“La Viuda Negra”: Detienen a Berenice Alanís, acusada de asesinar a su esposo e hijos

Acapulco, Gro.- Luego de tres años prófuga de la justicia, este miércoles 20 de julio se informó de la detención de Berenice Alanís, alias “La Viuda Negra”, acusada del asesinato de su esposo e hijos.

La mujer fue detenida por las autoridades cuando se encontraba en el estado de Guerrero, específicamente en Acapulco. Esto luego de que la Fiscalía General del Estado recibiera un llamado por una mujer que coincidía con las características físicas de la acusada por ordenar el asesinato de su esposo y sus dos hijos en abril de 2019.

El caso de Berenice impactó a la opinión pública en su momento, ya que la mujer pasó de ser trabajadora de limpieza en un gimnasio propiedad de Jacobo Quesada, a ser su esposa y heredera de su fortuna.

Tiempo después Berenice, quien trabajó desde 2003 con Quesada, comenzó una relación sentimental con el empresario que terminaría en una boda. Se presume que la ruptura entre ambos se realizaría debido a una infidelidad de ella con el propio hijo del empresario y un trabajador del sitio, lo que provocó que Jacobo la sacara del testamento, iniciando así una posible venganza.

La acusan de mandar asesinar a la familia

Jacobo Quesada era un empresario originario del estado de Hidalgo, quien de acuerdo con medios locales, tenía distintas propiedades inmobiliarias, además de una colección de autos valuada en MXN 20 millones.

Según las investigaciones de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), fue la noche del 5 de abril del 2019 cuando en un gimnasio de la alcaldía Gustavo A. Madero donde se encontraba Jacobo Quezada, su hija Patricia y su hijo Jacobo Jr., arribó la Viuda Negra y minutos después sicarios contratados por ella entraron disparando contra la familia.

En ese momento Berenice fue detenida por su comportamiento sospechoso, al intentar llevarse todos los autos de lujo de la familia al día siguiente del crimen, además de poner en renta el gimnasio, sumado a las contradicciones del caso.

Si bien estaba señalada como la principal sospechosa, errores en el debido proceso la dejaron en libertad, pero la Fiscalía de la CDMX giró una orden de aprehensión contra ella el 20 de diciembre del 2020.

Por su parte, la familia del empresario, en 2020 ofreció una recompensa de MXN 200 mil para quien aportara las pruebas suficientes que ayudaran a localizar o, en su caso, detener a la presunta responsable. Incluso, la misma familia aseguró que fue el mismo ex fiscal quien alertó a Berenice Alanís sobre un operativo que planeaba su detención en el estado de Querétaro, por lo que pudo escapar.

A pesar de que ya la habían localizado en lugares como Querétaro o Las Vegas, las autoridades lograron capturarla en el estado de Guerrero.

En tanto, también acusaron que Berenice Alanís inició un juicio sucesorio testamentario a través de sus abogados, asegurando ser la heredera universal. “Ella está escondida, hace mucho que no la cara, pero manda a decir que es la heredera universal, que Jacobo solo le iba a heredar a sus hijos, pero como tampoco están, ahora ella se va a quedar con todo”, arremetió la familia en aquel entonces.

Con imagen e información de El Heraldo de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: