Acusan a Cabeza de Vaca de usar las mismas empresas fantasma que el Cártel de Sinaloa

Ciudad de México.- El gobernador del norteño estado mexicano de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, compró inmuebles a través de dos empresas fantasma que en otras ocasiones fueron usadas por el Cártel de Sinaloa para lavar dinero, señaló este viernes el Gobierno mexicano.

“No quiere decir que el Cártel de Sinaloa esté relacionado con el señor Francisco ‘N’ (García Cabeza de Vaca), sino que empresas con las que tiene transacciones financieras son empresas que han sido utilizadas por el crimen organizado”, expresó ante la Cámara de Diputados Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda.

García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas desde 2016 con el derechista Partido Acción Nacional (PAN), afronta un juicio político en la Cámara de Diputados federal a raíz de una denuncia por corrupción interpuesta por la Fiscalía General de la República.

Las primeras audiencias arrancaron este viernes de manera virtual por la pandemia y con la intervención del titular de la UIF, organismo que ha recabado información con la que la Fiscalía diseñó la acusación.

Entre las varias irregularidades detectadas por el organismo, Nieto destacó “una compra de departamentos con recursos de posible procedencia ilícita”.

En 2013, Cabeza de Vaca habría recibido 14.3 millones de pesos (unos 700 mil dólares) de una sociedad financiera, que a su vez obtuvo los recursos por parte de dos empresas fantasma que actualmente tienen las operaciones congeladas por haber servido al Cártel de Sinaloa para “lavar dinero”.

Si bien, Nieto no concluyó ninguna relación entre el político y el grupo del narcotráfico.

El inmueble que compró Cabeza de Vaca con ese dinero es un departamento en la lujosa zona de Bosques de Santa Fe, en Ciudad de México, con un valor de 42 millones de pesos (unos 2.1 millones de dólares)

El gobernador también cuenta con un rancho en Soto la Marina (Tamaulipas) de 63.4 millones de pesos (unos 3,1 millones de dólares).

La UIF también ha detectado otros dos ranchos y una casa en Tamaulipas, así como 20 propiedades en Texas (Estados Unidos) vinculadas a Cabeza de Vaca a través de empresas, familiares y socios.

“En general se trata de inmuebles adquiridos no solo de manera personal, sino también a partir de mecanismos de copropiedad y empresas donde resulta accionista”, dijo Nieto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: