Cae otra vez testigo clave del caso Iguala; ‘El Pato’ declaró en 2014 haber matado a normalistas

Ciudad de México.- Patricio Reyes Landa, integrante del grupo criminal Guerreros Unidos e implicado en el caso Iguala, fue detenido ayer.

El Pato fue uno de los primeros en declarar que él y otras personas asesinaron e incineraron en el basurero de Cocula a un grupo de normalistas de Ayotzinapa, el 26 y 27 de septiembre de 2014.

Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los normalistas, indicó a Excélsior que la detención se realizó en el Estado de México.

La información que tengo es que Reyes Landa fue detenido en Tlalnepantla, Estado de México”, sostuvo. Las primeras versiones obtenidas por este diario apuntaban a que la captura de El Pato ocurrió cerca de Tepoztlán, Morelos, municipio que colinda con otro también llamado Tlalnepantla. Al cierre de esta edición, autoridades de dicha entidad no habían confirmado la detención.

El litigante señaló que, de momento, desconoce qué acción penal pesa sobre Reyes Landa. “No sabemos ahorita de qué se trata, pero no tiene que ver con el caso Ayotzinapa”, sostuvo. Agregó que El Pato estaba brindando información. “Es lo que tenemos entendido, aunque no lo puedo corroborar”.

Reyes Landa, cuyo testimonio fue clave para construir lo que el entonces procurador general, Jesús Murillo Karam, después llamó “la verdad histórica” del caso, fue puesto a disposición del MP el 27 de octubre de 2014, un mes después de la desaparición de los estudiantes. Retomó su libertad en octubre de 2018, ya que un juez de distrito confirmó que sus declaraciones fueron hechas bajo tortura.

En el transcurso del camino me iban dando electricidad en los testículos y en todo el cuerpo”, dijo El Pato en ese entonces. Junto con Agustín García Reyes, El Chereje, y Jonathan Osorio, El Jona –otros que aseveraron que varios de los 43 habían sido asesinados y calcinados en el basurero de Cocula–, quedó absuelto de los delitos de delincuencia organizada y el secuestro de los normalistas.

DE LA PRISIÓN A LAS CALLES

  • Detenido tras un mes de los hechos.
  • Fue de los primeros en declarar que él y otras personas asesinaron e incineraron a normalistas.
  • Quedó libre y absuelto en octubre de 2018, tras comprobarse que fue torturado por autoridades.

 

 

 

El vocero de los padres de los normalistas de Ayotzinapa descarta que la detención esté ligada a la desaparición de los jóvenes; Patricio Reyes fue liberado en 2018 tras alegar tortura

Patricio Reyes Landa, El Pato, integrante del grupo criminal Guerrero Unidos, uno de los primeros en declarar que él junto con otras personas habían asesinado y quemado en el basurero de Cocula a un grupo de normalistas de Ayotzinapa el 26 y 27 de septiembre de 2014, fue detenido ayer.

Vidulfo Rosales Sierra, abogado de los padres de los normalistas, confirmó a Excélsior que Reyes Landa, quien retomó su libertad en octubre de 2018, ya que un juez de Distrito confirmó que sus declaraciones fueron hechas bajo tortura, fue detenido en Tlalnepantla, Estado de México.

“En el transcurso del camino me iban dando electricidad en los testículos y en todo el cuerpo”, declaró Reyes Landa, puesto a disposición del Ministerio Público el 27 de octubre de 2014, un mes después de la desaparición de los estudiantes, de quienes aún sigue sin conocerse su paradero.

Las primeras versiones obtenidas por este diario sobre la detención de Reyes Landa señalaron que había sido arrestado cerca de Tepoztlán, Morelos. Se intentó contactar al fiscal Omar Gómez, titular de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa, pero no hubo respuesta.

Al cierre de esta edición, autoridades de Morelos no habían confirmado ningún operativo relacionado con la detención de El Pato.

“La información que tengo es que Reyes Landa fue detenido en Tlalnepantla, Estado de México, una acción penal que nosotros desconocemos, no sabemos ahorita de qué se trata, pero no tiene que ver con el caso Ayotzinapa”, dijo Rosales Sierra.

Esta detención se da a unos días de que se cumplan siete años de la desaparición de los normalistas, en una combinación de policías de distintas corporaciones municipales de Guerrero y el grupo criminal Guerreros Unidos, en pugna con otros criminales, Los Rojos.

El 7 de noviembre de 2014, cuando el entonces procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, ofreció una conferencia para dar a conocer que un número importante de los 43 normalistas los había asesinado y calcinado en un basurero de Cocula, basó su aseveración en el testimonio de Reyes Landa, Jonathan Osorio, El Jona, y Agustín García Reyes, El Chereje.

Según las declaraciones de Vidulfo Reyes en torno a lo que sabía sobre Reyes Landa es que, “hasta donde tengo entendido, él estaba brindando información, eso es lo que tenemos entendido, aunque no lo puedo corroborar”, repuso el abogado de los padres de los 43 normalistas desparecidos.

Patricio Reyes dejó la cárcel el 26 de octubre de 2018, junto con El Chereje  y El Jona, y quedaron absueltos de cargos relacionados con delitos de delincuencia organizada y secuestro de los 43 estudiantes.

Sobre la tortura que El Pato denunció haber sufrido para declarar lo que dio pie a la llamada “verdad histórica” de Murillo Karam, en distintos documentos de derechos humanos, en este caso del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, está el reporte médico practicado a Reyes Landa.

Con información de Excélsior

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: