Los fantasmas del Peje

Andrés Manuel López Obrador ve fantasmas. En su mente ve en cualquier gente a los conservadores, ve a los neoliberales, ve a quienes quieren derrocarlo del poder, ve a los enemigos de su cuarta transformación, que hasta la fecha nadie ha entendido en que consiste.

Y es que si se parte de su discurso, la cuarta transformación debería ser un combate frontal a la corrupción y hasta la fecha esto no ha sucedido.

Combatir la corrupción no es meter políticos desalineados a la cárcel, como ocurrió con Rosario Robles y párale de contar. Combatir la corrupción es diseñar políticas públicas que permitan y lleven a cambiar las prácticas del pasado.

¿Eso ha cambiado? Para nada.

¿El policía malo ha dejado de extorsionar o de ser cómplice de los grupos delictivos?. ¿El agente de tránsito ahora educa al automovilista o lo sigue “mordiendo”?.

¿El empresario o el ciudadano común y corriente ya dejó de pagar mordida al momento de realizar un trámite de su interés ante las diferentes instancias de gobierno?.

Y lo más destacable que debería de existir. ¿El gobierno federal ya transparentó todas sus acciones? La única respuesta es que no. Nada ha cambiado en materia de combate a la corrupción.

Es más, hoy se está peor que antes porque el 84 por ciento del gasto del gobierno en compras y contratos, no se licita y se sigue yendo a las manos de los amigos del presidente o secretario en turno.

En términos estrictamente jurídicos y de normatividad, se podría asegurar que se está ante el gobierno más corrupto de la historia de este país.

El otro punto interesante de lo que en discurso el presidente ha dicho consiste su cuarta transformación, es el de la inseguridad. El prometió pacificar al país. ¿Lo ha logrado?

Claro que no. El Peje encabeza el gobierno que más muertos ha dejado en un solo año en la historia moderna y violenta del país.

¿Los narcos ya se acabaron? Claro que no y siguen imponiendo su ley, incluso, tal pareciera también ante el Presidente, después de ver el acto de sumisión ante la mamá de El Chapo Guzmán.

La Cuarta Transformación también ha dicho López Obrador, consiste en tener un México más justo con mejor economía. Prometió crecer el PIB del país al 6 por ciento primero y luego al 4.

La realidad dice que el primer año fue del -0.1 por ciento y según el Secretario de Hacienda Arturo Herrera en el 2020 el decrecimiento será del -3.9 por ciento.

Desde luego estas cifras negativas dadas a conocer por el Secretario de Hacienda le originó que el presidente lo desmintiera y lo regañara por andar diciendo eso que él no comparte porque él tiene otros datos.

En fin, los fantasmas que ve el Presidente, no lo dejan ver otro problema grave que amenaza a todos los mexicanos. El problema de la pandemia por el coronavirus.

El presidente a juzgar por su actuar, piensa que ese virus es una creación de sus enemigos, de los conservadores, de los neoliberales, que amenazan con derrocarlo del poder.

Lo cierto es que el presidente, solo tiene razón en una sola parte de su visión fantasmal. El Coronavirus si lo puede derrocar del poder, pero producto de una marcada ineptitud para manejar este tema y garantizarle la salud a los mexicanos.

Con cada persona que muera por coronavirus, al mismo tiempo irá muriendo el Gobierno de López Obrador y el de todos aquellos gobernadores o alcaldes que no hayan estado a la altura de las circunstancias en la toma de las decisiones.

¿Comprará la gente que padeció en carne propia la muerte de un familiar por coronavirus y una mala atención recibida para con ellos, que los culpables son los conservadores o los neoliberales?

Para nada, el culpable será un gobierno ineficiente e incapaz para garantizar la salud y la vida de sus gobernados.

Y lo peor de todo. Esas acciones que en México ya deberían haberse tomado, apenas y se empezarán a tomar y no por el principio para desgracia de todos los mexicanos.

1.-Antier en Sinaloa hubo 10 casos nuevos y ayer 7, de pacientes positivos al coronavirus. Los casos de personas sospechosas de portar este virus, sigue en aumento.

A nivel nacional la cifra es mucho más alarmante. Ya van más de 1500 casos confirmados, más de 4600 sospechosos y 50 muertes. Sinaloa ya aportó 4 muertes.

2.-¿Pero cuál es la realidad en el Sector Salud ante esta pandemia? La verdad, una que asusta aún más que el propio virus.

Ayer circuló un video más, de muchos que han circulado, sobre la postura de los médicos y personal de los hospitales que tumban el discurso oficial del gobierno federal y del Gabinete de Salud Federal sobre el manejo que se le está dando a la epidemia.

3.-En dicho video, los médicos cuestionan a sus jefes al decir que en México no se están haciendo las pruebas médicas suficientes y que están maquillando las cifras reales de casos y de muertes.

La frase acuñada de que los pobres mueren de neumonía atípica y los ricos de coronavirus se empieza a arraigar en la percepción de mucha gente.

4.-Y es en México se realizan solo dos pruebas por cada millón de personas, mientras que en otros países, van desde los 12 mil como en Corea a los casi 3000 como sucede en Estados Unidos. ¿Será confiable que con solo dos muestras por cada millón de personas se pueda aceptar que los casos reconocidos son todos los que hay? Creemos que no.

5.-Pero mientras todo esto sucede en una realidad, muuuuy real que le pega en la cara todos los días a la gente y al mismo gobierno, insistimos, en México el presidente sigue viendo en el coronavirus a fantasmas que lo quieren derrocar del poder y eso lo lleva a intentar afianzarse más en el con decisiones de control político y no con decisiones de gobierno que den buenos resultados a la emergencia sanitaria que vive y padecen sus gobernados.

6.-No es para nada casual que cada día estén brotando más casos de un tema que ya habíamos advertido venía sucediendo en los hospitales públicos. No se ha garantizado la salud del mismo personal que atiende los casos de coronavirus, cuando debería ser la prioridad.

¿Se enferma el personal médico y entonces sí, quien atenderá a los enfermos contagiados?

A nivel nacional ya se dio a conocer que cuando menos 5 médicos del IMSS han resultado contagiados por el Covid 19 y ya se registró la primera muerte de uno de ellos ocurrida en Coahuila.

7.-En Culiacán el personal del IMSS se armó de valor y salió a denunciar lo que ya se venía diciendo a través de redes sociales. No cuentan con garantías sanitarias para atender a los pacientes sin riesgo de contagiarse.

Denuncian a sus jefes de no dar la cara, ni atender sus demandas de seguridad médica.

8.-En la Clínica del ISSSTE de Los Mochis, donde se dio la primera muerte de una persona por coronavirus en esta ciudad, el mismo personal a través de redes sociales, empezó a difundir mensajes alertando que la clínica está infestada por el virus, pidiéndole a la gente que no vayan y exigiéndole a las autoridades, medidas de seguridad para ellos.

Los trabajadores del Hospital General también han expresado a través de redes sociales su preocupación por no contar con condiciones adecuadas para poder prestar el servicio a los pacientes.

9.-Pero mientras esta realidad se vive en el país, el presidente sigue actuando y viendo solo como sacar raja política de esta pandemia que afecta a millones de mexicanos.

Ya dijo que invitará a todos los dirigentes nacionales de los partidos políticos para que ahí en público en la mañanera digan si están dispuestos o no a donar la mitad de sus prerrogativas para apoyar la compra de equipo médico. En pocas palabras, el presidente buscando culpables políticos y raja política en lugar de asumir su responsabilidad como mandatario nacional.

10.-El responsable directo de lo que le pase a la gente es él y nadie más que él por ser el presidente y quien tiene la responsabilidad de que el sector salud funcione bien, no los partidos políticos.

11.-En fin, el presidente en su frase temeraria y lapidaria de que esta enfermedad le cayó como anillo al dedo a su gobierno, muestra una vez más a un presidente que ve en medio de esta tragedia social, una oportunidad de intentar afianzarse en el poder. Pero insistimos, el presidente ve fantasmas.

Cada muerto que se contabilice en el país, será una muerte para su gobierno, porque la gente no comprará rollo político ante la pérdida de un familiar.

Tendrá muy claro, quien fue el responsable.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-Ante los milagros que sí existen en la política y en el sistema judicial y visto uno más realizado en el caso de la sanción o pena impuesta a Alejandra Gil, se podría concluir lo siguiente.

Cuánta razón tiene el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera sobre la creación de este tipo de modelo de Unidades en Los Estados.

Santiago Nieto en el punto cuatro de cinco objetivos que deben de cumplir estas Unidades de Inteligencia Financiera como parte de su labor de combate a la corrupción, enumeró lo siguiente.

“Combatir la corrupción ministerial y judicial para efecto de evitar que mediante actos de corrupción de JUECES se elimine el trabajo que hacen las Fiscalías y Procuradurías”.

Cómo que el titular de la UIF tiene muy claro donde se realizan los milagros que en la justicia SÍ existen.

¿Lo habrán entendido todos, el mensaje? Si no lo entendieron, quizás les llegue una segunda lección.

Veremos dijo el ciego.

OTRO PASITO.-Como que ya empieza a cobrar forma el anuncio del Presidente de apoyar a los productores sinaloenses con la comercialización y precio seguro para la tonelada de maíz.

Ayer Segalmex fijó una base de 32 dólares para la tonelada que vendría a sumarse al precio del mercado a la hora de la cosecha.

Se podría decir que ya casi se garantiza el precio de los 4150 pesos por tonelada de maíz.

Falta que lo cumplan nada más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: