Entre otras prioridades, queremos explorar la colaboración en el desarrollo de la energía geotérmica, la integración de las energías renovables en la red, la reducción del metano y la electrificación rural”, indicó.

Jennifer M. Granholm agregó que las relaciones de colaboración y con visión de futuro son lo que América del Norte necesita para mantener su ventaja competitiva en todo el mundo, y la administración Biden-Harris espera trabajar con México para garantizar que ambos tengamos éxito en la creación de un camino de respeto mutuo hacia nuestros objetivos energéticos compartidos.

Estados Unidos valora nuestra relación con México, que durante décadas ha brindado un gran beneficio mutuo. México es nuestro segundo socio comercial más grande y las empresas estadounidenses son los mayores inversionistas de México. Tenemos un interés fundamental en que México y su gente triunfen”, remató.

 

DESCARBONIZAR LA REGIÓN, OBJETIVO

La secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer M. Granholm, dijo que el vecino país busca la unificación de la región de Norteamérica para que ésta pueda convertirse en una economía descarbonizada y en la que puedan desarrollarse las energías renovables.

Durante la mesa redonda Mujeres en el Sector Energético de México, organizada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), dijo que existe una “gran oportunidad” para poder asociarse con México en materia de energías limpias.

Sin embargo, dijo que para poder aprovechar el potencial que hay en la región aún es necesario que se resuelva el tema de la reforma eléctrica, que actualmente se está discutiendo en el Congreso mexicano.

Vemos una gran oportunidad en asociarnos con México para la energía limpia de aquí en adelante, para poder hacer que América del Norte pueda ser unificada como una economía unificada con objetivos hacia la descarbonización”.

Durante el encuentro estuvieron presentes la titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle; la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y Rogelio Ramírez de la O, secretario de Hacienda.

Este último aseguró que la máxima prioridad del gobierno de México es mantener una buena relación con el gobierno de Biden, por lo que están buscando profundizar las sinergias económicas ya existentes.

Destacó que uno de los proyectos que buscan impulsar tiene que ver con reducir la dependencia de las importaciones que provienen de Asia.

El proyecto es para atraer planta manufacturera de Asia a Norteamérica, no únicamente a México sino a todo Norteamérica. Es un proyecto que vamos a destacar en las próximas semanas en Estados Unidos, con el sector público, con el sector privado, y estamos convencidos de qué abriendo la conciencia de lo que está pasando con estos renglones de desbalances comerciales con Asia nos da una gran oportunidad”, indicó el funcionario federal.

Con información de Excelsior…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: