“Ninguna dificultad” para otorgar el plácet a Quirino Ordaz: España

Madrid.- El ministro de Asuntos Exteriores de España, el socialista José Manuel Albares, informó que “no hay ninguna dificultad” y que actualmente sigue un “trámite administrativo normal” la concesión de plácet como embajador de México en España para el ex gobernador priísta de Sinaloa, Quirino Ordaz.

El retraso atípico en la concesión del documento, que le permitiría presentar sus cartas credenciales ante el Estado español y tomar así las riendas de la delegación diplomática mexicana, ha provocado especulaciones sobre el real estado de las relaciones bilaterales.

En un encuentro informativo en Madrid, organizado por la agencia de noticias Europa Press, el ministro español respondió a la pregunta de La Jornada sobre el inédito retraso en la concesión del plácet a la propuesta presentada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, un trámite que regularmente se subsana en unas semanas y que en este caso ya superan los dos meses desde su formalización: “No hay ningún gesto hostil. En absoluto. Si no lo diría aquí, yo soy una persona que habla muy claro. México es un gran país. Es un país hermano. Un país fundamental para la comunidad iberoamericana de naciones. El plácet, preguntaré ahora mismo al volver al Ministerio para ver en que situación está, pero sigue un trámite administrativo normal y sin que se hubiera encontrado ninguna dificultad, si no lo diría aquí sin ningún problema”.

El canciller español reconoció que sigue las comparecencias mañaneras del mandatario mexicano y que en una reciente escuchó palabras “muy acertadas” de lo que deben ser las relaciones bilaterales entre México y España. “He oído en las matinales en las que interviene el Presidente de México unas declaraciones que me parecen muy acertadas y muy amistosas con España. Fue de hace un par de días, en las que él ha calificado la relación que quiere tener con España y que son las mismas que España quiere tener con México. Es un país hermano y creo que no se puede decir más”, afirmó.

Sin embargo, la concesión del plácet no se ha autorizada cuatro meses después de haber sido designado por el presidente López Obrador y más de dos de que el gobierno de México envió la solicitud formal al gobierno español. Y eso ha provocado numerosas especulaciones, incluida la supuesta vinculación del retraso en la concesión a la carta enviada por el mandatario mexicano a las autoridades españolas para que pidieran perdón por los excesos perpetrados durante el periodo de la Conquista. También se llegó a vincular la tardanza en la política económica del actual gobierno mexicano con relación a algunos sectores estratégicos, como el de la energía, en el que durante los últimos años habían logrado grandes beneficios las multinacionales españoles, como Iberdrola, pero que ahora se estaba poniendo coto a su expansión.

De hecho, para intentar reconducir la situación, el secretario de Estado para Iberoamérica y el Caribe del gobierno español, Juan Fernández Trigo, viajó el pasado lunes a México donde se entrevistó con el canciller Marcelo Ebrard y con la subsecretaria Carmen Moreno, con quienes habría abordado la situación del plácet y otras cuestiones bilaterales, así como un intercambio de análisis sobre la situación en Centroamérica, sobre todo en Nicaragua.

De hecho, el propio Albares, en su encuentro de hoy, señaló al respecto de régimen de Daniel Ortega que “en Nicaragua no ha habido elecciones en el país, ha sido una burla a la democracia”. Y apuntó que “el mismo día de la toma de posesión de Ortega, si se le puede llamar así, recibía a la esposa de uno de los presos políticos. Exigí una vez más la liberación de todos los presos políticos que hay en el país. No es camino a seguir y España alzará la voz”.

Albares también se mostró partidario de que se reanuden las conversaciones entre el gobierno de Venezuela de Nicolás Maduro y la oposición, y que se siga celebrando ese encuentro en México: “la postura de España es muy clara al respecto y es que todos los esfuerzos de diálogo, como el de México, nos parecen bien. Sin condiciones, sin decirles qué escoger. Por eso nosotros hablamos con todas las partes, con gobierno y oposición. España no tiene un deseo en que el presidente de Venezuela sea una u otra persona”.

Con información de La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: