A través del tribunal de barandilla, JAPASA llama a morosos a pagar

Guamúchil Sin.- El problema de autoconectarse para tener agua potable, es decir tomas clandestinas del vital líquido, se ha intensificado en Salvador Alvarado, puesto que sólo en el sector de mayor crecimiento poblacional, en los fraccionamientos Prado y Valles Bonitos JAPASA ha detectado 60 casos.

Enrique Román Cruz Gastélum, gerente de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Salvador Alvarado, manifestó que la toma clandestina del vital líquido es un problema que se ha generalizado, cada caso detectado ha sido turnado al jurídico de la junta, quienes han sido acreedores a una multa de 5 mil pesos y reconoció que muchas personas afectadas han hecho caso omiso y a través del tribunal de barandilla los han citado para llegar a acuerdos y convenios de pago, tanto de la multa como del rezago del servicio para que puedan volver a conectarse y gozar del beneficio del agua potable.

El gerente de la paramunicipal indicó que las cuadrillas han redoblado acciones para tratar de poner fin a este problema tan añejo que ha afectado las finanzas de la junta, ya que además de la morosidad, quienes intentar conectarse de manera clandestina han provocado fugas grandes de agua y ha duplicado los gastos de la junta.

Cruz Gastélum destacó que sí hay usuarios cumplidos que después de haber sido multados han hecho compromisos de pago para regularizar su situación, pero dijo son más lo que no, y es por ello que espera que a través de los requerimientos que realizan este problema termine y aunado a esto dijo también espera que con la próxima instalación de las oficinas en este sector den buen resultado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: