Exigen madres de familia la instalación de minisplit en la primaria Gabriel M. López

Los Mochis, Sin.- De nueva cuenta, la escuela primaria Gabriel M. López de la colonia Rubén Jaramillo se mantiene tomada por las madres de familia por la lenta atención que tienen las autoridades educativas tanto estatales como municipales para la reposición de equipos de refrigeración, mismos que fueron sustraídos por los amantes de lo ajeno en el periodo de pandemia y otros en vacaciones.

La madre de familia Reyna Beltrán confirmó que hasta estos momentos no hay respuestas de las autoridades, pero reconoció que para este jueves se tiene programada una visita por parte de la secretaria de Educación Pública y Cultura del Municipio de Ahome para supervisar el plantel y poder llegar a un acuerdo.

La madre de familia aseguró que de no haber una respuesta favorable, el plantel seguirá tomado hasta ver que las autoridades comiencen con los trabajos de reposición.

“Todavía no nos han dicho nada; ayer vinieron a checar, pero igual no ha venido SEPyC, no ha venido servicios regionales y ojalá vengan para ver que tratos podemos llegar con ellos y la escuela seguirá así hasta que nos den una solución”.

En este sentido, María Cárdenas alzó la voz para dar a conocer el daño de salud que su hijo presenta a causa de las altas temperaturas, que es vómito, diarrea y ronchas en todo su cuerpo.

Ante esta situación pide a las autoridades a que le den solución a esta problemática que aqueja a los alumnos y maestros para que puedan seguir con sus actividades de manera normal y evitar que más niños puedan enfermarse por este importante motivo.

“Mi hijo está todo enronchado, ha sufrido diarrea, vómito; mi hijo no se ha presentado en la escuela por falta de los aires acondicionados; queremos que nos escuchen y ya tenemos toda la semana y no hay respuesta”.

Por su parte, los alumnos también opinaron al respecto y afirmaron que sí sienten síntomas de mareos, de náuseas y de deshidratación, es por lo que les pide a las autoridades a que los apoyen con la pronta instalación de los aires acondicionados para poder continuar con sus clases de manera normal.

“Sentimos mucho calor y nos queremos salir; me siento muy caluroso, sudo mucho, quiero vomitar, me siento mareado y les pido que arreglen los aires para poder estudiar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: