Trascendidos: Que ya hay Acuerdos Morena-PRI, para destrabar polémica en el Senado de la República

A once años y casi diez meses de distancia de haber tomado posesión como gobernador constitucional del Estado, Mario López Valdez le perdonó al fin a Joaquín Vega Acuña no haberlo respaldado en su lucha por la candidatura a ese puesto de representación popular, con todo y la relación de compadrazgo, amistad y hasta empresarial, existente hasta entonces entre estos dos actores de la política sinaloense de la segunda decena del siglo XXI.

Rencoroso el muchacho. Casi doce años después.

En efecto, tras la inesperada victoria de López Valdez en las elecciones gubernamentales de 2010, Vega Acuña -como muchos otros – cayó prácticamente en desgracia y sin ninguna tablita de salvación a la mano, (mucho menos la que representaba el ex gobernador Juan S. Millán, con quien también había roto relaciones por su abierto apoyo a Jesús Vizcarra Calderón). A lo largo de lo que fue todo ese sexenio buscó una y mil maneras de congraciarse con Malova, sin el menor de los éxitos en todos y cada uno de sus intentos.

Y es que, además del sonado rompimiento político -por la muy estrecha relación de Joaquín con JSM – había otro elemento que atizaba la hornilla: el desconocimiento de Mario López Valdez de su calidad de socio del club de beisbol Cañeros de los Mochis, lo que representó para Malova (beisbolero de corazón) una ofensa monumental. Y lo peor: los Vega se quedaron con las cinco acciones de la empresa y nunca le cubrieron a Mario la que supuestamente era de su propiedad. Además de mal amigo y traidor, Joaquín quedó como un vulgar “mala paga”. Hay que recordar que por algún tiempo, López Valdez fungió como presidente de la franquicia esmeralda y llegó a figurar como candidato, incluso, para la presidencia de la Liga Mexicana del Pacífico.

Ya hace cinco años que Malova concluyó su mandato como gobernador de Sinaloa e incluso ya va para seis y fue hasta ahora cuando hicieron las pases a juzgar por una foto difundida en redes sociales por el prestigiado periodista guasavense-mochiteco, Juán Pablo Espinoza Rubio, en la que reseña al detalle el reencuentro entre Joaquín Vega Acuña y Mario López Valdez, en una mariscada en los jardines del rancho “El Alacrán”, cercano a la ciudad de Los Mochis. Una gráfica hecha pública con el consentimiento de los dos, evidentemente.

Está claro que Malova ya olvidó todos los agravios -finalmente fue gobernador -, incluso el que no se le haya cubierto su acción, como copropietario de los Cañeros de los Mochis y Joaquín Vega Acuña está exculpado; pero a Joaquín le falta otro perdón en esta etapa de su vida, más importante de hecho que el de Mario: el de su compadre, ex amigo y ex socio Juan S. Millán.Bueno.

Mientras. Según informaciones procedentes de la esquina de Insurgentes y Paseo de la Reforma -la más representativa de la ciudad de México – las bancadas de Morena y el PRI en el Senado de la República están por sellar un pacto que daría forma a un nuevo dictamen para impulsar, con una serie de adecuaciones, la permanencia del ejército en las calles hasta el 2028, lo que finalmente es el fondo de la iniciativa de reformas constitucionales que ha polarizado la atención de la opinión pública nacional a lo largo de la presente semana.

De acuerdo al mismo trascendido, el senador Eduardo Ramírez Aguilar, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación de la cámara alta ya confirmó el nuevo acuerdo con el Revolucionario Institucional, lo que daría luz a un nuevo dictamen, el cual necesariamente tendría que ser regresado a la cámara de diputados para respetar el esquema parlamentario correspondiente, lo que ocurriría el lunes 03 de octubre.

Entonces, la cámara baja lo discutiría y lo aprobaría de nuevo, para remitir la minuta -otra vez – al Senado de la República y reiniciar nuevamente el proceso interrumpido el miércoles próximo pasado, luego de que la iniciativa en cuestión no logró la votación suficiente para su aprobación: las dos terceras partes de la cámara de senadores.

Sobre el particular, permítame comentarle que ya desde la víspera se advertía una especie de cambio en el discurso de los señores diputados de la alianza opositora en el sentido de que, en el fondo, podrían hasta estar de acuerdo con la extensión del plazo para que los militares permanezcan en las calles de nuestras ciudades; pero, siempre y cuando se propiciaron cambios sustanciales a la iniciativa multi citada.

En efecto, todo apunta hacia allá, luego de tantos dimes y diretes y de posicionamientos abiertamente encontrados entre los señores legisladores del más alto rango nacional; pero, independientemente de esto, la duda persiste ahora, más que nunca: ¿Y la coalición opositora?

En tanto. El diputado priista Ricardo Madrid se perfila para la presidencia de la mesa directiva de la sexagésima cuarta legislatura del Congreso del Estado, para el ejercicio que arrancará el primero de octubre venidero. Es un hecho que la presidencia será para el Revolucionario Institucional, por todo un año, a partir de ese primer día de octubre de 2022.

El acuerdo entre los ocho diputados de la fracción priista aún no está definido por completo; pero todo apunta en esa dirección. Madrid ha tenido un excelente desempeño en su cargo y ha logrado fabricar una excelente relación con el resto de las bancadas, así como con el gobernador de la entidad, Rubén Rocha Moya.

Obviamente renunciaría al liderazgo de la bancada -por lógica las funciones no son compatibles – y tendría que elegirse un nuevo coordinador, que surgiría de entre los otros siete diputados del tricolor.

Sergio Mario Arredondo sería el idóneo por supuesto; pero es presidente del área de Fiscalización, que viene a ser una de las comisiones más importantes de la cámara, situación que tendría que ponerse en la balanza y dar paso a una ronda de reflexión entre los legisladores de este partido político, sin perder de vista la existencia de otros diputados (o diputadas) con aptitudes para el cargo.

Por ahora, la brújula apunta hacia Ricardo Madrid; sin embargo ni es un acuerdo definitivo, ni mucho menos una decisión tomada. Aún quedan algunos días para eso. Pendientes.

CORTOS.- El gobernador del Estado, Rubén Rocha Moya, se dejará ver este viernes por la sede del ayuntamiento local, para inaugurar, junto al presidente municipal Juan de Dios Gámez, el programa de actividades correspondientes al aniversario número 491 de la fundación de la villa de San Miguel. Se trata de un programa amplio, variado y de calidad, que ya comentamos en días pasados y que se extenderá hasta el primero de octubre venidero. Lo que más hay que ponderar es que, además de la presentación de artistas de primer nivel, se destacará, de sobre manera, el talento regional. Ya le contaremos.

ANOTELO.- También este viernes, el grupo de Morena en el congreso del Estado arrancará con un programa encaminado a informar de sus actividades en las principales ciudades de la entidad. Así, este viernes estarán aquí en Culiacán; el sábado 24, en Guamúchil; el martes 27, en Guasave; el miércoles 28, en Mazatlán y el jueves 29, en Los Mochis. El sábado primero de octubre, como ya lo adelantamos, arrancará el segundo año de ejercicio de la legislatura actual. Ya le contaremos

ORALE.- Muy cotizado el voto del senador Mario Zamora para que lo hiciera en favor de la iniciativa de ley ya conocida. Se lo pidió el secretario de Gobernación, Adán Augusto; el embajador de México en España, Quirino Ordaz Coppel y ¡hasta el gobernador Rubén Rocha Moya! Finalmente nadie sabe, nadie supo, porque no hubo votación; pero Mario, de todos modos, cantó que su voto sería en contra. Se la pusieron “de turrún”

EPALE.- Sesión de cabildo abierto del ayuntamiento de Culiacán, en el ejido El Diez, con invitación para los habitantes de El Quemadito. Por supuesto, le llovieron peticiones, de todo tipo, al presidente municipal Gámez Mendívil

COLOFON.- Y hasta aquí por hoy. Nos vamos ya. Invitación para que escuche Altavoz y su Mesa de Análisis, con la conducción del periodista Pablo César Espinoza y la participación de Altagracia González, Francisco Chiquete y quien esto escribe. De 8: 30 a 9: 00 horas, de lunes a viernes, por las estaciones del grupo Chávez, incluida “La Bella”, de aquí de Culiacán. Cuídense mucho y Dios los bendiga. Ahora y siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: