Andrés Roemer usó a “La Ciudad de las Ideas” como un pretexto para atraer a sus víctimas

Ciudad de México.– La comunicadora Talia Margolis se unió a las denuncias sobre acoso sexual por parte del y Embajador de Buena Voluntad por parte de la UNESCO, Andrés Roemer Slomianski, pues -a través de Ciudad de las Ideas- también fue víctima del escritor mexicano.

En el contexto del movimiento #MeToo, en el que mujeres de todo el mundo que participaban en medios de comunicación realizaron denuncias públicas en contra de personajes influyentes que laboraban en el la industria del entretenimiento y la información.

“Lo conocí en organización que otorgaba becas a jóvenes, lo admiraba por la manera en como hablaba. Me invitó a su casa para una entrevista de trabajo, porque me ofreció laborar en Ciudad e las Ideas”, detalló Talia en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula.

Fue en 2009 cuando Andrés Roemer la citó en una dirección que no sabía que era su casa para una supuesta entrevista de trabajo y, al igual que los testimonios de otras mujeres, fue invitada a pasar a un tipo sótano, cuyo espacio era angosto y donde “Andrés se encontraba sirviéndose un vino”.

“Me pasó a un cuarto que parecía sala de cine. Se acercó a mi y rodeo mis piernas con las suyas. Empezó con los comentarios fuera de lugar. Me dijo ‘Que ricas chichis tienes’, me pare y le pedí que me respetara”, narró Talia.

Ante esto, la comunicóloga  le recordó que ella se encontraba en su casa porque le había otorgado una entrevista para hablar de trabajo, él se río, “me pidió una disculpa y me invitó a sentarme de nuevo”.

Sin embargo, el escritor mexicano no detuvo sus comentarios acosadores y “me preguntó si estaba depilada, así que me salí de su casa”.

“No debería existir comentarios, ni miradas que nos haga sentir incomodas”, aseguró Margolis

Respecto a la investigación que habría abierto la Fiscalía de la Ciudad de México sobre este caso, Talia Margolis dijo que solo lo hace porque ya van 11 denuncias, pero eso “me motiva a poder seguir, pues es un hombre poderoso (Andrés Roemer) y tengo miedo”.

“No sé que vaya a suceder, también se están filtrando casos y eso genera miedo al realizar denuncia
cuando un hombre así acosa a mujer da miedo, paraliza, porque el sistema en el que vivimos no da apoyo y protección a las victimas, es un proceso delicado, pero lo que me motiva es que somos más mujeres que vamos a ser escuchadas”, aseveró Margolis.

Cabe mencionar que la UNESCO, donde entre el 2017 y 2019 fue Embajador de Buena Voluntad para el Cambio Social y el Libre Flujo de Conocimiento, tampoco se ha posicionado al respecto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: