Ante el Congreso de Sinaloa problemas de escuelas tomadas en Ahome

Los Mochis, Sin.- La serie de problemas de infraestructura educativa que se viven en el norte de Sinaloa, falta de cableado, subestaciones eléctricas inoperantes, así como de salud que se refleja en maestros contagiados por COVID 19, originarán que el Congreso del Estado tome cartas en el asunto y exhorte a la secretaría de Educación Pública, Graciela Domínguez Nava, un diagnóstico de la situación y pronta respuesta a los problemas.

El diputado local José Manuel Luque Rojas, presidente de la Comisión de Educación en el Congreso de Sinaloa, avaló el comportamiento de las madres y padres de familia de la primaria “Emiliano Zapata”, del ejido del mismo nombre en la sindicatura de Ahome, y dijo que la SEPyC tiene que dar una respuesta pronta e inmediata a la falta de energía eléctrica que no permite el funcionamiento de aparatos refrigerantes o de ventilación.

“Yo mismo iré por la escuela para verificar, y buscaré una reunión con la secretaria Graciela Domínguez Nava para plantearle el problema”, ofreció el legislador sinaloense.

Esta mañana las madres y padres de familia, acompañados por sus hijos, tomaron el plantel educativo y exigieron a voz en coro que querían luz; “queremos luz… queremos luz…”, en demanda de energía eléctrica para solventar las elevadas temperaturas.

Y respecto del problema de salud de la escuela secundaria técnica número 70 del Poblado 7, Valle de El Carrizo, Luque Rojas criticó al director del plantel, profesor Jaime Calvillo Cervantes, quien sin asumir los protocolos sanitarios vigentes y que exigen las autoridades de Salud, prácticamente obliga a los maestros contagiados por COVID a dar clases y exponer a los alumnos.

“No está aplicando de manera correcta el protocolo”, dijo.

Por razones obvias el maestro contagiado por COVID o alguna otra cosa no tiene por qué presentarse a trabajar, esto atenta contra toda regla, “si el director está obligando que algún maestro o maestra acuda a dar clases a pesar de un diagnóstico positivo, está faltando a la medida”.

Luque Rojas indicó que no es posible que el director actúe con esa irresponsabilidad y ponga en riesgo la salud de los alumnos al no considerar el estado de contagio de los maestros.

Las madres de familia decidieron tomar la escuela y no permitir el acceso al director esta mañana, en protesta por la actitud de éste al presionar a los maestros para que den sus clases sin atender el riesgo en la salud de los alumnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: