La brutal expansión del CJNG y Cártel de Sinaloa en Ohio y el veneno del fentanilo

“N” estuvo a un suspiro de formar parte de la estadística que señala que al menos 20 personas al día mueren en Ohio, Estados Unidos, a consecuencia de sobredosis de fentanilo.

Cuenta que su audición comenzó con las pastillas controladas bajo prescripción médica, las cuales tienen una potencia 100 veces mayo a la morfina. En Ohio el fentanilo puede comercializarse en las calles o con entrega a domicilio.

Este estado, al medio oeste de EEUU, se ha convertido en la primera región con la tasa más alta de muertes por sobredosis de opioide. La mayoría de los muertos suelen ser hombres entre 25 y 50 años que consumen fentanilo que llega desde China y la India y estratificada por los cárteles más poderosos de México, el de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

El fentanilo se ha convertido en la droga predilecta de los cárteles mexicanos por su potencia, popularidad y porque genera un gran margen de ganancia.

Ésta droga sintética que distribuyen los narcos mexicanos a Estados Unidos, —donde la demanda de derivados del opio no deja de aumentar— tiene dos orígenes: una parte la importan desde China y el resto proviene de la India, según informes de inteligencia de la Secretaría de la Defensa Nacional.

El titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, dice que las organizaciones criminales están migrando hacia esta droga para aumentar sus ganancias económicas.

Las importaciones ilícitas de dicho opiode desde México involucran producto chino y precursores de fentanilo que provienen de la India. La operación de tráfico ilegal prosigue en los puertos de San Lázaro, en Michoacán y Manzanillo, Colima, limítrofes con la costa Pacífico.

El movimiento del fentanilo apunta hacia el norte del país atravesando las entidades de Jalisco, Nayarit, Sinaloa y Sonora, regiones dominadas por el Cártel de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

En el proceso de envío, los narcotraficantes mexicanos suelen adulterar el producto importado, en ocasiones con heroína, y luego lo introducen de contrabando en Estados Unidos.

El reparto de fentanilo en EEUU sigue los canales de distribución de otras drogas como la heroína: pandillas locales son las encargadas de entregar la droga de los cárteles mexicanos.

De acuerdo con el estudio Evaluación Nacional sobre Amenaza de Drogas 2017,2018 y 2019, de la DEA, en norteamerica se han detectado cinco rutas principales de fentanilo. China-Alaska-Estados Unidos; China-Canadá-EEUU; China-EEUU; China-México-Estados Unidos; y La India-México-EEUU.

El opiode, que muchas veces llega en forma de polvo blanco, puede consumirse por contacto con la piel. Para alguien que no lo consume el solo tocarlo puede ser mortal dada su potencia.

Las autoridades en México advierte que como sucede con el resto de sustancia, México es más proveedor que consumidor.

Al fentanilo se le achacan más de 20, 000 muertes de estadunidenses, pues ha extendido la llamada crisis de los opioides y es altamente adictivo. También se registran muertes ligadas a su producción y trasiego, pues este producto se suma a la guerra por el control del mercado de drogas y las pérdidas humanas están ligadas a la violencia generalizada del crimen organizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: