Los números que no cuadran

TRANSICIÓN

Oswaldo Villaseñor

Los números de la encuesta publicada y respaldada por su firma de El Financiero donde coloca la elección muy cerrada con diferencia de solo 2 puntos entre el puntero Rubén Rocha y Mario Zamora quien lo sigue de cerca, hay que leerla en dos sentidos.

La primera, es que ya no hay elecciones fáciles. Todas son competidas y dos puntos son suficientes para ganar. Jesús Aguilar Padilla ganó con menos de dos puntos de diferencia y Malova anduvo precisamente en los dos puntos.

Quirino Ordaz regreso a los triunfos más holgados.

La segunda es que hay tener muy presente, revisar la firma y el respaldo de la firma de la encuesta en mención.

No hay que olvidar que hay encuestas de consumo interno que ahí se buscan tener indicadores no solamente propios que le ayuden a hacer una mejor campaña, sino de sus adversarios para poder enfrentarlos con mayor probabilidad de éxito. Esas son las buenas, buena y nunca se dan a conocer.

Luego hay las encuestas de inducción que en los últimos meses florecieron peor que las flores en los campos de girasoles de Mocorito.

Esa cobran los puntos que se quieran poner de ventaja y les cobran a todos los que le quieran entrar.

Esas juegan un papel importante, porque poca gente les entiende a este juego de la inducción vía encuestas y se va con sus números y con ella se genera una percepción deseada.

Y las terceras son las encuestas de medición hechas y firmadas por casas o personajes de respaldo que han encontrado en estos instrumentos la forma de generar opinión y ganar prestigio en función de lo acertado que resulten en sus mediciones.

Para ejemplificar. ¿Qué diferencia hay entre una encuesta firmada por C&E Research quien puso a Mario Zamora 14 puntos arriba de Rubén Rocha y la de El Financiero que coloca 2 puntos a Rocha por encima de Mario Zamora?

Una muy grande. La primera no se sabe ni de quien es de manera masiva, no hay el respaldo de un prestigio de la marca o el personaje.

En cambio en la de El Financiero, detrás, está la marca de uno de los periódicos nacionales más importantes del país y un prestigió que cuidar.

Es por eso que las encuestas, ahora sí que como los mensajes, hay que tomarlos de parte de quien vienen.

Con este antecedente, a la encuesta de El Financiero hay que observarle cuando menos tres indicadores.

Veamos cuales son.

1.-El primero es que dos puntos de ventaja en los tiempos modernos de elecciones competidas, son dos puntos que pueden ser suficientes para ganar. Las elecciones las gana el que saca más votos. Ana Cecilia Moreno ganó su diputación local con 7 votos de diferencia y el PRD por cinco votos estuvo a punto de perder su registro local.

2.-El segundo indicador es el que marca que efectivamente la elección se está cerrando en Sinaloa entre dos opciones. Rubén Rocha quien sigue de puntero y Mario Zamora quien viene de atrás empujando fuerte y ya casi lo alcanza.

3.-No hay que olvidar que en la anterior encuesta de El Financiero, apenas hace dos o tres semanas publicada, Rubén Rocha aparecía con 5 puntos de ventaja y ahora solo tiene dos. En estos días el candidato de Morena-PAS perdió tres puntos cuando menos, mismos que los ganó el candidato de la Gran Alianza Mario Zamora.

4.-Y el tercer indicador, que quizás es el que más molesta, pero es tan real, como los números arrojados por casi todas las encuestas conocidas, es el daño en imagen y percepción pública que le significó a Morena su alianza con el PAS. Esa es sin lugar a dudas, una suma que por el momento le resta a su candidato Rubén Rocha Moya.

Los números conocidos así lo siguen reflejando.

5.-Aquí vale la pena revivir y recordar lo escrito en nuestra columna del pasado 17 de marzo titulada “Hay sumas que Restan” donde plasmamos en números el costo que le significó a Morena su alianza con el PAS. Para ello, retomamos la encuesta que más divulga Morena y quien más ventaja le ha dado. Massive Caller.

6.-Lo transcribimos textual. “Lo cierto es que las primeras mediciones, las mismas que pondera Morena, como es la de Massive Caller, ya arroja fuertes pérdidas para el PAS y Héctor Melesio y no se diga para el propio partido de Morena.

Veamos sus propios números.

De acuerdo Massive Caller en su más reciente medición del pasado 15 de Marzo, Rubén Rocha –quien sigue punteando las encuestas hay que decirlo y ponderarlo- registra una caída de casi tres puntos en relación su la última medición. En este indicador hay un punto por destacar. Los resultados y reflejo de la alianza PAS- Morena ya fue medido.

Mario Delgado, dirigente nacional de Morena vino a Sinaloa el 28 de Febrero y anunció que el PAS irá en alianza bajo la figura de candidaturas comunes con el PAS.

Tal anuncio provocó fuertes reacciones negativas entre alguna militancia del PAS quien no ve con buenos ojos ayudar a llevar a Rocha a la gubernatura con lo cual se empoderaría el Rochismo en la UAS quien desplazaría y perseguiría al Cuenismo.

Pero tampoco los Rochistas en la UAS y los Morenistas al interior de su partido, vieron con buenos ojos ser desplazados de la posibilidad de acceder primero que nada a la posibilidad de recuperar el control de la UAS como fue el grito de guerra del Rochismo y la esperanza que albergó en este grupo su líder Rubén Rocha durante la campaña pasada y todavía hasta semanas atrás.

En el partido, tampoco Los Morenistas vieron con buenos ojos ser desplazados de candidaturas después de que habían bloqueado la posibilidad de ir en alianza o coalición con sus anteriores aliados, como es el PT y el PES para que llegara el PAS, sus adversarios por excelencia tanto en lo electoral partidista como al interior de la misma UAS, para que les arrebatara las candidaturas.

Las expresiones de este rechazo en su momento se consignaron y fueron muchas.

Pues bien, en la primera medición que ya mide el resultado de esta alianza PAS-MORENA, la suma no cuadra y ya lo habíamos advertido podría suceder. ¿Y qué creen? Tal parece que ya sucedió.

Rocha cayó tres puntos de intención de voto según la misma Massive Caller ahora que ya tiene 15 días de alianza con el PAS. O sea, mostrado al revés, Rocha tenía tres puntos más, cuando iba solo que ahora que va acompañado del PAS y de Cuen. En pocas palabras, la pérdida fue para ambos partidos y para ambos personajes, hasta el momento.

Hasta ahí lo escrito el pasado 17 de Marzo.

7.-A un mes de distancia de esta medición que arroja que hay sumas que restan, el escenario no ha cambiado mucho. Cada vez que se exhibe Rubén Rocha con sus nuevos aliados, mata su principal narrativa y de paso se exhibe públicamente justo como lo que dice estar dispuesto a combatir. Eso lo ve y lo juzga la gente, el pueblo.

8.-La encuesta de El Financiero, es sin lugar a dudas la confirmación de lo narrado el 17 de Marzo. Rocha sigue perdiendo puntos y la explicación solo puede ser una. Dejó de ser ante los ojos de mucha gente, la esperanza que significó Morena con los postulados de Andrés Manuel López Obrador. “No robar, No Mentir y no Traicionar al pueblo”.

9.-Ya veremos si las estructuras que le prometieron sus nuevos aliados para el día D, o sea el día de la elección, necesaria para movilizar a sus simpatizantes, es lo suficientemente grande para compensar la pérdida de imagen y puntos de intención de voto generada en campaña, o bien, sus nuevos aliados terminaran siendo sus caballos de Troya y los causantes de su derrumbe.

Ya veremos dijo el ciego. El juego apenas empieza y el marcador está propenso a cambiar de un momento a otro.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-Mocorito es otro de los municipios donde la elección será entre Tres. Oscar Camacho y José Alfredo López Castro de nuevo se ven las caras.

Ambos buscaron ser el candidato del PRI y ambos se registraron para el proceso interno. La decisión recayó en Oscar Camacho finalmente.

José Alfredo López Castro, empresario cervecero y mejor conocido como Alfredin, se postuló por el PRD, partido que también integra la coalición o mejor conocida como la Gran Alianza Opositora a Morena.

Ambos enfrentarán a la candidata de Morena-PAS, que es la esposa del actual alcalde Guillermo Galindo quien ya lleva dos periodos en la alcaldía y va por el tercero.

Interesante el caso de Mocorito.

OTRO PASITO.-El gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz se encuentra en México. Toca puertas con Marcelo Ebrard y con Arturo Herrera, Secretario de Hacienda.

Anda tras obras que ya le prometió el presidente Andrés Manuel López Obrador por más de 200 millones de pesos para beneficio de los sinaloenses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: