Aguaruto y la descomposición de los penales en Sinaloa

POLVORÍN.- Lo ocurrido la noche de este sábado en el penal de Aguaruto en Culiacán revela la grave descomposición que se vive en dicho centro penitenciario donde los reos pueden hacer lo que les venga en gana, incluso privar de la vida a quienes ahí purgan sus condenas.

Los penales por sí sólo son un polvorín pero su nivel de riesgo se eleva cuando reos de alta peligrosidad son recluidos en centros penitenciarios que no cuentan con los protocolos o niveles de seguridad necesarios para enfrentar casos como los de la noche del sábado.

A la falta de presupuesto, personal e infraestructura hay que sumar la evidente corrupción que existe y que permite que un reo acceda a un arma de fuego y la descargue contra otros internos privándolos de la vida.

Se trata, desde luego, de una de las principales papas calientes de la administración estatal y queda como uno de los grandes pendientes en materia de seguridad en la gestión de Quirino Ordaz.

Para muestra lo ocurrido en octubre del 2019, en el marco del “Culiacanazo” cuando se dio la fuga masiva de reos del penal de Aguaruto.

Ahora que se da por un hecho que el Secretario de Seguridad Pública, Cristobal Castañeda Camarillo, tendrá continuidad en el gobierno de Rocha contará con una nueva oportunidad para poner orden en el centro penitenciario.

Veremos si lo consigue.

YA ES VERDE.- Este lunes entra en vigor el nuevo semáforo COVID para el país donde Sinaloa regresa por fin al color verde, el de menor riesgo de acuerdo a los lineamientos del gobierno federal.

No son pocos los sectores que se muestran escépticos ante el cambio pero, en honor a la verdad, valga decir que en Sinaloa sí existe menor incidencia del nuevo coronavirus y la ocupación hospitalaria disminuyó considerablemente.

El gobernador Quirino Ordaz salió a defender ferozmente el nuevo color para Sinaloa y recordó que es la federación quien hace los ajustes en función del avance o retroceso que tenga cada entidad federativa.

Si en rojo la crítica era demoledora porqué no reconocer que el verde representa un avance y demuestra que las cosas van bien en Sinaloa, refirió a los detractores el mandatario estatal.

Y es que la burra no era arisca y pues ya vimos hace unos meses que después del verde de las campañas electorales vino una devastadora tercera ola que le costó la muerte a miles de sinaloenses.

Esperemos que después de este verde no venga una cuarta, nadie lo queremos.

SEÑALES DE VIDA.- Después de sufrir dos derrotas consecutivas y perder políticamente casi todo en Guasave, los directivos del partido en esa región se pusieron las pilas y decidieron retomar las actividades con su base militante y con la sociedad en general.

Lo hicieron a través de un tianguis sabatino que operará en la explanada del PRI en este municipio, idea, que según comentó el dirigente Pedro Flores Carvajal, surge en el ánimo de proporcionarles a los vendedores un espacio limpio, cómodo, seguro y sobre todo gratuito, para que puedan comercializar sus productos.

El proyecto fue bien recibido y de entrada se habilitaron en la explanada al menos un centenar de espacios para la operación del tianguis que en fecha próxima podría ampliarse también a los domingos.

La militancia de Guasave siempre fue considerada como el principal bastión del PRI en Sinaloa pero el reciclamiento de los mismos de siempre terminó por hartar, no sólo a sus miembros, sino a la sociedad en general.

El reto para el dirigente Pedro Flores y la nueva hornada de liderazgos priístas, entre ellos los regidores electos, Luis Antonio López Quiñónez y Luis Fernando Velázquez, es mantener el partido en movimiento y reconectar con el pueblo.

No parece una tarea fácil en las condiciones desfavorables que quedaron después del 2018 y el 2021 pero lo del tianguis es una muestra de que lo están intentando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: