Así es la tumba nuclear que hay en Chihuahua, causada por “El Chernóbil mexicano”

CHIHUAHUA.-En el estado de Chihuahua hay una tumba nuclear que tiene los restos de uno de los mayores desastres de este tipo ocurrido en nuestro país, que muchos calificaron como “El Chernóbil mexicano“.

La dispersión accidental de 450 curios (Ci) de Cobalto-60 provenientes de una unidad de teleterapia, constituye, según las autoridades, el accidente radiológico de mayor importancia acaecido en nuestro país, en los últimos años.

Para el depósito definitivo del material radiactivo recuperado se cuenta actualmente con un sitio localizado en el mismo estado de Chihuahua, en el lugar denominado La Pedrera , en el cual existen hasta la fecha 16 mil m3 de tierra contaminada, donde se han construido fosas especiales.

Con esto se terminó la fase de descontaminación y traslado de desechos.

Cronología del accidente por contaminación con cobalto-60 México en 1984

  • 25 de noviembre de 1977

El Centro Médico de Especialidades, S.A., de Ciudad Juárez, Chihuahua, adqurió de la compañía X-Ray Equipment Co. una unidad de teleterapia con una fuente de Cobalto-60 de 1003 Ci, la cual introdujo al país sin cumplir con todos los requisitos de importación vigentes. Por razones que se ignoran, dicha unidad fue almacenada hasta fines de noviembre de 1983. En ese tiempo, el Instituto Nacional de Energía Nuclear autorizaba la importación y otorgaba la licencia para el uso y posesión de material radiactivo.

Unidad de teleterapia similar a la que se deshuesó.

  • 6 de diciembre de 1983

La fuente radiactiva fue extraída de su blindaje principal (cabezal), colocada en una camioneta pick-up, y ahí, por curiosidad, fue perforada la cápsula de la fuente. La fuente fue llevada al depósito de chatarra ” Yonke Fénix” y vendida como chatarra, iniciándose así la dispersión de los gránulos de Cobalto. La camioneta contaminada con aproximadamente 60 Ci de Co-60 tue estacionada en la calle de Aldama, entre las calles de Azucenas y Gardenias. Debido a una descompostura, permaneció ahí hasta el 26 de enero de 1984, fecha en que fue localizada por personal de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS).

  • 14 de diciembre de 1983

En esta fecha ya se había iniciado la fabricación de productos de acero con la chatarra contaminada.

  • Enero de 1984

Se exportó a Estados Unidos varilla para construcción y bases metálicas para mesas.

  • 16 de enero de 1984

De manera fortuita se descubrió la contaminación en el estado de Nuevo México, EU, al pasar casualmente un camión con varilla importada de México frente a la entrada del Laboratorio Los Alamos, donde los detectores ahí instalados indicaron la presencia de radiación.

  • 17 y 18 de enero de 1984

Investigadores estadunidenses rastrearon el origen de la contaminación hasta Aceros de Chihuahua, S.A.

  • 19 de enero de 1984

La CNSNS recibió el aviso del Departamento de Salud del estado de Texas, EU, de que se había detectado contaminación radiactiva en varilla corrugada para construcción, procedente de la empresa Aceros de Chihuahua, S.A. (Achisa). Posteriormente, esta información fue confirmada por la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos (USNRC), además, señaló que el radioisótopo contaminante probablemente era Cobalto-60.

  • 19 de enero de 1984

Personal de la CNSNS se trasladó a la ciudad de Chihuahua para empezar la investigación en la planta de Achisa.

  • 20 de enero de 1984

Otro grupo de la CNSNS inició las investigaciones en Ciudad Juárez, comprobando que el Yonke Fénix estaba contaminado y presentaba altos niveles de radiación.

  • 21 de enero de 1984

Se identificó que el contaminante de la varilla era Cobalto-60. Se encontraron recibos de compra del deshuesadaro que amparaban chatarra que resultó estar contaminada. Se descubrió que la maquiladora Falcón de Juárez, S.A. tenía la producción y las instalaciones contaminadas.

  • 22 de enero de 1984

Se encontraron pellets en las calles de Ciudad Juárez. Se analizaron los recibos de compra de materiales contaminados deduciéndose que la fecha probable del inicio de la contaminación fue el 6 de diciembre de 1983.

Fuente radioactiva.

  • 23 de enero de 1984

Se empezaron las labores de descontaminación en la maquiladora Falcón de Juárez, S.A.

  • 24 de enero de 1984

Se inició en Ciudad Juárez el rastreo de material radiactivo.

  • 25 de enero de 1984

Se iniciaron los exámenes médicos de los trabajadores del “Yonke Fénix.”

  • 26 de enero de 1984

Se terminó la descontaminación de Falcón de Juárez. Por la noche se localizó la camioneta donde se transportó la fuente radiactiva.

Tamaño de los pellets de Cobalto-60.

  • 30 de enero de 1984

Se empezaron los exámenes médicos de los vecinos de la zona donde estuvo estacionada la camioneta.

  • 02 de febrero de 1984

Con un helicóptero se realizó una inspección aérea de Ciudad Juárez, Chihuahua.

  • 03 de febrero de 1984

Se inició la búsqueda de varilla contaminada de acuerdo con la lista de distribuidores proporcionada por Achisa.

Planta Achisa vista desde el cielo.

  • 08 de febrero de 1984

Se inició la descontaminación del depósito de chatarra.

  • 14 de febrero 1984

Se llenó de concreto el compartimiento de carga de la camtoneta contaminada, con el propósito de reducir los niveles de radiación durante su transporte.

  • 17 de febrero de 1984

Se encontró el contenedor interno de la fuente radiactiva con una actividad residual de 5 Ci (curios) aproximadamente.

  • 01 de marzo de 1984

Se trasladó la camioneta contaminada desde el parque El Chamizal a un terreno fuera de la ciudad.

Así eran las labores de descontaminación.

  • 18 a 20 de marzo de 1984

Un helicóptero del Departamento de Energía de EU (USDOE, por sus siglas en inglés), equipado con detectores de alta sensibilidad, sobrevoló Ciudad Juárez .

  • 21 de marzo de 1984

El helicóptero antes mencionado sobrevoló la ciudad de Chihuahua.

¿Cómo se llamó el hombre que deshuesó la máquina de radioterapia?

Se llamaba Vicente Sotelo Alardín, era técnico de mantenimiento del Centro Médico de Especialidades, y en los primeros días del mes de diciembre de 1983 desarmó el cabezal de la unidad y extrajo de allí un cilindro en cuyo interior se encontraba el Cobalto-60. La operación anterior la realizó sin ninguna ayuda. Además de retirar el cabezal, también separó otras partes de la unidad, entre ellas la mesa de tralamiento.

El gran peso de las partes metálicas de que constaba la unidad motivó en gran parte la tarea de Vicente Sotelo, ya que el objetivo de esta persona era vender como chatarra dichas partes. En particular, la parte donde se encontraba la fuente pesaba alrededor de cien kilogramos, e hizo necesario que Ricardo Hernández, un amigo de Vicente Sotelo, le ayudara a colocarla en una camioneta con el propósito de transportarla hasta una planta de chatarra.

Se produjeron más de 6 mil toneladas de varillas

Las autoridades de México dijeron que la producción contaminada consitió en tres mil bases para mesa y seis mil 600 toneladas de varilla.

Dichas varillas se usaron para contruir casas, las cuales se determinó que se habrían de destruir.

Las personas expuestas por vivir en casas construidas con varilla contaminada tuvieron una probabilidad ligeramente mayor que la población en general de desarrollar noplasias malignas y defectos genéticos en células reproductoras, sin embargo, la frecuencia esperada de estos efectos es prácticamente despreciable (menor al 1.0 por ciento) e indetectable en estudios epidemiológicos.

Las personas que transportaron, construyeron o manipularon la varilla contaminada tienen un riesgo todavía menor que las personas que han habitado casas construidas con dicha varilla, según autoridades de México.

¿Qué tan peligrosa fue esa radiación?

Los efectos de la radiación en seres humanos se conocen debido a varios grupos de personas expuestos, siendo el grupo más importante el de los sobrevivientes de las bombas nucleares lanzadas sobre Hiroshima Nagasaki.

Cuando ocurren accidentes en donde se irradian personas, los efectos observados sirven para aumentar los conocimientos de los efectos de la radiación en seres humanos. La investigación con otros seres vivos ha sido extensa y los conocimientos se han extrapolado para estimar los efectos en humanos.

Se pueden clasificar los efectos de la exposición a las radiaciones en:

A) Somáticos, si se presentan en el individuo expuesto.
B) Genéticos, cuando afectan a sus descendientes.

Se estima que, como resultado del accidente, aproximadamente cuatro mil personas resultaron expuestas a la radiación, de éstas, casi 80 por ciento recibieron dosis inferiores a los 500 milirem (mrem); 18 por ciento recibió dosis entre 0.5 y 25 rems y, que dos por ciento restante, o sea alrededor de 80 personas, recibieron dosis superiores a los 25 rems.

De este último grupo se considera que cinco personas recibieron dosis que varían desde 300 a 700 rems en un periodo de dos meses. Como resultado de la permanencia de la camioneta en la calle de Aldama de Ciudad Juárez, se debió considerar la posibilidad de que algunos de los vecinos de dicha calle hubieran recibido dosis considerables, por lo que se les envió a unidades hospitalarias del IMSS y de la SSA, a fin de que se les practicaran los exámenes médicos correspondientes. De esta manera se determinó que tres personas había “recibido dosis que excedieron de cien rems”.

¿Qué tanto son los rems?

Según la Asociación Nuclear Mundial, la exposición a más de 100 milisieverts (mSv) al año puede causar cáncer.

Un sieverts equivale a 100 rems. 1 mSv es igual a 0.001 sieverts (Sv).

Teniendo en cuenta esto, el 80 por ciento de las personas afectadas habría recibido 0.005  Sv de radiación de un solo golpe.

De todos los afectados, solo cinco recibieron una dosis entre 300 y 700 rems (3 – 7 Sv).

La exposición a 350 mSv fue el criterio para reubicar a las personas después del accidente de Chernóbil , según la Asociación Nuclear Mundial.

Por ejemplo, una sola dosis de un sievert (1000 mSv) causa enfermedad por radiación como náuseas, vómitos, hemorragias, pero no la muerte. Una sola dosis de 5 sieverts mataría aproximadamente a la mitad de las personas expuestas en un mes.

En un principio se habló de 450 Curios (Ci), actualmente el curio ha sido reemplazado por una unidad derivada del Sistema Internacional (SI), el becquerel (Bq): 1 Bq = 2,703 × 10-11 Ci. O sea 1 Ci = 3.7 x 10^10 Bq.

¿Qué es el Cobalto-60?

  • El Cobalto-60 (60Co) es un isótopo radiactivo del cobalto, con una vida media de 5.27 años.
  • Un gramo de 60Co contiene aproximadamente 50 curies (1.85 terabecquerels) de radiactividad.
  • Esa cantidad de 60Co podría irradiar una persona con aproximadamente 0.5 Gray de radiación ionizante por minuto (en el SI: 0.5 sievert/min, siendo para este tipo de radiación ionizante sobre el cuerpo entero, los valores del gray y del sievert notablemente equivalentes).
  • Una dosis al cuerpo entero de aproximadamente 3 a 4 sieverts mata al 50 % de una población en 30 días, y puede acumularse  en pocos minutos de exposición a 1g de 60Co.

La tumba nuclear

En febrero de 1984 se localizó un sitio en el desierto de Samalayuca, cercano a la estación denominada Desierto, del ferrocarril Chihuahua-Ciudad Juárez para el cementerio nuclear.

Este sitio pudo recibir aproximadamen diez mi toneladas de desechos en forma de varilla, bases metálicas, chatarra, escoria, tierra contaminada y otros objetos de mayor masa.

Los estudios geohidrológicos efectuados durante mayo y junio de 1984, así como los estudios meteorológicos y climatológicos de la zona indicaron la idoneidad del sitio, habiéndose iniciado las obras de construcción del ‘cementerio” durante junio, julio y agosto.

Relleno de la tumba nuclear.

Al considerar la lejanía de este sitio de otros lugares de la república donde se ha recuperado material radiactivo originado por el mismo accidente, se el gobierno de México optó por utilizar tanto el “cementerio” ubicado en Maquixco, Estado de México, como otro sitio cercano a la ciudad de Mexicali, BC.

En el primero de ellos se han almacenado 70 toneladas de varilla, en tanto que en el otro han sido depositado 115 toneladas de varilla.

Entierro de la camioneta.

Con información de El Imparcial…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: