Senador del PRI planeó cobrar 127 mde en Andorra a Petróleos de Venezuela

CIUDAD DE MÉXICO.- Heriberto Manuel Galindo, senador por Sinaloa del Partido Revolucionario Institucional, intentó en 2011 un negocio por el cual pretendía cobrar 127 millones de euros en Andorra, un país que en ese entonces estaba blindado por el secreto bancario, de acuerdo a una investigación del diario español El País.

Galindo fue parte de una firma uruguaya que celebró un acuerdo con la compañía pública venezolana Petróleos de Venezuela S.A. (PVSA), junto con socio Daniel Sánchez Scott, planearon cobrar 57.5 millones de euros por el “proyecto de asesoría inicial”, suma que crecería hasta los 127 millones de euros al terminar su consultoría. El trabajo estaba centrado en una instalación proyectada en el poblado El Manglillo.

Al momento de sus negocios en Venezuela, Galindo no tenía cargo público, pero era secretario adjunto a la presidencia del CEN del PRI, donde se toman las decisiones del partido. Antes de ser senador fue diputado federal de 2012 a 2015, embajador en Cuba de 2000 a 2001 y cónsul general de México en Chicago de 1998 a 2000, con otros puestos públicos que iniciaron en 1973.

Mindaris es el nombre de la sociedad uruguaya con la que suscribió hace 10 años un acuerdo de “prestación de servicios” con la fundación de Venezuela Terra Nova para cobrar de la petrolera estatal que aún gobernaba el fallecido Hugo Chávez.

La Banca Privada de Andorra (BPA), institución en la que buscaron ingresar los 127 millones de euros se desmarcó de los intereses de sus clientes (Galindo y Sánchez) en junio de 2011 por no recibir la documentación requerida sobre la operación con PDVSA. “Los clientes no se han presentado y la operación no se acaba de concretar, por tanto la desestimamos”, dijo el banco en un acta confidencial.

Heriberto Manuel Galindo negó que haya tenido una cuenta en la BPA, pero sí admitió haber sido accionista de Mindaris, aunque dijo no recordar con qué porcentaje. Sobre su socio asegura que fue un mexicano que falleció. Dijo también que a pesar de haber creado Mindaris no se desarrolló ningún proyecto y no puso él ni un solo dólar, y que desconoce si su socio hizo alguna gestión ante BPA. Negó haber hecho negocios con PDVSA haber estado en Venezuela o en Uruguay.

A pesar de sus dichos su nombre aparece tres veces en las actas confidenciales del departamento de prevención de blanqueo de la BPA y también el nombre de su socio entre marzo y junio de 2011. Es la segunda persona con más peso en el frustrado negocio millonario con la empresa pública venezolana.

Galindo es mencionado en documentos internos de la BPA como “exPEP”, expresión que se refiere a una Persona Políticamente Expuesta, una etiqueta que en la jerga financiera identifica cargos públicos o exdirigentes susceptibles de recibir fondos marcados por la corrupción.

Los documentos de la investigación periodística arrojaron que Mindaris hizo un acuerdo de prestación de servicios con la Fundación venezolana Terranova, la cual a su vez recibiría fondos del gobierno de Chávez a través del Banco Nacional de Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: