A los centennials no les interesa la política; les importa más la justicia social, revela estudio

CIUDAD DE MÉXICO. Los jóvenes mexicanos de entre 16 y 24 años no se sienten identificados con la política, pero sí buscan participar activamente en movimientos de justicia social.

De acuerdo con un estudio de la organización internacional Luminate, realizado en América Latina, los centennials no tienen clara la diferencia entre hablar de política y de partidos políticos, por lo que prefieren evitar esos temas con sus amigos y familiares, e incluso no compartirlos en redes sociales.

En cambio, prefieren apoyar movimientos sociales, manifestaciones apartidistas o antisistémicas al reconocerlas como formas de resistencia, más que reivindicar sus ideales. Entre los hombres no hay una causa con la que se sientan más representados, mientras que en las mujeres esta afinidad la tienen en el movimiento feminista.

Entre las causas a las que se sienten más apegados están las ambientales, los derechos de los animales y las acciones filantrópicas o de caridad hacia grupos sociales vulnerables.

De acuerdo con el estudio, los jóvenes optan por informarse mediante memes, infografías e influencers. De estos últimos les atrae que hablan de manera más amena y satírica que los formatos tradicionales de noticias. Además, consideran que no tienen líneas editoriales.

 

 

LA POLÍTICA NO ATRAPA A LOS CENTENNIALS

 

Jóvenes mexicanos entre 16 y 24 años no se sienten identificados con la política y se informan mediante influencers, infografías y memes en redes sociales, de acuerdo con un estudio de la organización internacional Luminate.

El estudio señala que la generación conocida como centennial en México no está interesada en la política, pero sí en participar activamente en movimientos de justicia social.

Luminate encuestó a jóvenes de 16 a 24 años de países de América Latina, entre ellos México, Argentina, Brasil y Colombia, con el objetivo de conocer la integración de los jóvenes en los movimientos sociales y políticos de la región.

Al informarse este sector de la población prefiere a los influencers, al considerar que hablan de manera más amena y satírica que los formatos tradicionales de noticias. Además, consideran que no tienen líneas editoriales.

No lo hacen tan alarmante como en las noticias, cuentan las cosas más como chismes que como noticias” “Me gusta su sarcasmo, que se burlan de todo, por ejemplo, había noticias duras, pero aún así las hace en broma, se burlan de los políticos”, son algunas de las expresiones de los jóvenes consultados.

Tres cuartas partes de los centenials entrevistados dijeron que consumen radio y televisión para tener un punto de vista más amplio de temas políticos y tener mayor comprensión de su entorno inmediato, ya sea en temas nacionales o internacionales.

También indicaron que no tienen preferencia por un noticiero o canal de información en radio y televisión.

A veces veo la tele, pero es más de que mi papá la prende y me quedo un rato con él escuchando”, indica una joven de Guanajuato.

Los medios más usados para información de ocio, recreación e información sociopolítica son  Facebook, Instagram, Twitter, TikTok y YouTube.

Los varones indicaron tener preferencia por contenidos de futbol soccer y noticias relacionadas a este deporte en sus ratos libres y de recreación. Las mujeres dijeron preferir tutoriales. Ambos géneros señalaron tener preferencia por la comedia mediante memes con los que generan un reconocimiento de su entorno plasmado de forma satírica y de consumo rápido.

La gran mayoría de las personas entrevistadas que utiliza internet como una herramienta de entretenimiento, aseguró que el contenido más inmediato y breve es el que más consume y más le llama la atención. Eso explica el hecho de que los videos de TikTok hayan tomado en la actualidad una gran relevancia para la juventud en sus momentos de ocio”, indica.

CERO POLÍTICA

Los jóvenes no tienen claro el discernimiento entre hablar de política y partidos. Debido a esto, prefieren evitar el tema con sus amigos y familiares, e incluso, no compartirlo en sus redes sociales. En su percepción, creen que si comparten información es tener una afinidad con algún partido político o personaje político.

La juventud entrevistada se decantó por el apoyo a causas sociales y políticas específicas, más que por movimientos, portando el nihilismo como bandera de no identificación con todo, y a su vez, siendo parte de muchas causas con las que concuerdan, pero que no los limitan.

Las más destacadas fueron las ambientales, los derechos de los animales y las acciones filantrópicas o de caridad hacia grupos sociales vulnerables, destaca el estudio.

 

MORENA Y PAN DIVIDEN SIMPATÍAS

El estudio también dividió a los jóvenes con simpatías hacia Morena y el PAN. Aquellos que dijeron simpatizar con Morena expresaron usar las conferencias mañaneras como canal de información.

Los jóvenes con tendencia hacia Morena expresaron un fortalecido sentido de credibilidad en ‘La Mañanera’”.

 

OBLIGACIÓN ESCOLAR

Los centennials que consumen información impresa (periódicos y revistas) dijeron que optan por ver sus versiones en línea.

Señalaron que el hábito de revisar noticias en estos medios tiene un antecedente de obligación escolar para sus carreras, razón por la cual, los jóvenes que dijeron acceder a dichos formatos eran en su mayoría universitarios.

Ninguno dijo tener preferencia por algún periódico. Además, en sus familias no hay una suscripción a ningún periódico. Se evidenció una preferencia hacia la Gaceta de la UNAM debido a su prestigio.

 

DESCONFÍAN DEL CONGRESO

Los centennials mexicanos desconfían del Congreso de la Unión y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, al considerarlas instituciones corruptas, extorsionadoras y de abusos de poder.

De acuerdo con el estudio de la organización internacional Luminate, los

jóvenes mexicanos entre 16 y 24 años manifestaron su rechazo ante la Cámara de Diputados y el Senado por la idea compartida de que los legisladores son corruptos, trabajan poco y reciben “exorbitantes” sumas de dinero.

A esta percepción, se suma que la mayoría de los jóvenes desconocen el trabajo legislativo que se realiza como uno de los Poderes de la Unión en México, indicó el análisis de la organización filantrópica internacional.

Cuando se les preguntó sobre la confianza en el Congreso de la Unión, se generó una primera impresión de incertidumbre. Hubo un número significativo de personas que no conocían la institución o no la relacionaban con el ejercicio legislativo”, señala el informe.

En las entrevistas para el estudio, se les explicó la función del Congreso de la Unión y una vez comprendida la tarea legislativa reiteraron que no confían en dicho poder autónomo y se lo adjudicaron a la mala reputación que tienen tanto diputados, como senadores.

Existe una idea compartida sobre la corrupción en esta institución, propiciada por intereses personales (principalmente económicos) y sobre la tradición de heredar los puestos entre familiares y compadrazgos de quienes ostentan dicho cargo”, destaca el estudio.

En cuanto a la desconfianza hacia la Policía (Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana) se basa en experiencias propias. Casi la totalidad de los entrevistados dijeron que fueron víctimas de algún abuso de poder y extorsión por parte de la policía y quienes no lo han sido, tienen personas conocidas cuyo testimonio ayuda a la creación de este desagrado.

Los centennials afirmaron no confiar plenamente en ninguna institución, a excepción de algunas en las que hayan trabajado y hayan visto que el funcionamiento de la estructura interna se da de manera que ellos consideran buena o satisfactoria.

Además, como línea general, la mayoría de los jóvenes que participaron de esta investigación manifestaron no sentirse representados por instituciones, partidos políticos, o candidatos.

Con información de Excelsior…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: