Ante cuarta ola de contagios, personas de 50 a 59 años esperaban con ansias la tercera dosis de refuerzo

Guasave, Sin.- Durante un recorrido por el punto de vacunación del Ecea, donde prácticamente lucía solo en este primer día del operativo, para aplicar la tercera dosis de refuerzo al sector de 50-59 años, la señora, María Antonia Soto, de Ruiz Cortines, manifestó sentirse contenta y que esperaba con ansia este momento, ya que muchas personas se han contagiado en esta cuarta ola, además manifestó que, se le hicieron eternos los días debido a que una de sus hijas se enfermó y tiene una hermana que padece cáncer, y a ella le fue muy mal hace un año.

“Yo me siento contenta porque, yo ansiaba ya porque es demasiado la gente que esta contagiada ahorita, de hecho, en la familia a habido contagios y pues estábamos esperando nada mas el día, mas por mi hermana que ella padece de cáncer y pues esta vulnerable, se me hicieron eternos los días, mas que nada porque mi hija estaba enferma, y mi hermana después del año nuevo ellos estuvieron mal, y aparte yo estuve muy mal hace un año de Covid”.

 

Por su parte, el comisario municipal del Progreso, Saul Arce López, señaló que esta es su primera dosis, debido a que el año pasado cuando le tocaba vacunarse se enfermó de Covid-19, y luego se vino el pánico, ya que su amigo excomisario del Sacrificio, falleció al aplicarse la vacuna, pero hoy al ver tantos contagios por la cuarta ola, se armó de valor y decidió acudir a inmunizarse por primera vez.

“Así es, es mi primera dosis, la mera verdad que tenia un poquito de temor vacunarme pero es nuestro deber como ciudadano, tenemos que vacunarnos, por seguridad, por salud y mas que nada por ética para no contagiar a las demás personas, los invito que vengan a vacunarse, tengo un poquito de miedillo pero pues la cosa es de que todos estemos vacunados, cuando me toco la vacuna a mi me contagie de Covid, la mera verdad pues si me vi un poquillo mal, cuando decido aplicármela de nueva cuenta en la fila fallece un comisario de Sacrificio, a lo mejor el temor no se y entre en pánico, y ya no me quise vacunar, pero es nuestro deber y hay que vacunarse la neta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: