Tragedia en Indonesia, al menos 174 fallecidos en un estadio

Indonesia.- Al menos 174 personas murieron la noche del sábado en un estadio de Indonesia luego de que fanáticos enardecidos invadieron la cancha y la policía respondió con gases lacrimógenos, lo que provocó una estampida, informaron las autoridades este domingo.

La tragedia ocurrida en la ciudad oriental de Malang dejó decenas de heridos y es uno de los peores desastres registrados en un estadio a nivel mundial.

Varios supervivientes describieron cómo los espectadores en pánico se aglomeraron cuando les lanzaron gases lacrimógenos.

Los policías dispararon gas lacrimógeno y automáticamente la gente corrió para salir, empujándose unos a otros, y eso causó muchas víctimas”, declaró a AFP Doni, un espectador de 43 años que declinó revelar su apellido.

No pasaba nada, no había motín. No sé cuál fue el motivo, de repente nos dispararon gas lacrimógeno. Eso me chocó, ¿no pensaron que había niños y mujeres?”, preguntó Doni.

El director de un hospital dijo a una televisión local que entre las víctimas hay un niño de cinco años.

UN COMPLETO CAOS Y SUS CONSECUENCIAS

Imágenes captadas dentro del estadio durante la estampida mostraron gran cantidad de gas lacrimógeno y gente trepándose a las vallas. Algunas personas cargaban espectadores heridos en medio del caos.

Cerca de 3 mil aficionados invadieron la cancha buscando agredir a los jugadores visitantes. (AFP)

Al menos 174 personas murieron la noche del sábado en un estadio de Indonesia luego de que fanáticos enardecidos invadieron la cancha y la policía respondió con gases lacrimógenos, lo que provocó una estampida, informaron las autoridades este domingo.

La tragedia ocurrida en la ciudad oriental de Malang dejó decenas de heridos y es uno de los peores desastres registrados en un estadio a nivel mundial.

Seguidores del Arema FC invadieron la cancha del estadio Karnjurhan luego de que su equipo perdió 3-2 ante el Persebaya Surabaya, la primera derrota ante su archirrival en más de dos décadas.

La policía intentó persuadir a los aficionados de regresar a las gradas y dispararon gas lacrimógeno después de la muerte de dos policías.

Muchas de las víctimas perdieron la vida al ser pisoteadas o asfixiadas, de acuerdo con las autoridades.

El gobernador adjunto de la provincia de Java Oriental, Emil Dardak, informó a la cadena de televisión Kompas TV que el balance es de 174 muertos.

Otras imágenes divulgadas en redes sociales muestran a personas gritando obscenidades a los policías, que se resguardaban con escudos.

El estadio tiene capacidad para 42 mil personas y según las autoridades estaba lleno. La policía indicó que unas 3 mil personas invadieron la cancha.

Vehículos incendiados, incluyendo un camión policial, permanecían afuera del estadio la mañana del domingo.

La Asociación de Futbol de Indonesia (PSSI) suspendió los partidos de futbol por una semana, prohibió al Arema FC organizar partidos en casa por el resto de la temporada y anunció que enviará un equipo investigador a Malang para determinar las causas de la tragedia.

Lo lamentamos y nos disculpamos con las familias de las víctimas y a todas las partes por el incidente”, declaró el presidente del PSSI, Mochamad Iriawan.

La violencia entre aficionados es un problema en Indonesia, donde las fuertes rivalidades han desatado numerosos enfrentamientos mortales.

En algunos partidos se caldean tanto los ánimos que los jugadores de los equipos grandes deben viajar para los partidos bajo un fuerte resguardo.

Con información de Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: