‘La enfermera fue la que infectó a todo mundo, pero ya murió’

Ciudad de México.- La Casa Hogar María Asunta para Ancianas Pobres, en la ciudad de León, se ha convertido en un foco de infección.

Durante el inicio de la pandemia mantuvieron el control; sin embargo, desde principios de este año la enfermera del lugar se contagió y vino la propagación.

“Era una enfermera hermana, fue la que infectó a todo mundo y ha sido una de las que murió, de las primeras”, comentó Celia María Díaz Fernández, representante legal del asilo.

Desde entonces han muerto tres monjas y una interna.

No obstante, lo que más preocupa es que otras 10 religiosas están infectadas, así como 15 ancianas y 12 empleados.

Desde entonces, las internas se encuentran aisladas y a la espera de su mejoría; sin embargo, todo corre por cuenta del asilo ya que el apoyo de las autoridades es limitado.

“Del gobierno les hemos dicho lo de los overoles. Todo mundo lo que es más fácil, cubrebocas, guantes, pero digo, ‘bueno, ¿lo demás qué, del aire?’”, agregó Celia María Díaz Fernández.

Ante esta situación, se han dado a la tarea de solicitar apoyo ciudadano con donación de insumos sanitarios, oxígeno y sanitizantes.

De esta manera la casa hogar se ha convertido en centro de acopio.

“Porque hemos tenido familia que se ha enfermado y sabemos los gastos que se generan y en mi familia quisimos apoyar con lo poquito que tenemos”, detalló Lucía Alvarado, vecina del lugar.

Otra preocupación latente son los gastos funerarios que se pudieran requerir ya que las internas son personas de edad avanzada y abandonadas por sus familias.

Con información de Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: