La persistencia es la clave: Óscar Rockmero es el cantautor mochitense que se presentará en el FAOT de Álamos, Sonora

Los Mochis, Sin.- Mochitense de corazón, así se define Óscar Rockmero, un cantautor que, pese a su juventud, cuenta con una larga trayectoria en el escenario musical local, y ha incursionado principalmente en géneros como el rock y los sones tradicionales de la región.

Óscar comenzó su andar por los escenarios cuando se encontraba apenas en la preparatoria, y lo que parecía ser un simple hobbie, pronto se convirtió en un estilo de vida.

Desde entonces ha formado ya un par de agrupaciones como Amorfo y Demeins, pero es su propuesta como solista, la que denomina “Sonsinombre”, la que le ha dado su sello particular al crear maravillosas canciones que se inspiran en la riqueza cultural, la naturaleza y la historia de la región norte de Sinaloa y sur de Sonora, desprendiéndose de ahí canciones como “Río Fuerte”, “Yoreme” y “Manglar”.

“En ese lapso surge Sonsinombre, también un proyecto mío de música tradicional, primero con covers y ya después con canciones propias, donde mezclo el rock, la música tradicional y otros géneros”.

El próximo jueves 27 de enero, el cantante mochitense tendrá el reto de iluminar el escenario conocido como “Foro La Alameda”, en el marco del prestigiado Festival Alfonso Ortiz Tirado (FAOT) de Álamos, Sonora, una oportunidad que buscó durante años. Asistió como espectador a una gran cantidad de ediciones, y ahora cumplirá su sueño de acudir como parte del elenco.

“Estoy muy contento porque fui seleccionado participando en la convocatoria que lanzó el Instituto Sonorense de Cultura. Es un festival de renombre internacional, dedicado al bel canto, al canto operístico, a la cultura. Yo fui muchos años como espectador, y ahora estoy muy contento porque voy a regresar como parte del elenco”.

Y es que, para todo en la vida, pero especialmente para la música, la perseverancia es la clave. Óscar había intentado ingresar al elenco del FAOT aproximadamente en cinco ocasiones, pero sus intentos fallidos no lo derrotaron, persistió, y ahí están los resultados.

“No hay que quitar el dedo del renglón, ese sería mi mayor consejo para todos. Estar siempre al pie del cañón, si algo nos gusta, hay que aferrarse. A lo mejor en un principio no ve uno las recompensas, pero con el tiempo, si eres constante, trabajas por eso y persistes, vas a tener los resultados que quieres”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: