Legislar a modo; el sello de la casa

TRANSICIÓN

Oswaldo Villaseñor

En este proceso electoral que ya se vive, se ha vuelto común escuchar la siguiente frase entre los Morenistas. “Vamos a traer a Sinaloa la Cuarta Transformación que impulsa el gobierno Federal”

La verdad es que si es cierto a juzgar por una serie de iniciativas de ley que ya se presentaron ante el Congreso del Estado y del cual no se ha hecho mucho ruido excepto una. La Municipalización de El Dorado y Juan José Ríos. De las otras dos, ahorita hablaremos.

Ha sido por demás evidente como la Fracción Parlamentaria de Morena, impulsa la creación de los municipios 19 y 20 de Sinaloa. Sin embargo, también ha sido evidente, como el alcalde Culiacán, también de extracción Morenista, Jesús Estrada Ferreiro se ha opuesto a que se haga sin tener estudios que garanticen viabilidad financiera, la gobernabilidad en dicha región de constituirse en municipio y otros estudios más que por lo que se ve no se tienen.

El mismo gobernador del Estado, Quirino Ordaz también lo ha propuesto. Que vaya la adelante la creación de dos nuevos municipios siempre y cuando dicha decisión no sea tomada solo por criterios políticos por estar inmersos en un proceso electoral y se sustente con estudios serios de viabilidad técnica y financiera.

Quirino Ordaz propone que dicha discusión se retome una vez que pase el proceso electoral y se discuta con los estudios en la mano. Si procede, se le da para adelante en una forma responsable, pero si no procede, también de una manera responsable, esperar mejores tiempos.

¿Cuál es la jugada evidente de dicha iniciativa? Por lo que se ve, solo sacar raja política. La tirada de la bola está por demás clara.

En el caso de Juan José Ríos, donde se tomarían territorios de cuatro municipios para su integración. Los dos gobernados por Morena ya dieron su anuencia. Aurelia Leal de Guasave y Billy Chapman de Ahome. Ambos están a favor de aprobaron la desincorporación de los territorios actualmente pertenecientes a sus respectivos municipios para que pasen a conformar parte de la que se sería el nuevo municipio de Juan José Ríos.

¿Y El Fuerte y Sinaloa Municipio gobernados por priistas? Avalarán dicha medida. Ahí está la trampa política.

Lo mismo sucede con Culiacán, aunque pareciera que ahí Jesús Estrada Ferreiro no les entendió la pichada o en un acto de mucha honestidad política les dijo a sus compañeros que así no juega, que él no jugaba sucio y se manifestó en contra.

En el caso de Culiacán la trampa también era para el PRI y concretamente para un priista, en este caso el diputado local actual y aspirante a la presidencia municipal, Faustino Hernández. ¿Votaría a favor o en contra de convertir en municipio de El Dorado a la región del Valle de San Lorenzo donde él tiene su fortaleza política y desincorporarlo de Culiacán.

Lo cierto es que de prosperar dicha iniciativa de Morena, lejos de beneficiar en realidad a la gente de esas regiones, se le terminaría perjudicando. De tener Cuatro Municipios con insuficiencia financiera para atender las necesidades de la gente, se podría tener ahora 5 o 6 municipios pobres.

Si a El Fuerte y Sinaloa se le quitan sus actuales territorios que son parte de sus valles y de producción agrícola, que es los que les genera recursos vía impuesto predial rústico y otras actividades, prácticamente se condena a estos municipios a la bancarota.

¿Quién pierde? La gente de El Fuerte y de Sinaloa cuyos gobiernos tendrían aún menos recursos para atender sus de por si marcadas demandas sociales.

¿Y Guasave y Ahome como quedarían? A Guasave se le quitaría no solo dos concentraciones urbanas como son sus sindicaturas de Juan José Ríos y Ruiz Cortínez, sino la parte más extensa de su valle y principal generar de recursos vía pago de impuestos. ¿Le convendrá a la mayoría de la gente de Guasave de otras sindicaturas que su municipio quedara más tronado financieramente de lo que ya está.

Pero eso no es todo. A la misma gente de Juan José Ríos y Ruiz Cortínez les convendrá dejar de ser parte de un Municipio con insuficiencia presupuestaria para convertirse en un nuevo municipio que nacería prácticamente tronado financieramente y con la carga de tener que pagar toda la infraestructura humana y técnica que requiere un municipio. Burocracia, Clase política, policía, prestación de servicios públicos etc.

La verdad, es que mientras no se sustente con estudios serios la viabilidad financiera de los cinco municipios, los cuatro ya existentes y como les impactará y el nuevo municipio por nacer, no se pueden tomar decisiones solo por conveniencias políticas-electorales.

Lo mismo se tendría que preguntar en Culiacán. ¿Valdría la pena tener un municipio funcional o dos disfuncionales?

¿Quién pagaría las consecuencias de una decisión política más que técnica y funcional? Invariablemente la gente de ambos municipios. Del nuevo y de quienes cedieron para de su territorio.

En fin, la fracción de Morena en el Congreso del Estado, tiene y tendrá la última palabra y mañana será la sesión extraordinaria en la cual se aborden estas iniciativas.

Ojala y se presenten dichos estudios que muestren que efectivamente si es viable desde el punto de vista financiero y político crear dos nuevos municipios y no solo se tome una decisión con criterios político-electorales.

¿Y cuáles son las otras dos iniciativas de ley que ya tiene Morena en sus manos listas para abordarse?

Uff. Mañana se las contamos. Pero algo si queda claro. De prosperar estas dos iniciativas de ley, no quedaría duda de que los Morenistas de Sinaloa si pretenden arraigar en el Estado la Cuatro T y quieren formar su pequeña dictadura estatal en la entidad.

Aristoteles dice. El Estado más justo es aquel que garantiza que todos seamos iguales ante la ley. Aquí los Morenos quieren legislar a modo y el Estado y la ley ser ellos. ¿Eso le convendría a los sinaloenses?

Ya lo abordaremos mañana

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-Una muestra de lo que puede venir para los sinaloenses si los Morenistas adueñados del Congreso aprueban dos iniciativas de ley que ya traen entre manos, se vivió una vez más en el juzgado donde se lleva a cabo el proceso penal que se le sigue a ex funcionarios Malovistas de la Secretaría de Administración y Finanzas. En pocas palabras, en el proceso que se le sigue a Armando Villarreal y compañía.

Las partes en conflicto, en este caso Gobierno del Estado y la parte acusada, Armando Villarreal y compañía, llegaron a un acuerdo reparatorio de daños contemplado como figura legal para dirimir sus conflictos y que fue aprobada por los mismos diputados.

Infinidad de casos se han resuelto por esta vía y se evita llegar a la imposición de una penalidad que se pague con cárcel.

Más allá de lo moral o inmoral de este acuerdo, lo cual es competencia de juzgar de la sociedad y la sociedad ya juzgó como culpables a los Malovistas de cometer actos de corrupción, a la juez que lleva el caso solo le compete juzgar en base a lo que marca la ley.

¿Y que marca la ley aprobada por los diputados? Bueno marca que es un derecho de las partes en conflicto llegar a acuerdos y en este caso ya llegaron.

A partir de este momento, ya no es competencia de la Fiscalía General del Estado mantener una acusación, mucho menos del juez no acatar los acuerdos a los cuales llegaron la parte ofendida en este caso gobierno del Estado y los funcionarios acusados.

Sin embargo, la juez que lleva el caso, Sara Bruna se ha negado a aceptar dicho acuerdo y aceptar la suspensión condicional del proceso.

¿Es moral o inmoral el acuerdo? Eso le toca juzgarlo a la gente, e insistimos, ya juzgo.

¿Es legal o ilegal el acuerdo? Eso le toca juzgar a la juez.

Pues bien, ahora la juez Sara Bruna pasó de ser juzgadora a ser juzgada por los abogados de la parte acusada quienes acusan a la juez de no acatar lo que dice la ley y que por criterios personales o políticos se niega a resolver.

Los abogados de Armando Villarreal ya acusaron a la juez y ya la reacusaron y ahora van por un amparo para promover el cambio de la juez Sara Bruna y sea otro juez quien si se apague a lo que dice la ley quien resuelva este caso.

En pocas palabras, un juez no puede aplicar la ley en base a criterios personales, sino solo a que lo mandata la ley.

Veremos en que termina este pasaje.

OTRO PASITO.-Lo que está sucediendo en el Poder Judicual con el caso Villarreal es una muestra de que las cosas ya no andan tan bien entre el Malovismo y el candidato a gobernador Rubén Rocha o es solo una muestra de que el Malovismo abandonó a su suerte a Armando Villarreal.

La dizque alianza política que trae el Malovismo con Rubén Rocha empezó a verse en el Poder Judicial en el caso de Armando Villarreal pero algo pasó que de nuevo se estancó.

¿Qué es lo que pasa?. Pronto se sabrá con toda seguridad.

OTRO PASITO.-Jesús Estrada Ferreiro solicitó licencia para abandonar el cargo de presidente municipal de Culiacán para estar en condiciones de buscar su reelección en el cargo.

¿Llevará mensaje y la tendrá amarrada?

La diputada local Morenista, Flora Miranda también solicitará licencia a su cargo para estar en condiciones de buscar la candidatura a la presidencia municipal de Guasave.

Ahí viene ya el desgrane de la mazorca en Morena.

PASITO TUN TUN.-Así anda bailando ya El PAS y su líder Héctor Melesio Cuen. Por un lado lanza su convocatoria para el desahogo de su proceso interno de selección de candidatos a presidencias municipales y diputaciones locales, pero por otro lado sigue con sus negociaciones con Morena para llevar candidaturas comunes.

En pocas palabras, no se duerme en sus laureles y por otro lado presiona la alianza con Morena en la víspera de la visita de Mario Delgado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: