Para el 2039, el norte de Sinaloa podría tener 30% menos lluvias y elevar su temperatura hasta 1.8°C

Sinaloa.- Según datos oficiales del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, del Instituto Mexicano y Tecnología de Agua, así como de la Conagua, las lluvias se han ido reduciendo por diversos factores en todo el territorio mexicano pero el futuro no es nada halagador para el norte de Sinaloa, pues estiman que para el 2039 las precipitaciones disminuyan hasta en un 30 por ciento, así lo expresó la directora ejecutiva de Conselva, Costas y Comunidades A.C.

Sandra Guido Sánchez informó que la escasez de lluvia vendrá acompañada de más calor, pues estiman que para el 2099 la temperatura máxima pueda ascender entre 1.2 y 1.8 grados centígrados, lo cual consideró muy preocupante porque las fuentes de agua para la población han sido las presas pero al tener una temperatura más elevada, la evaporación será mayor y esto disminuirá el agua disponible que se tiene para las poblaciones.

Guido Sánchez consideró que estos pronósticos para Sinaloa son consecuencias del descuido que se ha tenido en los temas ambientales, porque se le ha dado prioridad a la construcción de obras grises como pozos, represos y presas, pero se ha descuidado la infraestructura verde, que es la única que genera agua, ya que todos lo demás sólo la almacena, por lo que consideró importante que exista en la entidad calidad de vegetación y calidad de suelo.

La directora de Conselva expresó que es necesario invertir en la infraestructura verde, ya que las lluvias no se pueden controlar y el bombardear las nubes no será la solución porque no toda el agua que llueve es útil, pues si los suelos están degradados no absorben el agua y los mantos no se recargan, para lo cual, dijo, es importante tener abundancia de árboles porque por cada lluvia un solo árbol logra interceptar hasta 800 litros de agua.

 

A %d blogueros les gusta esto: