‘No tener contagios en los salones será una preocupación de cada día’

Ciudad de México.- Para Miss Mónica, docente a nivel preescolar en la Ciudad de México, más que una esperanza, recibir la vacuna contra covid-19 es la pauta para un retorno más seguro a clases, pero sin bajar la guardia, ya que la vacuna no garantiza el fin de la pandemia, y ahora, la mayor preocupación de los profesores será mantener sus salones libres de contagios.

“Hay que entender que esta vacuna no garantiza el fin de esta pandemia, ya que de igual forma los protocolos y lineamientos deben continuar dentro de las aulas. Sin duda la responsabilidad de los maestros será mayor ya que la carga de no tener contagios en las aulas será una preocupación de cada día”, explica Miss Mónica.

La maestra Mónica Cabrera Gómez vislumbra un regreso a clases de forma escalonada donde sólo ingresará un cierto número de alumnos por día de acuerdo a la población escolar; además, lo anterior sólo es posible cuando la capital del país esté en semáforo verde y con la aplicación de un protocolo que garantice la seguridad de los alumnos.

‘En salones cerrados puede darse un caso de contagio’

El uso adecuado del cubrebocas, el gel antibacterial, el lavado constante de manos, la toma de temperatura y la sana distancia, serán esenciales en un salón de clases, pero otro punto muy importante es que los padres de familia se comprometan a llevar a sus hijos sanos.

“Se pretende comprometer a los padres a aplicar el filtro de corresponsabilidad sanitaria en donde los padres se comprometen a llevar a sus hijos sanos y sin síntomas de cualquier enfermedad a la escuela y bajo los lineamientos sanitarios”, destaca Miss Mónica.

“El regreso a clases será ordenado, pero con mucha incertidumbre y temor, ya que dentro de los espacios educativos, al ser espacios cerrados, puede darse algún caso de contagio, sabemos que las escuelas están comprometidas por formar espacios seguros para los niños y por disposición oficial debe ser así, pero realmente desconocemos el compromiso social de los padres de familia y la manera en la cual se cuidan y cuidan de sus hijos; creo que falta sensibilizar a los padres antes del regreso a clases presenciales”, agrega.

Debemos prepararnos mentalmente para el regreso a clases

Para Miss Mónica es fundamental trabajar el estado socioemocional de los alumnos, más a nivel preescolar, ya que la situación de la pandemia es más compleja para los niños.

“Por su puesto nos afectó (la pandemia) como adultos y la situación con los niños es más compleja ya que en las edades del desarrollo es crucial que interactúen con sus pares y como seres sociales juega un papel fundamental en los procesos de todo tipo”, resalta.

“También el tocar el tema de las pérdidas y manejo de las emociones; es decir, el desarrollo socioemocional en los estudiantes es un tema también delicado que impacta en lo educativo. En estas últimas juntas de consejo hemos trabajado en la escuela el aspecto emocional de los alumnos, pero también del docente ya que también nosotros transmitimos a través de una computadora nuestros miedos y preocupaciones sobre esta situación; por tal motivo, debemos prepararnos mentalmente para el regreso a las aulas”, añade Miss Mónica.

 

Pandemia dio a niños otra posibilidad de aprendizaje

Miss Mónica resalta que de una situación desafortunada siempre hay que sacar lo positivo, por lo que subraya que la pandemia obligó a los estudiantes a conocer una nueva forma de aprendizaje.

“No cabe duda que la enseñanza cambió con sus tropiezos o errores al inicio de la pandemia, pero no dejó de lado a los alumnos, cabe señalar que cada escuela y maestro empleó estas tecnologías de forma diferente y acorde a sus alumnos y población”, señala.

“Por supuesto cambió la forma de enseñar, es fundamental que tanto docentes, alumnos y padres de familia se comprometan con esta forma de trabajo para lograr aprendizajes y siempre teniendo en cuenta que todos los involucrados en el proceso contemos con las herramientas digitales necesarias”, agrega.

Miss Mónica destaca que en la labor docente es fundamental estar empapados de las nuevas tecnologías ya que es fundamental en la formación y crecimiento profesional.

“Cada maestro, me imagino, fue autodidacta en este proceso ya que nadie nos capacitó para enfrentar este cambio y forma de trabajo. Como maestra me tocó aprender el uso de estas plataformas y buscar estrategias para dar mis clases en línea que captarán la atención de mis alumnos, por cada clase fui haciendo adecuaciones y busqué estrategias que se adaptaran a los alumnos, tomando en cuenta a los padres quienes también tuvieron que hacerse partícipes de esta nueva forma de trabajo”, menciona.

“Sin duda los alumnos son capaces de desenvolverse con el uso de las TIC (tecnologías de la información y comunicación) sin problemas y este debe ser un parteaguas para su uso sin dejar de lado los medios impresos que también son importantes”, agrega.

Con información de Excelsior…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: