Rectoras de universidades privadas y públicas lanzan pronunciamiento contra la violencia contra las mujeres

Los Mochis, Sin.- “En reunión virtual, seis rectoras de universidades públicas y privadas del país y la presidenta del Colegio de México; decidimos manifestarnos contra la violencia de género que no cesa, sino que, por el contrario, se recrudece e incrementa día con día”; en estos términos se expresó la rectora de la Universidad Autónoma Indígena de México, María Guadalupe Ibarra Ceceña.

En esta reunión participaron también Ana Priscila Sosa Ferreira, de la Universidad del Caribe; Carmen López-Portillo Romano, de la Universidad del Claustro de Sor Juana; Silvia Paz Díaz Camacho, rectora de la Universidad Autónoma de Occidente, y Silvia Elena Giorguli Saucedo, presidenta del Colegio de México.

También participaron Teresa García Gasca y Sara Ladrón de Guevara González, de la Universidad Autónoma de Querétaro, y de la Universidad Veracruzana respectivamente.

En un medio de comunicación a nivel nacional, la rectora de la Universidad del Claustro de Sor Juana, Carmen López-Portillo Romano, dio lectura a un pronunciamiento en el que le solicitan a los tres niveles de Gobierno, se establezcan políticas que reviertan los índices de violencia contra las mujeres.

En dicho documento, las rectoras preguntan: ¿qué garantías tenemos las mujeres hoy en México, si no existe un lugar en el espacio cotidiano en donde estemos seguras? ¿Cómo podemos hablar de que en México la familia es fraterna, mientras sabemos que las niñas y las mujeres seguimos viviendo violencia al interior de nuestros hogares, atrapadas por el confinamiento y la cultura que naturaliza la violencia?

En otro apartado del documento, dado a conocer a nivel nacional, las rectoras, manifiestan que: “como líderes de universidades, asumimos que nuestra obligación ante las mujeres de México es la de repensar como se forjan voluntades reales para conseguir cambios reales.”

En la parte final, el pronunciamiento, asienta la exigencia de un verdadero estado de derecho que restablezca mecanismos de defensa y apoyos de la sociedad civil y que propicie instituciones que impartan verdadera justicia.

“Nos corresponde defender la vocación de la universidad como espacio libre de violencia, el espacio de todas las preguntas, de todas las posturas, pero, sobre todo, de la defensa de la verdad, de la libertad, de los derechos humanos y de la igualdad;” detallaron las rectoras.

Y exigieron a las autoridades correspondientes, que, de una vez por todas, cumplan con la obligación de garantizar la seguridad, la igualdad y la paz que merecen las mujeres mexicanas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: