Exoneran a los Siete de Martinsville, grupo de afroamericanos ejecutados por presunta violación en Estados Unidos

Un grupo de jóvenes negros ejecutados tras ser condenados por jurados exclusivamente blancos por la presunta violación de una mujer blanca fueron indultados en Virginia 70 años después de su muerte.

Este martes, el gobernador de Virginia, Ralph Northam, concedió el indulto póstumo a los “Siete de Martinsville” y dio a conocer el hecho a través de sus redes sociales, con lo que espera, dijo, corregir los errores de un sistema judicial racista en esos años.

“Acabo de otorgar indultos póstumos para los siete de Martinsville: jóvenes negros ejecutados hace 70 años después de rápidos juicios por jurados de blancos.

Se trata de corregir los errores de nuestro sistema de justicia penal. Espero que traiga un poco de paz.”

 

Los familiares de los siete hombres dijeron que sus parientes fueron interrogados bajo presión, sin la presencia de un abogado, y que sus confesiones fueron coaccionadas bajo la amenaza de sufrir violencia.

¿Quiénes fueron los “Siete de MatinesVille”?

Los “Siete de Martinsville” fueron declarados culpables de violar a Ruby Stroud Floyd, de 32 años, que había acudido a un barrio predominantemente negro de Martinsville, Virginia, el 8 de enero de 1949, para recoger dinero de la ropa que había vendido.

Cuatro de los hombres fueron ejecutados en la silla eléctrica de Virginia el 2 de febrero de 1951. Tres días después, los tres restantes también fueron electrocutados. En aquella época, la violación era un crimen que se castigaba con la muerte.

El caso de Martinsville se convirtió en un controvertido asunto relacionado con la protección de los derechos civiles poco después de que los hombres fueran arrestados en enero de 1949.

Ese mes, una mujer blanca de 32 años pasaba cerca de un grupo de hombres negros que bebían junto a las vías del tren en la ciudad de Southside, en el estado de Virginia cuando, según declaró, uno de ellos la abordó.

Durante un lapso de aproximadamente dos horas la mujer testificó en el juicio que varios de los hombres la violaron repetidamente, amenazaron con matarla si gritaba y la arrastraron al bosque después, desde donde pudo escapar, relata el diario.

La policía detuvo rápidamente a siete hombres negros y presentó sus confesiones firmadas. Aunque se dijo que los siete admitieron haber tenido relaciones sexuales o haber intentado tener relaciones sexuales con la mujer, sus descripciones de los hechos difirieron y todos se declararon inocentes de los cargos de violación.

Varios de los acusados eran analfabetos y no podían leer sus propias confesiones, y ninguno tenía un abogado presente cuando firmaron la declaración. Fueron condenados en solo ocho días y ejecutados en la silla eléctrica en febrero de 1951.

El caso provocó protestas en la Casa Blanca y puso de relieve una gran desigualdad en el sistema de justicia penal de Virginia: entre 1908 y 1951, 45 hombres fueron ejecutados por violación y todos eran negros, recuerda el rotativo.

Siete de Martinsville. Los indultan 70 años después de su ejecución

Los Siete de Martinsville fueron condenados a muerte hace 70 años en Estados Unidos, en un juicio con sesgo racial por ser afroamericanos.

Redacción.- Un grupo de jóvenes negros ejecutados tras ser condenados por jurados exclusivamente blancos por la presunta violación de una mujer blanca fueron indultados en Virginia 70 años después de su muerte.

Este martes, el gobernador de Virginia, Ralph Northam, concedió el indulto póstumo a los “Siete de Martinsville” y dio a conocer el hecho a través de sus redes sociales, con lo que espera, dijo, corregir los errores de un sistema judicial racista en esos años.

“Acabo de otorgar indultos póstumos para los siete de Martinsville: jóvenes negros ejecutados hace 70 años después de rápidos juicios por jurados de blancos.

Se trata de corregir los errores de nuestro sistema de justicia penal. Espero que traiga un poco de paz.”

Los familiares de los siete hombres dijeron que sus parientes fueron interrogados bajo presión, sin la presencia de un abogado, y que sus confesiones fueron coaccionadas bajo la amenaza de sufrir violencia.

¿Quiénes fueron los “Siete de MatinesVille”?

Los “Siete de Martinsville” fueron declarados culpables de violar a Ruby Stroud Floyd, de 32 años, que había acudido a un barrio predominantemente negro de Martinsville, Virginia, el 8 de enero de 1949, para recoger dinero de la ropa que había vendido.

Cuatro de los hombres fueron ejecutados en la silla eléctrica de Virginia el 2 de febrero de 1951. Tres días después, los tres restantes también fueron electrocutados. En aquella época, la violación era un crimen que se castigaba con la muerte.

El caso de Martinsville se convirtió en un controvertido asunto relacionado con la protección de los derechos civiles poco después de que los hombres fueran arrestados en enero de 1949.

Ese mes, una mujer blanca de 32 años pasaba cerca de un grupo de hombres negros que bebían junto a las vías del tren en la ciudad de Southside, en el estado de Virginia cuando, según declaró, uno de ellos la abordó.

Durante un lapso de aproximadamente dos horas la mujer testificó en el juicio que varios de los hombres la violaron repetidamente, amenazaron con matarla si gritaba y la arrastraron al bosque después, desde donde pudo escapar, relata el diario.

La policía detuvo rápidamente a siete hombres negros y presentó sus confesiones firmadas. Aunque se dijo que los siete admitieron haber tenido relaciones sexuales o haber intentado tener relaciones sexuales con la mujer, sus descripciones de los hechos difirieron y todos se declararon inocentes de los cargos de violación.

Varios de los acusados eran analfabetos y no podían leer sus propias confesiones, y ninguno tenía un abogado presente cuando firmaron la declaración. Fueron condenados en solo ocho días y ejecutados en la silla eléctrica en febrero de 1951.

El caso provocó protestas en la Casa Blanca y puso de relieve una gran desigualdad en el sistema de justicia penal de Virginia: entre 1908 y 1951, 45 hombres fueron ejecutados por violación y todos eran negros, recuerda el rotativo.

Siete de Martinsville. Los indultan 70 años después de su ejecución

Desde el año pasado, la Coalición Martinsville 7, que incluye miembros de la familia y defensores de la comunidad, ha estado presionando para el indulto póstumo

Por lo que después de tanto tiempo de lucha, este martes, Northam se reunió con los descendientes de los hombres y firmó los indultos para: Francis DeSales Grayson, de 37 años; Booker T. Millner, de 19 años; Frank Hairston Jr., de 19 años; Howard Lee Hairston, de 18 años; James Luther Hairston, de 20 años; Joe Henry Hampton, de 19 años; y John Claybon Taylor, de 21 años.

Durante la ceremonia, los familiares describieron la devastación de los juicios precipitados y el brutal legado de la silla eléctrica.

“Aunque no podemos cambiar el pasado, espero que la acción de hoy les traiga una pequeña medida de paz”, dijo el gobernador Ralph Northam.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: