Bloquean orden de Trump para distinguir a residentes ilegales en Censo

Estados Unidos.- Un panel de tres jueces federales de Estados Unidos dijo el jueves que la orden ejecutiva del presidente Donald Trump para excluir a las personas que residen ilegalmente en el país a la hora de trazar los distritos para el Congreso viola la ley.

Los jueces federales en Nueva York emitieron un interdicto para frenar la orden de Trump, y dijeron que ésta causaría daños que durarían una década. Los jueces prohibieron que el secretario de Comercio, Wilbur Ross, cuyo departamento supervisa el Buró del Censo, excluya a las personas que viven ilegalmente en el país cuando entregue las cifras usadas para calcular cuántos escaños tiene cada estado en la Cámara de Representantes.

Según los jueces, la orden presidencial violó las leyes que rigen la ejecución del censo una vez por década y también el proceso para volver a trazar los distritos del Congreso conocido como prorrateo al exigir que se presenten dos conjuntos de números: uno con el recuento total y el otro tratar con personas que viven en el país ilegalmente.

Los jueces dijeron que quienes se encuentran en el país ilegalmente califican como personas para ser contadas en los estados donde residen. Se negaron a decir si la orden violaba la Constitución.

“A lo largo de la historia de la Nación, las cifras utilizadas para determinar la distribución del Congreso – en el lenguaje de los estatutos actuales, la ‘población total’ y el ‘número total de personas’ en cada Estado – han incluido a todas las personas que residen en los Estados Unidos al momento del censo, ya sea ciudadano o no y si vive aquí con o sin estatus legal ”, escribieron los jueces.

as demandas que impugnan la orden presidencial fueron presentadas por una coalición de estados encabezada por Nueva York y varios grupos de derechos civiles. Debido a que las demandas se ocuparon de cuestiones sobre la distribución, fue escuchada por un panel de tres jueces que permite apelar la decisión directamente ante la Corte Suprema de los Estados Unidos.

“Esta es una gran victoria para los derechos de voto y los derechos de los inmigrantes”, dijo Dale Ho, director del Proyecto de Derechos de Voto de la ACLU, uno de los grupos que desafió la orden. “El presidente Trump ha intentado y fracasado una vez más en convertir el censo en un arma contra las comunidades inmigrantes. La ley es clara: todas las personas cuentan en el censo “.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: