Los fíats, un regalo pre navideño del Gobernador a su familia priista: Almaral

Culiacán, Sin.- Ex funcionarios estatales, familiares de políticos priistas, ex alcaldes, abogados afines al PRI y amigos del gobernador fuero los beneficiados con los 56 fiat que el mandatario estatal entregó la semana pasada como regalo pre navideño a personajes como ex el dirigente del PRI, Jesús Burgos Pinto, denunció en tribuna el diputado de Morena, Marco César Almaral Rodríguez.

A través de un posicionamiento, el legislador afirmó que la lista de beneficiados por el jefe del Ejecutivo estatal es ofensiva para el criterio de imparcialidad en el servicio público y una vergüenza para los notarios, ya que aunque se reconozcan las facultades del gobernador para determinar la creación de notarías, no es una atribución discrecional, como la que le atribuye.

Destacó que para autorizar nuevos fiats notariales, la Ley del notariado le ordena al gobernador, en su artículo 11, considerar al menos seis factores, como la población y la tendencia de su crecimiento; las necesidades notariales de la población, las condiciones socioeconómicas del municipio, la frecuencia y facilidades de las transacciones; el número de actos inscritos en el Registro Público de la Propiedad y la muerte o incapacidad de algún notario en ejercicio.

Sin embargo, dijo, ninguna de estas condiciones ha sido puesta del conocimiento público en la expedición de los nuevos fiats notariales

“La transparencia del procedimiento es sustituida de nuevo por el escándalo, cuando los criterios políticos, el favoritismo, el amiguismo y las complicidades políticas se evidencian en los nombres de los nuevos notarios, Jesús Burgos Pinto, Arturo Duarte García, Manuel Octavio Aguilar Sánchez, Jesús Enrique Hernández Guerrero y Carlos Gandarilla, entre otros”.

Almaral Rodríguez evidenció que por alguna razón, la entrega de los Fiat por los gobernadores en turno siempre la dejan al cuarto para las doce y con las maletas materialmente a la puerta la entrega del mismo, como si se arrepintieran de sus actos de última hora.

Tal y como sucedió con el ex gobernador Jesús Aguilar Padilla en 2010, cuando a dos meses de dejar el cargo inició el procedimiento para la expedición de fiats notariales, pero por la aparición de su hermano Octavio y el ex presidente del PRI, Jesús Burgos Pinto, en una larga lista de 68 aspirantes, todos familiares, amigos y funcionarios públicos del gobernador, el proceso tuvo que suspenderse.

“Lo suspendió el escándalo producido por la lista, porque el proceso fue impugnado judicialmente por algunos abogados y porque al calor del triunfo electoral, Malova no tuvo más remedio que solicitar públicamente su cancelación”.

Sin embargo, el ex gobernador Mario López Valdez pagó el favor al aguilarismo, porque en febrero de 2015, aprobó 28 de los 68 materialmente propuestos por su sucesor y dejó fuera de la lista al hermano del ex gobernador Aguilar Padilla y al ex dirigente del PRI Jesús Burgos Pinto, pero a partir de entonces se hicieron notarios los mismos personajes de la familia priísta y sus juniors.

“Entre otros, Jesús Manuel y Luis Fernando Ortiz Bihop, hijos del ex magistrado electoral, Jesús Manuel Ortiz Andrade, Fortino Bórquez, ex subprocurador de justicia en la zona sur en el sexenio de Jesús Aguilar; José Joel Bouciéguez Velarde, hijo del actual subsecretario de gobierno, Joel Buciéguez Lizárraga; Jorge Julián Chávez Murillo, hijo del ex procurador de Justicia, Julián Chávez Castro y entre otros, José de Jesús González, sólo por el mérito de ser el yerno de Agustín Coppel”, señaló.

El legislador Morenista afirmó que el gobernador Quirino Ordaz no puede negar que sus compromisos con el aguilarismo se cumplen con creces, cuando a la lista de los nuevos notarios, sólo parece faltarle el nombre de Octavio Aguilar Padilla, aunque en su lugar la encabeza ex el dirigente del PRI, Jesús Burgos Pinto.

“Dijera el cómico Pompín Iglesias, ¡Qué bonita familia¡, según los gobernadores en turno no hay más abogados que los del PRI y no habiendo más hay que regalarles su fiat”.

Por su parte la diputada, Flora Miranda Leal, resaltó que de acuerdo con el artículo 24 de la Ley Notarial se establece que para presentar el examen de calificación para ser notario la persona no debe ser un servidor público remunerado de la federación, estados o municipios, lo que es incongruente porque Carlos Gandarilla renunció a la Sedesu apenas unos días antes de la entrega de las Fiats.

También destacó que el principio de paridad de género y no discriminación establecido en la Constitución Federal no fue tomado en cuenta en la entrega de notarías en el estado de Sinaloa ya que solo ocho fueron para mujeres, por lo que es urgente realizar las reformas legislativas necesarias para evitar el tráfico de influencia, actos de corrupción, el conflicto de interés, el amiguismo y compadrazgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: