”Si no trabajas para cumplir tus sueños, nadie lo hará por ti”: Verónica Ampudia

Ciudad de México.- Verónica Ampudia Niño de Rivera es parte de la historia de México en los Juegos Olímpicos de Invierno, quien hace 30 años representó a nuestro país en la edición de Albertville 1992 en Francia.

Ampudia fue parte de la delegación con mayor número de competidores nacionales hasta ahora: 4 mujeres y 16 hombres en 4 disciplinas, etapa que la esquiadora recuerda como si fuera ayer, pues marcó su vida en muchos sentidos.

“El deporte me lo inculcaron mis papás desde que tengo tres años y practiqué toda mi vida, cuando vi la oportunidad de competir me dediqué a entrenar en alto rendimiento con preparadores de alto nivel.

“Para mí fue un sueño hecho realidad, yo fui gimnasta muchos años, antes de entrenar y competir en esquí y mi sueño era ese, ir a una Olimpiada; fue una disciplina que siento que hace falta en la juventud actual, ponerse metas y lograrlas, la disciplina, el orden de estructura, el compromiso, el trabajo en equipo”, destacó en entrevista la actual empresaria.

Además, reconoció que la época en que enfrentó el reto era muy diferente a lo que se vive ahora, pues hay mayor información y apoyo a través de las plataformas tecnológicas.

“Yo creo que ahorita tienen mucho mayor oportunidad, yo creo que una correcta difusión es vital para reclutar talento comunicando los apoyos que existen, ser detallado puede dar una ventaja que puede hacer que más personas se acerquen.

“Al final uno tiene que ir buscando su camino, fueron muchos sacrificios y hay que irle buscando el cómo sí; por ejemplo, cuando competimos no teníamos que cumplir con los puntos, no era obligatorio tener cierto puntaje y ahora sí. Entonces, después de que empezó a reglamentarse el nivel competitivo, ha aumentado el nivel de dificultad, la exigencia, la velocidad, todo ha mejorado a través del tiempo no solo en los deportes de invierno, sino en todos”, dijo.

Aunque se retiró muy joven, pues tenía apenas 20 años, siempre se mantuvo cerca del deporte.

“Me dediqué a terminar la universidad, a trabajar, me casé, tuve mis hijos, siempre he hecho deporte, pero después de eso ya no a nivel competitivo”, dijo la administradora de empresas de profesión.

Tres décadas después de Albertville 1992, Ampudia, quien es aficionada a la música y el arte, mantiene la misma fiolosofía de vida que la llevó a unos Juegos Olímpicos de Invierno.

“Si tú no cumples, si no trabajas para cumplir tus sueños, nadie lo hará por ti, solo tú eres capaz de cumplir tus propios sueños”, finalizó.

Delegación nacional en Albertville 1992

Bobsleigh (modalidad dos y cuatro competidores): Carlos Casar, Miguel Elizondo, Luis Adrián, Jorge y Roberto Tamés Perea, Ricardo Rodríguez y Francisco Negrete.

Patinaje Artístico (individual): Ricardo Olavarrieta y Mayda Navarro.

Esquí alpino (cinco pruebas): Hubertus Von Hohenlohe.

Esquí alpino (tres pruebas): Carlos Mier y Terán.

Slalom y slalom gigante: Jorge Eduardo Ballesteros, Germán Sánchez, Eduardo Ampudia y Juan Elizondo.

Slalom súper gigante: Íñigo Domenech.

Slalom y slalom gigante: Verónica Ampudia, Chus Cortina y Sammantha Teuscher.

Cross country: Roberto Álvarez.

Jefe de Misión: José Luis Aguilar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: