Arremete AMLO nuevamente contra el neoliberalismo

Ciudad de México.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a la carga contra lo que él llama periodo neoliberal que benefició más a los “traficantes de influencia”, que ni siquiera se les puede llamar empresarios, porque entre éstos verdaderos hombres de negocios hay una ética.

Lo que sucedió en el período neoliberal surgieron los “traficantes de influencia”, y recordó cuando el expresidente Carlos Salinas decide entregar los bancos a sus hermanos, y hay un caso de un amigo suyo al que le dio una institución bancaria.

“Estos traficantes de influencia, con la complicidad de los gobernantes hicieron su agosto, se dedicaron a robar, a robarle al pueblo porque hay que llamar a las cosas por su nombre. Antes hasta los hacían creer que el ratero era el que se robaba una gallina, un pavo, la ropa que dejaban tendida en el patio, los cilindros de gas, la bicicleta… esos eran los rateros, y los grandes ladrones corruptos ni siquiera perdían su respetabilidad”, dijo.

Qué fue lo que hicieron, saquearon, robaron. Imagínense, si a una empresa le condonan 20 mil millones de impuestos, pues eso ya no ingresa a la Hacienda Pública y no se garantiza promover el desarrollo ni combatir la pobreza. “Ese es un robo vil”, sentenció.

Lo de Odebrecht era eso, llegaban, sobornaban a los funcionarios, los convertían hasta en sus empleados, y obtenían contratos jugosísimos. Por eso los contratos en el caso de Odebrecht, cuando se hace planta de Etileno, les empiezan a devolver el IVA, cuando empiezan a construirla, de modo que con ese procedimiento de devolución construyen la planta.

Con eso y con créditos de la Banca de Desarrollo, y todavía obligan a Pemex a que les venda gas subsidiado, y si no le entrega el gas tendría que pagar una multa, todo esto se firmó en el gobierno de Felipe Calderón y continuó con el de Enrique Peña Nieto.

Y aquí introdujo el tema de la industria eléctrica, y dijo que no quieren dejar de robar y mencionó a las empresas que todos los días señala como beneficiarias del tema de reforma eléctrica de gobiernos pasados.

“Fue tráfico de influencias, y les debería dar vergüenza, y deberían de estar arrepentidos y ayudando a que saquemos adelante a la industria eléctrica nacional”, indicó.

Con esas acciones estuvieron a punto de quebrar a la Comisión Federal de Electricidad, y generar condiciones de tarifas altísimas.

“Y todavía quieren provocar el caos, el desorden… con la anuncia y protección de autoridades irresponsables y corruptas”, sostuvo.

Y lo de Odebrecht tienen que entender que son otros tiempos, hay dos posibilidades: juicio contra las empresas y es demostrable que actuaron con ventaja, que sobornaron a autoridades y que ni siquiera son contratos legales, pero eso implica ir a tribunales internacionales que están controlados por abogados de despachos famosos, ese es un camino, a sabiendas que no se va a ganar.

El otro camino es, a ver, vamos a revisar los contratos. No es solución de fondo pero es enderezar entuertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: