Se preparan en la Facultad de Biología para recibir a la mariposa cuatro espejos

Culiacán, Sin.- Tras permanecer dormida durante ocho meses, se espera la llegada de la mariposa cuatro espejos en el mariposario de la Facultad de Biología de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), por lo que los trabajos de preparación de su hábitat iniciaron en las instalaciones de la unidad académica por un grupo de estudiantes coordinados por Gilberto Márquez Salazar.

El investigador universitario, responsable de este proyecto que inició hace 16 años, compartió que se resguarda este lepidóptero todo este tiempo en un estado de pupa de aquellas condiciones climatológicas extremas para emerger en el mes de julio con la llegada de las primeras lluvias.

“La temporada puede variar, pero un mes después de que llega una lluvia intensa, aparecen las palomillas o polillas y con ella se inicia un ciclo que termina en noviembre, la cual va a depender de la temporada de precipitaciones”, explicó.

De las condiciones para recibir a esta especie que está a punto de emerger, consiste en realizar una limpieza profunda para eliminar aquellas hojas que se acumulan en la red de malla del mariposario que ocasiona que la luz no llegue a plenitud, un aspecto importante para su desarrollo.

Otro punto del manejo óptimo para el hábitat de la mariposa cuatro espejos, es la poda de los sangregados, especies que alimentan a esta oruga la cual debe estar libre de cualquier plaga que la afecte de estos insectos como la araña roja y el piojo harinoso, y ello tengan un crecimiento apropiado para que generen la cantidad de forraje necesario que les sirva de alimento a la larva.

Una vez culminadas estas acciones, dentro del manejo sustentable que realizan de manera cíclica cada año, está la retirada de capullos vacíos con la finalidad de tener un conteo más preciso de aquellos que en su interior tengan la oruga que emergerá al mes de la lluvia, dando pie al inicio del nuevo ciclo de la temporada 2022.

Recordó que, en el 2021, se liberaron grandes cantidades de larvas, por lo que fueron llevadas al bosque espinoso donde la especie se distribuye de manera natural.

Con estos trabajos, expuso Márquez Salazar, el ciclo de vida de la mariposa cuatro espejos, continúa, ya que esta técnica de conservación de la especie refuerza aquellas poblaciones que se encuentran muy bajas de manera natural.

Este proyecto, se ha replicado no solo en otros municipios del estado en comunidades indígenas, también en el vecino estado de Sonora bajos sus técnicas y asesorías, y se espera que en futuro esta especie se pueda bajar de la categoría de extinción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: