MONTERREY, NUEVO LEÓN, 15JUNIO2018.- En un evento organizado por la CAINTRA y empresarios en Nuevo León, "Diálogos con candidatos presidenciales" Ricardo Anaya, candidato a la presidencia de México, acudió a las instalaciones de CINTERMEX y en su discurso ofreció apliar el metro de la ciudad a diferentes municipios. FOTO: GABRIELA PÉREZ MONTIEL /CUARTOSCURO.COM

Anaya advierte que la desigualdad ‘es un caldo de cultivo para la inestabilidad social’

Ciudad de México.- El excandidato presidencial del PAN, Ricardo Anaya, advirtió que la desigualdad extrema en la que se encuentran millones de mexicanos es “un caldo de cultivo para la inestabilidad social y el florecimiento de los regímenes populistas que aprovechan para polarizar”, por lo que es urgente “emparejar el piso para que todo mundo tenga oportunidades” y lograr una mejor distribución de los recursos.

A través de un video mensaje difundido en sus redes sociales, aseguró que no se trata de “lograr una mayor igualdad haciendo que todos sean más pobres” como intenta el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

También, rechazó que actualmente exista bienestar para los mexicanos “porque está creciendo el desempleo, no hay medicamentos para niños con cáncer y tampoco se tiene crecimiento económico”.

“La desigualdad extrema es el caldo de cultivo perfecto para la inestabilidad social, para el florecimiento de los regímenes populistas, esos que la aprovechan para polarizar y así llegar al poder, y una vez en el gobierno dividen a la sociedad y terminan destruyendo la economía… Cómo hacer el piso más parejo?, ¿cuál es la propuesta?, ¿cómo se resuelve el problema, con crecimiento económico o mediante la redistribución? Muchos pensamos que ambas condiciones son necesarias”.

El panista explicó que la responsabilidad de “la pésima distribución de la riqueza es del gobierno que no ha sabido construir una cancha más pareja”, porque no se trata de “un tema de buenos y malos, sino  de instituciones que no funcionan y que sí se pueden corregir”. “Obviamente no es culpa de los más pobres, que están ahí por la falta de oportunidades y no por falta de esfuerzo. Pero tampoco es culpa de los ricos, muchos llegaron ahí por su talento y por su esfuerzo, aunque evidentemente también por las oportunidades que tuvieron en la vida. La responsabilidad de esa pésima distribución dentro del edificio es principalmente del gobierno que no ha sabido construir una cancha más pareja.

No es un tema de bueno y malos, es un tema de instituciones que no funcionan y que sí podemos corregir”. Ricardo Anaya afirmó que sin inversión no puede haber crecimiento “y este gobierno ha hecho todo lo necesario para ahuyentar la inversión”, por lo que “la clave” es que se tengan ingresos suficientes para que todos “se encuentre en la formalidad, y quien gane más tendrá que pagar más”, a cambio la administración federal debe gastar en lo correcto y con honestidad, “no en ocurrencias como la refinería de Dos Bocas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: